Encomendar a las familias a la protección de la Virgen, objetivo de Romería 2017

Sonia Gabriela Ceja Ramírez

Los preparativos para la Romería a Zapopan 2017 avanzan en tiempo y forma. Autoridades, tanto eclesiásticas como civiles, se han reunido para ultimar detalles de lo que será esta magna manifestación de fe durante el acompañamiento de la imagen de la Virgen de Zapopan desde la Catedral metropolitana hasta su Basílica en la Exvilla maizera.

En esta ocasión, la Misa de bienvenida será presidida por el Arzobispo Emérito de León, D. José Guadalupe Martín Rábago quien fue invitado por el señor Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Gudalajara, quien por esos días se encontrará atendiendo algunos asuntos en Roma.

“Estará asistiendo a compromisos que le corresponden como miembro del Pontificio Consejo para la Nueva Evangelización, y al mismo tiempo se celebra el 50 aniversario del Colegio Mexicano en Roma, entonces él, como presidente de la Conferencia del Episcopado, es muy conveniente que se haga presente en ese evento”, explicó en entrevista Mons. Martín Rábago.

Bajo el amparo de la Santísima Madre

El 12 de octubre es una fecha especial porque además de la tradicional llevada de la Virgen, Mons. José Guadalupe, celebrará 82 años de vida, lo que representa para él un regalo: “Es la segunda vez que lo hago. Hace 2 años el señor Cardenal me pidió también presidir la Misa. Quizá este sea el mejor regalo que pudiera recibir en mi cumpleaños.

“Durante mi estancia en esta Diócesis como seminarista y después como presbítero, y tres años como Obispo Auxiliar, la Virgen de Zapopan era para mí la imagen mariana en la cual se concretizaba mi devoción a la Virgen Santísima.

“Puedo decir que en el transcurso de mi vida, mi niñez, fue sobre todo con referencia a la Virgen de San Juan de los Lagos, pues soy de un pueblo de la región de Los Altos (San Miguel el Alto), además de la devoción a la Virgen de Guadalupe, por supuesto.

“Posteriormente, vengo al Seminario de Guadalajara y durante toda mi formación, fue la Virgen de Zapopan.

“Luego, en los casi 18 años que estuve en la Diócesis de León, la patrona es la Madre Santísima de La Luz. Todas son diferentes advocaciones, pero una sola Madre de Dios y Madre de todos los hombres. Son los soportes que han alimentado mi vivencia y mi donación hacia la Virgen Santísima”.

Por los valores y las familias

Respecto al lema de la Romería de este año, “María, intercede por nuestras familias”, el señor Obispo aseguró que “la familia es el pilar de toda la educación, de la vida social y la vida humana. Todo lo que se haga por defender, proteger, alimentar la vivencia de la vida familiar, es dar respuesta en el centro de la grave problemática que vivimos en el país. Desde la vida de familia se puede comenzar la construcción de valores, que es lo que más necesitamos en este momento.

“En gran parte, la crisis del país, es crisis de valores, y la familia así como la escuela y la Iglesia, pero principalmente la familia, es el lugar más privilegiado para la transmisión de valores”, concluyó Mons. Martín Rábago.

About David Hernández Cruz

Check Also

Padrinos, nuestros compañeros en el camino de la vida cristiana

Algunos buscan que sean buenos compadres, otros que den buenos regalos o que cooperen para …

¿Por qué quieres recibir los sacramentos de la Iglesia?

Muchos buscan los sacramentos para completar su vida social más que para iniciar o dar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *