Parroquia del Señor de la Misericordia, Ocotlán, Jalisco

170° Aniversario de la aparición de Jesucristo en el cielo de Ocotlán

J. Jesús Brambila Clemente

Coordinador de la Pastoral de la Comunicación de Ocotlán

 

Después del sismo de octubre 2 de 1847, Jesús Crucificado se hizo presente y visible, este hecho se conoce como “El Prodigio de Ocotlán”. El 3 de octubre se recuerda el milagro que acrecentó la Fe y cambió la historia de la comunidad; los fieles celebran esta fecha con tradición y regocijo.

Ocotlán, Jalisco se encuentra a 75 kilómetros de Guadalajara, junto al Lago de Chapala, en la Región Ciénega. Fue fundada el 6 de marzo de 1530 por el General Nuño Beltrán de Guzmán y Evangelizada por los Frailes Franciscanos encabezados por Fray Antonio de Segovia, quién legó a la comunidad la Imagen de Nuestra Señora de Ocotlán, a quien nombraron junto a Santiago Apóstol como Patrones de la comunidad. Posterior al inicio de la cristianización, en el siglo XVI los Frailes Franciscanos levantaron la Capilla de La Purísima y un hospital, los Agustinos concluyeron estas obras y posteriormente el gobierno eclesial pasó a manos del clero de Michoacán y después a Guadalajara.

Por deseo del Obispo Fray Antonio Alcalde, en 1795 la comunidad pasó a ser parte de la Iglesia de Guadalajara, y el 12 de julio del mismo año fue elevada a categoría de Parroquia, siendo su primer Párroco el señor Cura José Antonio Baquedano. Hace aproximadamente cuarenta años que se desmembraron de esta parroquia otras nuevas, y dejó de llamarse “Parroquia de Ocotlán” para convertirse en la Parroquia del Señor de la Misericordia de Ocotlán, perteneciente al Decanato de Ocotlán y a la Vicaría Foránea del Señor de la Misericordia.

Ocotlán se caracteriza actualmente por ser la capital nacional del mueble, siendo este ramo uno de los principales sustentos para las familias ocotlenses, además de la agricultura y el comercio. La población de Ocotlán asciende a los 100 mil habitantes; según el último censo oficial, la religión Católica es profesada por la mayoría de la población (94.84%). En Ocotlán existen centros educativos de educación básica, media superior y superior.

El Prodigio de Ocotlán

Los acontecimientos del Prodigio vienen a marcar la historia de la parroquia y de la Arquidiócesis de Guadalajara. El 2 de octubre de 1847 un sismo de gran magnitud redujo a escombros al pueblo de Ocotlán, la iglesia parroquial también cayó, solo quedó en pie la Capilla de La Purísima y la hacienda de la familia Castellanos Tapia, edificios que sirvieron como refugio para los damnificados. El domingo 3 de octubre, a eso de las nueve de la mañana, mientras más de dos mil personas se preparaban para el inicio de la Santa Misa en el atrio de la capilla, se vio al noroeste, en medio de un par de nubes muy blancas la imagen perfecta de Jesucristo Crucificado, la aparición duró más de media hora; los fieles asombrados exclamaban, “Misericordia Señor”. De aquí surgió la Advocación del Señor de la Misericordia de Ocotlán. Entre los presentes se encontraban el señor Cura Julián Martín del Campo y el Padre Julián Navarro, párroco y vicario respectivamente, así como el alcalde Antonio Robledo.

Durante muchos años se trabajó en la reconstrucción de la ciudad y del templo parroquial, siendo el 29 de septiembre de 1870 cuando fue consagrado y bendecido bajo la titularidad del Señor de la Misericordia.

En 1847 y 1897 se juramentaron numerosos testimonios ante notario público y ante la autoridad Eclesiástica Diocesana; y fue hasta el 29 de septiembre de 1911 cuando el Arzobispo de Guadalajara José de Jesús Ortiz mediante un edicto aprobó la aparición de Jesucristo como un hecho verdadero, histórico y comprobado.

El Arzobispo Ortiz como muestra de gratitud ordenó realizar cada año un Juramento, con el fin de dar gracias al Señor por los favores recibidos y honrar fidelidad a través de una fiesta anual, con muestras de fe, caridad y viviendo los sacramentos. El Arzobispo José de Jesús Ortiz murió y no vio cumplida esta orden, pero fue hasta el año de 1913 cuando el entonces Arzobispo de Guadalajara Francisco Orozco y Jiménez realizó el primer Juramento. Esta tradición sigue en pie y se realiza el 20 de septiembre de cada año, presidida por la “Entrada de Gremios”, una peregrinación que reúne a más de 30 mil varones (no participan mujeres) quienes peregrinan por las principales calles hasta el Santuario.

En 1997 con motivo de los 150 años del Prodigio recibió el título de Santuario de parte del  Cardenal Juan Sandoval, entonces Arzobispo de Guadalajara.

Fiestas Patronales

Los festejos comienzan el 20 de septiembre con la “Entrada de Gremios” y el “Juramento”, y culminan el 3 de octubre. Durante los trece días de fiesta, el templo es adornado diariamente con hermosas composturas y arreglos florales, no falta la música y la quema de fuegos pirotécnicos todos los días. El domingo anterior al día 3 se celebra el “Día de los Hijos Ausentes” y el mero día se dedica a las familias con una peregrinación.

Con motivo del 170 Aniversario del Prodigio, el 26 de septiembre se contó con la presencia del Cardenal Juan Sandoval Iñiguez, Arzobispo Emérito de Guadalajara. El martes 3 de octubre a las 11 horas será la Misa Solemne, presidida por Monseñor José Guadalupe Martín Rábago, Arzobispo Emérito de León Guanajuato.

Las muestras de devoción popular se manifiestan con gran entusiasmo, principalmente las que son dedicadas al Señor de la Misericordia; durante el año se realizan peregrinaciones, resaltando la del Viernes de Dolores. En la comunidad parroquial se celebra la fiesta a Nuestra Señora del Refugio, el 4 de julio en su Capilla; a Santiago Apóstol el día 25 de julio; a Nuestra Señora  de Ocotlán el 15 de agosto en la Capilla de La Purísima y el 12 de Diciembre a Nuestra Señora de Guadalupe en su Santuario.

Comunidad Misericordiosa

El territorio parroquial abarca prácticamente el centro de la ciudad de Ocotlán, con una población de 2,800 habitantes; se atiende la Capilla de La Purísima, la Capilla del Refugio y el Santuario de Guadalupe. El servicio de la Pastoral Social en la parroquia es grande, se atiende el Hogar de Ancianos, tres Colegios, Escuela Hogar, Colegio España y Colegio Colón, una Estancia Infantil para padres trabajadores, una Estancia para Adultos Mayores, un Comedor Asistencial que diariamente comparte alimentos a más de 50 personas y la entrega de despensas mensualmente a las personas más necesitadas de la comunidad, así como de las demás parroquias del Decanato de Ocotlán. Además, se atiende la Pastoral Penitenciaria y Migrante.

En el Año Santo de la Misericordia (2015-2016) fue designado Santuario Jubilar, obteniendo las gracias de la Puerta Santa; al término de este Jubileo en uno de los muros del recinto se depositó una caja con documentos, fotografías, objetos referentes a la aparición y a las celebraciones del Año de la Misericordia.

Grupos Parroquiales

La comunidad mantiene una pastoral amplia en todos los sentidos.

Pastoral Litúrgica: grupo de Acólitos, Ministros Extraordinarios de la Comunión, el grupo de animación litúrgica, Adoración Nocturna y la Escuela de Música Sacra.

Pastoral Profética: Catequesis Infantil, Catequesis Pre Sacramental, Cursillistas, Getsemaní, la Gran Familia de Dios, Misioneros de San Pablo y la Pastoral de la Comunicación.

Pastoral Social: Carmelitas Seglares, Voluntarias Vicentinas, Anspac e Instituciones de caridad.

Pastoral Familiar: Grupo de Adolescentes Gauc, Grupo de Jóvenes, Encuentros Matrimoniales y Matrimonios Jóvenes.

Párrocos que dejaron huella

Entre los sacerdotes que marcaron la historia de Ocotlán se encuentran el Padre Alfredo R. Plascencia, autor del poema “Ciego Dios” a los pies del Señor de la Misericordia; el Padre Cornelio de la Cruz, fundador del hospital de las Vicentinas; el Padre Justino Ramos Vázquez quien en 1918 abrió el Asilo de Ancianos; los Padres Domingo Solórzano y Monseñor Severo Flores quienes cofundaron junto con la Madre Luisita el Colegio España en plena persecución cristera; el Padre Margarito Ortega principal promotor del Gran Prodigio, el Padre Ignacio Gutiérrez de la Toree, quien fundó la Cruz Roja, construyó el actual edificio del hospital San Vicente, fortaleció la Escuela Hogar y concluyó la construcción del majestuoso Santuario de Guadalupe; el Padre Rosalío Godínez, encargado de construir el monumento al Señor de la Misericordia, principal ícono arquitectónico de los ocotlenses.

También, recordamos especialmente al Obispo Francisco Rafael Martínez Sáinz, párroco de Ocotlán de 1971 a 1998, quien durante su servicio pastoral fundó un Orfanatorio, animó y logró el establecimiento del Centro Universitario de la Ciénega, el Cbtis 49 y el Tecnológico de Ocotlán, además integró el nivel de secundaria y preparatoria en la Escuela Hogar y construyó el edificio actual del Hogar de Ancianos.

 Sacerdotes al frente de la comunidad

“Es una comunidad muy fervorosa y participativa, muestra de ello es la gran celebración de las Fiestas en honor al Señor de la Misericordia. Además, no faltan las vocaciones sacerdotales como fruto de vida cristiana”, dijo el señor Cura Antonio Olivos Sepúlveda, párroco del Señor de la Misericordia desde el 19 de septiembre de 2012.

El Presbítero Antonio Olivos nació el 24 de abril de 1945 en Zamora, Michoacán, a su corta edad su familia se trasladó a Ocotlán. Se recibió como Licenciado en Matemáticas por la Escuela Normal de Jalisco, fue Ordenado Sacerdote el 18 de abril de 1976 y estudió en Roma la Licenciatura en Pedagogía. Sirvió como maestro en el Seminario Diocesano de Guadalajara, posteriormente fue párroco de Corpus Christi. En 2013 fue nombrado Vicario Episcopal de la Vicaria Foránea del Señor de la Misericordia.

Además, la comunidad cuenta con tres vicarios y un diácono al servicio de los fieles. El Presbítero Luis Alfonso García Fuentes, nació el 15 de marzo de 1984 en Guadalajara. Recibió el Orden Sacerdotal el 13 de junio de 2015, fue designado Vicario parroquial del Señor de la Misericordia en 2015. El Padre Abel Godínez Castellanos, llegó a la comunidad el 15 de mayo de 2016. Nació el 26 de septiembre de 1987 en Atotonilquillo, fue Ordenado Sacerdote el 8 de junio de 2014. El Presbítero Jorge Luis Ávila Bañuelos, nació el 25 de mayo de 1987 en la Venta de Mochitiltic, Hostotipaquillo. Fue Ordenado Sacerdote el 4 de junio de 2017 y fue designado como vicario parroquial de esta comunidad. También se cuenta con el apoyo del Diácono Carlos Nava desde el 21 de agosto de este año. Nació el 14 de diciembre de 1966, prestó su servicio de seminarista en la parroquia de La Purísima, Cuexcomatitlán, Jalisco.

 Parroquia del Señor de la Misericordia

Domicilio: Calle Coronel Guerrero No. 52, Centro Histórico de Ocotlán, Jalisco.

Tel. (392) 922 0003

Misas: Lunes a Sábado 19 Hrs. Domingo: 6.30, 9, 11, 12.30, 18.30 y 21.30 Hrs.

Página web: elprodigiodeocotlan.org

Facebook: Señor de la Misericordia de Ocotlán México / Sistema Informativo del Prodigio de Ocotlán

Aviso: El martes 3 de octubre a las 10 horas, el canal católico María Visión transmitirá un documental sobre El Prodigio de Ocotlán.

About Rebeca Ortega

Check Also

Parroquia El Sagrario Metropolitano

Rebeca Ortega Camacho Después del 7 de febrero de 2016, fecha de la muerte del …

Manifestación de fe por las calles de Guadalajara

Ser instrumentos de paz y edificar un clima de justicia, exhortó Cardenal Francisco Robles Redacción …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *