¿Y si un día los gobernantes fueran políticos?

Pbro. Lic. Paulo César Barajas García

La Doctrina Social de la Iglesia (DSI), nos ofrece algunos elementos sobre la vida de la comunidad política y en particular sobre los deberes de aquellos a quienes es encomendada servirla más directamente a través de la acción de gobierno.

Para la DSI a fin de asegurar el bien común, el gobierno de una entidad social,  tiene el deber específico de armonizar con justicia los diversos intereses sectoriales. La correcta conciliación de los bienes particulares de grupos y de individuos es una de las funciones más delicadas del poder público, por ello una de las primeras tareas de los gobernantes es ser factor de unidad de los ciudadanos.

Por otra parte ya que la realización  del bien común compete, a las personas particulares, pero también al Estado, pues es la razón de ser de la autoridad política,  a éste compete garantizar la cohesión, unidad y organización a la sociedad civil de la que es expresión, procurando la contribución de todos al bien común.  Dada la imposibilidad de los cuerpos intermedios por sí mismos para alcanzar su pleno desarrollo; se debe reconoce la necesidad de las instituciones políticas, que hagan accesibles a las personas los bienes necesarios —materiales, culturales, morales, espirituales— para gozar de una vida auténticamente humana.  Así advertimos como un segundo elemento indispensable a quien ejerce la actividad de gobierno es la procuración del bien común históricamente realizable.

¿Por qué una sociedad (incluidos sus gobernantes) para ser democrática no debe ser corrupta?

Una característica aunque enunciada en forma negativa es que un gobernante no ha de ser corrupto, veamos ¿por qué?

Acercándonos a grandes rasgos al fenómeno de la corrupción a partir de sus efectos, negativos repecto de las instituciones sobretodo de aquellas de carácter democrático y del bien común que procuran, podemos advertimos la distorsión del papel de las instituciones representativas. En este proceso el orden democrático es usado como terreno de intercambio de favores sobre todo políticos a cambio de algún tipo de contraprestación.

Así las opciones y decisiones políticas son instrumentalizadas a fin de favorecer los objetivos limitados de quienes poseen los medios para influenciarlas y entorpecen y postergan la realización del bien común de la mayoría de los ciudadanos

Así una definición de corrupción podría ser: el acaparamiento de los beneficios del trabajo de todos, realizado por quienes detentan el poder, en favor de unos cuantos, violentando la regulación en acto en una sociedad y el bien de la mayoría.

En este proceso complejo se reconoce la implicación dos al menos dos participantes, el corrupto y el corruptor, quienes en la imposición de los propios intereses sobre el bien común, son origen de las desigualdades persistentes al interno de las sociedades y que se manifiestan en formas de explotación, de opresión y de violencia, que priva a los pueblos de los necesarios recursos para una vida digna y un desarrollo integral.

El antídoto a esta  grave deformación es la educación cívica en orden al bien común, a fin de que la formación a la participación equilibrada de los ciudadanos, enriquecidos con los elementos de solidaridad, democracia y colaboración fundada en la confianza mutua de los ciudadanos, permita el surgimiento de gobernantes verdaderamente políticos y de ciudadanos verdaderamente interesados a participar en la vida pública, y que en un ámbito de verdadera legalidad, contribuyan mediante la participación a una cada vez mayor transparencia de los procesos que en cada sociedad dicen procuran el bien de todos.

About Rebeca Ortega

Check Also

Familia: Escuela de Virtudes

Lupita: Yo me creí ese slogan que decía: “Menos hijos para darles más”. Quería tener …

El Papa readmite a la plena comunión eclesial a 8 obispos chinos

Redacción ArquiMedios En el marco de los contactos entre la Santa Sede y la República …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *