“Negamos las acusaciones falsas y dolosas”, Arquidiócesis de Antequera, Oaxaca

Redacción Arquimedios

El pasado lunes 8 de enero, la Arquidiócesis de Antequera, Oaxaca emitió un comunicado en el que señaló el procedimiento de actuación de la Iglesia en los últimos años, en relación a la investigación en contra del ex sacerdote Gerardo Silvestre Hernández, “hoy sentenciado y recluido”.

En 2009 se recibieron los primeros avisos sobre posibles actos delictivos en contra de niños y  jóvenes de una parroquia y señalaban como responsable al entonces sacerdote Gerardo Silvestre Hernández, y de acuerdo al Derecho Canónigo se inició la investigación.

Posteriormente, se presentó la denuncia penal civil, “después del desahogo de pruebas no se comprobó ninguna violación y en un solo caso, el delito fue encuadrado por la autoridad ministerial bajo el tipo penal de corrupción de menores de 18 años. En ese momento, el acusado es suspendido de sus servicios eclesiásticos y se le pide ponerse a disposición de la autoridad para colaborar en la investigación de las autoridades ministeriales”.

“Sin la menor oposición a la ejecución de la orden judicial, en el año 2013 el inculpado se entregó voluntariamente para ser detenido, recluido y comenzar con ello el desahogo de su proceso penal. Posteriormente, consciente del daño causado a la iglesia, el acusado solicitó al Papa la exoneración de sus responsabilidades clericales. Meses más tarde el Papa la concedió, y con ello la pérdida del estado clerical al ahora señor Gerardo Silvestre Hernández.

“Derivado del proceso penal, el Señor Gerardo Silvestre Hernández es sentenciado, en el año 2016 a 16 años y 6 meses de prisión, por el delito de CORRUPCIÓN DE MENORES DE 18 AÑOS, cumpliendo actualmente su pena en uno de los Reclusorios del estado de Oaxaca”, señala el comunicado.

Finalmente, la Arquidiócesis de Antequera enfatiza: “Negamos enérgica y categóricamente las acusaciones falsas y dolosas que se han utilizado a partir de estos sucesos para denigrar la actividad misionera, apostólica y pastoral de nuestra iglesia. Hacemos un respetuoso llamado a ser portadores y defensores de la verdad sin odios ni rencores, pues la justicia sólo llega cuando la verdad está presente”.

El comunicado se desplegó a raíz de que en los últimos días se ha atacado a la Iglesia de Oaxaca y un grupo de personas exigen la “destitución” del Arzobispo de Antequera,  José Luis Chávez Botello por “encubrir” pederastas.

A continuación el comunicado completo:

A LOS FIELES CATÓLICOS

A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN

A LA OPINIÓN PÚBLICA

A propósito de los recientes sucesos que han sido aprovechados y utilizados de manera perversa y dolosa para atacar a nuestra iglesia, y que han sido nuevamente expuestos por algunos grupos y medios de comunicación a pesar de ser asuntos ya investigados, juzgados y sentenciados por las instancias civiles y eclesiásticas correspondientes; en las cuales en todo momento la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca fue coadyuvante y respetuosa de la autonomía de las investigaciones en el ámbito penal y canónico.

A fin de que no se continúe confundiendo a la opinión pública, expresamos lo siguiente:

1.- En el año 2009 las autoridades eclesiásticas de la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca recibieron a un grupo de sacerdotes que expresaron una serie de dichos sobre posibles actos delictivos en contra de niños y jóvenes de una parroquia, señalando como responsable al entonces sacerdote Gerardo Silvestre Hernández, hoy sentenciado y recluido.

2.- De acuerdo a los protocolos de la Iglesia, fundamentados en el derecho canónico, el Arzobispo dio inicio a un proceso de investigación.

3.- Cuando se presentó la denuncia penal civil, después del desahogo de pruebas no se comprobó ninguna violación y en un solo caso, el delito fue encuadrado por la autoridad ministerial bajo el tipo penal de corrupción de menores de 18 años. En ese momento, el acusado es suspendido de sus servicios eclesiásticos y se le pide ponerse a disposición de la autoridad para colaborar en la investigación de las autoridades ministeriales.

4.- Sin la menor oposición a la ejecución de la orden judicial, en el año 2013 el inculpado se entregó voluntariamente para ser detenido, recluido y comenzar con ello el desahogo de su proceso penal. Posteriormente, consciente del daño causado a la iglesia, el acusado solicitó al Papa la exoneración de sus responsabilidades clericales. Meses más tarde el Papa la concedió, y con ello la pérdida del estado clerical al ahora Señor Gerardo Silvestre Hernández.

5.- Derivado del proceso penal, el Señor Gerardo Silvestre Hernández es sentenciado, en el año 2016 a 16 años y 6 meses de prisión, por el delito de CORRUPCIÓN DE MENORES DE 18 AÑOS, cumpliendo actualmente su pena en uno de los Reclusorios del estado de Oaxaca.

6.- Es oportuno precisar que la Arquidiócesis nunca ha asumido ni asumirá funciones de Ministerio Público ni de Juez; los dichos o los deseos de las personas jamás podrán convertirse en razones suficientes para proceder en contra de nadie, solamente se ha intervenido con decisión cuando hay anomalías graves con delitos comprobados. Las personas que sean afectadas en sus derechos o integridad y a quienes les conste, tienen el deber y la responsabilidad de denunciar antes las instancias correspondientes. Quienes no lo hacen se convierten en cómplices de los actos y encubridores de quienes lo realizan.

7.- De parte de la Arquidiócesis no hay señalamientos, represión ni persecución en contra de nadie. Como se ha procedido siempre, para todos se ha buscado el bien hasta en los últimos momentos. Respetamos a quienes albergan en su corazón confusión, desilusión, rencor y deseos de venganza y los difunden con obsesión; disentimos y no estamos de acuerdo con posicionamientos malévolos e ideologizados, con tendencia a denigrar y denostar a la iglesia. Ante esta campaña de desprestigio en contra de nuestra iglesia diocesana, confiamos en Dios y en el sano criterio y discernimiento de la sociedad para que venza la verdad y la justicia y salgamos fortalecidos en la Fe.

8.- Negamos enérgica y categóricamente las acusaciones falsas y dolosas que se han utilizado a partir de estos sucesos para denigrar la actividad misionera, apostólica y pastoral de nuestra iglesia. Hacemos un respetuoso llamado a ser portadores y defensores de la verdad sin odios ni rencores, pues la justicia sólo llega cuando la verdad está presente.

9.- Al contrario de lo que se pretende dar a entender, la Arquidiócesis de Antequera Oaxaca sigue avanzando en el Plan Diocesano de Pastoral, la unidad del presbiterio, el trabajo comprometido de los laicos de todas las Parroquias y el avance de todos los programas de nuestro Plan. Confiamos en el compromiso de las autoridades civiles para poder atender pastoralmente de inmediato las Parroquias de la Inmaculada de Juquila y San Francisco Telixtlahuaca que están indebidamente en posesión de personas que las detentan arbitraria e ilegalmente.

10.- Apreciamos la prudencia de nuestros fieles, su Fe y confianza en Dios que opta cada vez más por la verdad, la unidad y el bien contra toda violencia. Con esta finalidad hemos convocado para el próximo 25 de enero a una jornada intensa de Oración y sacrificio por la reconstrucción, la reconciliación y la paz en el País y de manera especial en nuestro estado.

Oaxaca, Oaxaca, enero 08 de 2018.

ARQUIDIÓCESIS DE ANTEQUERA, OAXACA

About Rebeca Ortega

Check Also

Caravana Migrante en Guadalajara: Marcha de orgullo, solidaridad y seguridad

Una vez más la comunidad del Cerro del Cuatro, donde está ubicada la Casa del …

Episcopado Mexicano pide hacer justicia por la muerte de sacerdote

Redacción La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) pidió a las autoridades competentes que “se haga …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *