El Paseo Fray Antonio Alcalde: señales confusas

Pbro. Tomás de Híjar Ornelas

Aunque se anunció que la escultura del pintor e intérprete musical José Fors denominada ‘Árbol adentro’, parte del programa ‘Arte Público’, iría al arranque del recién bautizado Paseo Fray Antonio Alcalde, en las confluencias de la avenida 16 de Septiembre y la calle del Ferrocarril, este lunes 4 de diciembre del año 2017, merced a un sabadazo, amaneció al centro del Paseo, entre las calles de Independencia y de Juan Manuel. Sus dimensiones, de cuatro metros de altura, más el árbol del que será contenedor, sin considerar su diámetro, afecta sustancialmente lo que se esperaba del anuncio hecho por el primer edil de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez, el 24 de noviembre, cuando presentó para su autorización y aprobación, que por unanimidad le dio el pleno del Ayuntamiento que encabeza, de asignarle al paseo, sin necesidad de cambiar la nomenclatura de la avenida 16 de Septiembre – Fray Antonio Alcalde, el nombre del mayor benefactor que ha tenido Guadalajara.

La obra pone el dedo en la llaga respecto al horizonte que abrirá dicho paseo si queda a merced de estos augurios y aun antes de nacer, pues renuncia a ser el rescate integral de la vocación humanitaria y humanística que le dio a Guadalajara el Obispo Alcalde, implantándole tan costosa como colosal maceta.

El ‘arte urbano’ no se siembra a la buena de Dios y menos sin tomar en cuenta la apropiación para bien que debe agregar a un entorno urbano erosionado, sino que nace en el sitio donde será instalado, y menos aún donde se le ha puesto, que es como decir, donde viene a ser como rizar el rizo, a pocos pasos de un jardín cuyo uso ha venido siendo barbecho para sembrar esculturas de toda suerte de próceres.

La ubicación elegida para quien deambule por el paseo viniendo del viento norte será un obstáculo para apreciar el edificio del que más puede presumir la capital de Jalisco, su catedral; en el sentido opuesto tendrá el mismo efecto para para apreciar en todo su esplendor el santuario de San José de Gracia, que se alza donde estuvo el convento dominico de Nuestra Señora del Rosario. También, un tapón para apreciar en su conjunto el Paseo en el que se ha planeado colocar la escultura monumental del fraile de la Calavera y que ahora corre el riesgo de no poderse apreciar en toda su magnitud.

Uso y abuso del espacio público

Ante tan malos agüeros se impone gestar un Consejo o Comité de vigilancia que impida al Paseo Fray Antonio Alcalde convertirse en una pifia, en una cantina tendida en una extensión de más de mil metros, como lamentablemente ocurrió con el Paseo Chapultepec, que lejos de animar a repoblar el entorno a los escasos y estoicos vecinos que aún viven en él, se convierte en un motivo para huir lo más lejos posible.

Es el momento de que los grupos que pueden hacer oír su voz: los vecinos de la zona Centro, que aún persisten viviendo en ella y a favor de los cuáles urge considerar la apertura a la circulación controlada las calles que en mala hora se peatonalizaron; el Cabildo Eclesiástico, custodio nato de la catedral guadalajarense y los capellanes de la Parroquia del Sagrario Metropolitano, acéfala desde hace un año y medio, tales como el guardián del convento de San Francisco, el rector de San José de Gracia, el párroco del Santuario de Guadalupe y el de Nuestra Señora del Sagrario, por parte de la Arquidiócesis de Guadalajara, han de ofrecer argumentos para dar cabida a una participación plural e interdisciplinaria que sostenga un reglamento donde la calidad de vida se reactive en el centro, en primer lugar para quienes tengan interés en habitarlo y para los muchos ámbitos culturales que no pueden faltar ahí y ser un rompeolas al uso atrabiliario del espacio público.

About Rebeca Ortega

Check Also

#DesarrolloEspiritual: ¿Voy por la vida dividiendo o uniendo?

Desarrollo Espiritual, Domingo XVI, Ciclo B, 22 de Julio de 2018. ¡DIOS QUIERE PASTORES QUE …

Música sacra rusa

Sergio Padilla Moreno La máxima fiesta del futbol mundial llega hoy a su fin en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *