Parroquia San Juan Bautista, Mexicaltzingo

Vivir y promover la devoción al Señor de la Penitencia

Rebeca Ortega Camacho

Aunque desde su fundación la Parroquia de Mexicaltzingo tiene por titular a San Juan Bautista, el culto principal se da al Señor de la Penitencia, cuya fiesta se celebra anualmente el día de la Ascensión del Señor.

El Barrio de Mexicaltzingo es contemporáneo de Guadalajara. Los primeros pobladores de este barrio fueron indios traídos de México por el Virrey Antonio de Mendoza en 1541, para ayudar a la pacificación del Mixtón. A esta comunidad le pusieron por nombre Mexicaltzingo, que proviene de tres vocablos aztecas: Mexica, que quiere decir “mexicanos”, Tzintli, plural o diminutivo de Calli, que significa “casa”, y Co, que quiere decir “en”. Por tanto, Mexicaltzingo significa: “Donde están las casitas de los mexicanos”.

Desde su fundación este lugar tuvo su propio templo: Una pequeña ermita dedicada al Precursor de Jesucristo, que siempre ha sido el patrono de esta comunidad. La Parroquia de San Juan Bautista fue erigida el 29 de julio de 1782 por el Siervo de Dios Fray Antonio Alcalde y Barriga; su primer párroco fue Don Luis Tadeo Núñez y Villavicencio. A la fecha componen la feligresía de la parroquia de Mexicaltzingo unos mil habitantes, en un territorio que comprende cincuenta y cuatro manzanas, pero en su mayoría son negocios.

“Es una comunidad rica, rica en Fe. Una comunidad que tiene poquitas personas, pero que viven los valores de las primeras comunidades. La gente trabaja en la renovación de la parroquia, de acuerdo con las líneas del Plan Diocesano. También, hay algunas metas parroquiales, por ejemplo: Vivir y promover la devoción al Señor de la Penitencia”, señaló el señor Cura Camilo Hernández Carvajal, quien arribó a la comunidad el 18 de julio de 2011, tras haber sido párroco de Nuestra Señora del Rosario, Zapotlanejo y de Santa Cecilia durante 20 años; en esta última comunidad tuvo el privilegio de recibir al Papa Juan Pablo II, el día 30 de enero de 1979. Nació el 18 de julio de 1940 en La Purísima, Zapotlanejo y fue ordenado sacerdote el 20 de diciembre de 1969.

“Tengo 48 años de sacerdote. Yo no soy párroco de aquí, soy administrador parroquial, porque ya presenté mi renuncia, como lo manda el Derecho Canónico, el 18 de julio de 2015; pero me dijo el señor Cardenal que le hiciera el favor de seguir atendiendo como administrador parroquial, mientas encontraban a un sacerdote para que sea el párroco de Mexicaltzingo. Estoy aquí, hasta que me diga el señor Cardenal y estoy con mucho gusto. Ya viejito pero con un corazón de joven. Nos queremos mucho, mi gente y yo”, manifestó el Presbítero Camilo Hernández.

Además, un insigne vecino del barrio, Monseñor Rubén Darío Rivera Sahagún, fue designado a la comunidad el 10 de mayo de 2016. Nació el 20 de junio de 1934 en Villa Corono, Jalisco y fue ordenado sacerdote el 11 de abril de 1971.

Insigne devoción a Cristo Crucificado

“Veneramos Señor tu corona y recordamos tu gloriosa pasión, danos la gracia de la conversión”, reza la jaculatoria al Señor de la Penitencia.

El Cristo que preside el altar del actual templo de Mexicaltzingo es conocido con el nombre del Señor de la Penitencia, es una imagen que inspira devoción y respeto; además, está rodeado de historia y leyenda.

Originalmente, la antigua imagen de Cristo hecha de pasta de caña, se encontraba en el Templo de San Francisco de Asís y fue colocada en la capilla conocida como “De profundis”, sitio destinado para velar a los muertos. A ese lugar acudían los futuros franciscanos a rezar su “penitencia” cuando, siendo estudiantes, no sabían dar su lección y, de esta manera, los frailes dieron en llamar al Cristo, ‘Señor de la Penitencia’. Y allí se quedó la imagen milagrosa hasta los primeros años del Siglo XVIII, cuando llegó al Barrio de Mexicaltzingo la imagen de Jesucristo, que cambiaría la vida espiritual de los vecinos y alrededores de esta comunidad.

Se dice que la imagen se auto – renovó dos veces (Siglo VXIII y en 1972); en 2007 se le sometió a una minuciosa restauración, esta vez por parte de un especialista. La práctica piadosa de imponer la corona del Señor de la Penitencia a los peregrinos los días viernes, comenzó en 1896. Además, el 4 de agosto de 2008, el Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, entonces Arzobispo de Guadalajara, le otorgó al templo el título de “Santuario Diocesano del Señor de la Penitencia”.

Es tradición que el martes de carnaval de cada año, a las 18 horas, el párroco de la comunidad, limpia la imagen del Señor de la Penitencia y cambia la corona y el sendal del Cristo; después, se impone la corona a todos los presentes. Además, previamente se invita a los feligreses a participar en un acto de desagravio adorando al Santísimo Sacramento.  Finalmente, al día siguiente, se reparten los algodones, pues sus devotos lo solicitan como reliquias.

Mario Parra, sacristán desde hace 23 años, compartió otro acto de piedad. El Miércoles de Ceniza, “después de la Misa de ocho de la mañana, se bendice el agua de la fuente del jardín y durante todo el día, la gente viene, porque sabe que es agua bendita y se puede llevar toda la que quiera”.

La parroquia cuenta con un espacio de criptas, instauradas por el entonces señor Cura Luis Heliodoro Salcedo Morales, en 2005. Además, entre los detalles históricos que tiene la parroquia, se encuentra la Pila Bautismal donde recibió el Sacramento del Bautismo San José Jenaro Sánchez Delgadillo, Mártir de Cristo Rey. Y en el panteón del atrio de Mexicaltzingo -hoy desaparecido- fue sepultado don Francisco Severo Maldonado, anteriormente Párroco de Ix-tlán del Río (hoy de Nayarit), y Editor del primer Periódico Independiente: “El Despertador Americano”.

Expresan su inconformidad

El 2 de marzo de 2017, el Ayuntamiento de Guadalajara aprobó la donación, a partir de la cota cero hacia abajo de la Plaza de Mexicaltzingo, a la Universidad de Guadalajara (U de G), para la construcción de un estacionamiento subterráneo de dos y medio niveles, con capacidad de 240 cajones. La inversión será de 60 millones de pesos.

Al respecto, vecinos y miembros de la pastoral activa de la comunidad, manifestaron su oposición. “Estamos en contra, porque la torre exterior está cuarteada; nuestro miedo es que se venga abajo nuestra parroquia. No estamos de acuerdo. Ya no han dicho nada, porque son tiempos electorales, vamos a ver qué pasa”, dijo María de Lourdes Verduzco, integrante del Equipo de Liturgia, Adoración Nocturna y coordinadora de otros grupos.

“El terreno está donado, pero con la condición que puso el Presidente Municipal Enrique Alfaro, que no se iba a tocar sin la autorización del INAH. Este templo es un Patrimonio Histórico y de los más importantes de Guadalajara. – A la fecha – no ha venido el INHA a hacer estudios”, señaló Berenice Castro, coordinadora del grupo Divina Voluntad e integrante del Equipo de Liturgia.

Catequesis

Los sábados por la mañana, de las 10.30 a las 12 horas, se imparte el catecismo en los salones anexos al templo. Más de cien niños reciben la formación cristiana, a través de 13 comprometidas catequistas. Beatriz Baltras Álvarez, coordinadora del grupo, señaló que después de cada sesión, las maestras de la fe, también reciben instrucción.

“Mexicaltzingo es una comunidad donde no hay muchas casas. Los niños que atendemos son hijos de trabajadores de los locales o del mercado. Las Primera Comuniones se realizan en la Fiesta de San Juan Bautista (24 de junio) y las Confirmaciones para la Fiesta del Señor de la Penitencia”, dijo la coordinadora y destacó la labor de la maestra Luz Rocha, quien se ha dedicado durante más de 40 años a impartir el catecismo en Mexicaltzingo.

Grupo “Divina Voluntad”

Un grupo dedicado a meditar las 24 horas de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo. “Es un Cenáculo de Oración que te ayuda a crecer espiritualmente”, señaló Berenice Castro, coordinadora. En total, son 13 integrantes de la “Divina Voluntad”. Se reúnen los lunes a partir de las 17 horas. También, desde hace seis meses se creó un grupo de jóvenes, que desea propagar la devoción a Nuestro Señor.

Grupo de Pastoral Litúrgica

Coordinados por Eduardo Esparza, el grupo de la Pastoral Litúrgica está integrado por ocho personas, que se organizan para atender las ocho Misas del domingo. Juan Manuel Méndez, subcoordinador comentó, “nosotros hacemos lo mejor que podemos, le ponemos mucha voluntad, muchas ganas, tratamos de estar siempre preparándonos. Tenemos reuniones mensuales de decanato y en la parroquia una vez a la semana”.

Ministros Extraordinarios de la Eucaristía

Encargadas de llevar la Eucaristía a los enfermos y apoyar a los sacerdotes a impartir la sagrada comunión, el grupo de Ministros está conformado por seis personas; de los cuales cinco son mujeres.

“Es un privilegio, un compromiso conmigo y con la comunidad; servir a Dios Nuestro Señor es lo más bonito”, Rosa Linda Ortiz.

“Es un don que Dios me ha dado y no soy digna de recibirlo, pero es un servicio muy bonito que deja mucha satisfacción. Falta gente que quiera comprometerse, porque somos poquitos ministros”, Verónica González.

Grupo de Monaguillos

Lupita Cervantes es la coordinadora de los Monaguillos, actualmente tiene a su cargo 17 servidores (9 niños y 8 niñas). Los infantes conscientes de su compromiso, dedican su tiempo para servir en las Misas diarias y dominicales. Habitualmente se revisten con una sotana blanca y un escapulario del mismo color; y los días que tienen de visita a la imagen de la Virgen de Zapopan, que es una gran fiesta para la comunidad, utilizan una sotana de color azul cielo, con una “M” al frente, que significa María.

¿Por qué les gusta ser monaguillo?, preguntamos a algunos de los niños y esto respondieron:

“Me gusta ayudar al padre y servir a Dios”, Rubén Alejandro Pérez Méndez, 10 años.

“Me gusta servir a Dios porque siento que me llama, siento como un beneficio para mí”, Diego Daniel Castro, 12 años.

“Me gusta servir a Dios porque Él me ama y yo lo amo”, Melissa Gissel Martínez Guerrero, 8 años.

“Me gusta ser monaguilla porque le sirvo a Dios”, Victoria Michelle Hernández Bolaños, 11 años.

Fuentes: Artículo: “Mexicaltzingo de fiesta”, de la Mtra. Raquel Guadalupe Gutiérrez Rojas, edición 749 de Semanario. Libro: “Bicentenario del Templo Parroquial de Mexicaltzingo. Fe, historia y arte”, realizado por el Cronista de la Arquidiócesis de Guadalajara, Pbro. Tomás de Híjar Ornelas, publicado en el Año Jubilar Parroquial 2008.

Parroquia San Juan Bautista

Calle Mexicaltzingo #1059, Sector Juárez.
Colonia: Moderna

Teléfono: 3614 2636

Decanato: La Paz

Vicaría: El Santuario de Guadalupe.

Horario de Misas: Domingos: 8, 9, 11 a 13, 16 a 20 horas.
Nota: Todos los viernes, después de cada Misa, se impone la corona del Señor de la Penitencia. Horario: 8, 12, 19 y 20 horas.

About Rebeca Ortega

Check Also

Sin confianza no hay bien común

Editorial de Semanario #1115 La crisis de la confianza en México, es ya preocupante. No …

La peregrinación ecuménica del Papa Francisco a Ginebra

Redacción ArquiMedios El próximo jueves 21 de junio el Papa Francisco emprenderá su  peregrinación ecuménica …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *