Los retos del nuevo Presidente Municipal de Guadalajara, Enrique Ibarra Pedroza

Pbro. Tomás de Híjar Ornelas

En el marco de la presentación de Enrique Alfaro Ramírez, al pleno del cabildo, de su licencia por causa justa y tiempo indefinido para seguir desempeñando el cargo de primer edil de la segunda ciudad en importancia en la República Mexicana, fue electo para sucederle el experimentado abogado y político Enrique Ibarra Pedroza, que se desempeñaba como Secretario General de esa comuna, que es como decir, quien mejor conoce las vísceras de la cosa pública en este ámbito y también su estatus, diagnóstico y profilaxis.

Será la suya una gestión breve como enjundiosa, comparable al lapso de la gestación de un ser humano en el vientre materno, abultamiento irregular y caprichoso del que se valió el genial artista Gian Lorenzo Bernini para decorar los escudos heráldicos de las columnas broncíneas del altar de la cátedra, en la basílica Vaticana (1634), en tiempos del Papa Urbano VIII, estampando las abejas heráldicas del escudo de la dinastía Barberini en el abultamiento de una gestante en el tiempo regular para el parto…

Regenerar Guadalajara en nueve meses…

He aquí la tarea que acometerá el nuevo Alcalde: mantener lo que su antecesor recibió en administración, retomar lo que roturó y redondear lo que debe finiquitarse en los meses restantes, entre tales encomiendas, la de brindarle a la zona fundacional de Guadalajara la ocasión de recuperar lo que en mala hora se le ha ido pichicateando: su condición de corazón vivo y trepidante de una capital que tiene una vocación humanitaria y humanística, que esta publicación arquidiocesana oficiosa considera acometerá el nuevo Presidente Municipal con especial donosura.

El modelo del obispo Alcalde

La secularización del Estado moderno fue un proceso que se gestó costando no poco. La teocracia en los tiempos paganos fue el recurso para convalidar la autoridad desde premisas sobrenaturales y las religiones una forma de divinizar los postulados de las clases convertidas en hegemónicas a costa de la justicia y el derecho.

Aunque la era moderna fracturó ese esquema, no supo evitar el desliz de reemplazar al actor político por excelencia, el pueblo, como protagonista de su historia, debiendo para ello acuñar versiones de edulcorado nacionalismo cuyo propósito fundamental consistía en mantener control sobre las disidencias…

En tales condiciones acertó a vivir en Guadalajara un varón que de los 70 a los 91 años de edad (entre 1771 y 1792) le dejó cinco horizontes aún vigorosos: lugar de acogida, de calidad de vida, de vivienda, de educación integral, de asistencia humanitaria y de cultura humanística.

El Paseo Fray Antonio Alcalde…

Unir el Plan de ordenamiento territorial metropolitano de Guadalajara es, como en los tiempos de fray Antonio, hace 250 años, un enorme desafío, y quien busque atender de forma diligente sus soluciones tiene ante sí el ejemplo que alguien que más allá de su beneficio personal pensó en los demás sin reservarse nada para sí, y con una capacidad fuera de serie y unos alcances que habrían hecho temblar al más pintado.

Esperamos fervorosamente que el nuevo gestor de los interese tapatíos, que se ha reconocido discípulo de tan preclaro maestro, se convertirá, en atención a su oficio, en el más comprometido promotor de su legado humanitario, para lo cual sabrá escuchar las voces plurales y propositivas de quienes anhelan igualmente que Jalisco y su capital recuperen el liderazgo que con la visión del fraile de la Calavera, alcanzó la misma y sostuvo muy a pesar de los desastres bélicos, los enfrentamientos fratricidas y la falta de consenso que durante muchos años de consumada la independencia nos fueron privando de armonía social.

Prenda de este deseo fue la presencia, en la Presidencia Municipal tapatía, para el cambio de estafeta, del párroco del Santuario de Guadalupe y actor de la causa de canonización de fray Antonio Alcalde, el presbítero J. Guadalupe Dueñas Gómez, y el de la coordinadora del Grupo Amigos de Fray Antonio Alcalde, la licenciada Martha Vallejo Macías.

About Rebeca Ortega

Check Also

Caravana Migrante en Guadalajara: Marcha de orgullo, solidaridad y seguridad

Una vez más la comunidad del Cerro del Cuatro, donde está ubicada la Casa del …

Episcopado Mexicano pide hacer justicia por la muerte de sacerdote

Redacción La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) pidió a las autoridades competentes que “se haga …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *