Tres nuevos Obispo Auxiliares para Guadalajara. “Una noticia que nos llena de gozo”

Tres nuevos Obispo Auxiliares para Guadalajara. “Una noticia que nos llena de gozo”

Rebeca Ortega Camacho

El viernes 2 de febrero, Fiesta de la Presentación del Señor, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) informó que el Papa Francisco nombró tres Obispos Auxiliares para la Arquidiócesis de Guadalajara, dos diocesanos y un religioso: Mons. Héctor López Alvarado, Mons. Engelberto Polino Sánchez y Mons. Juan Manuel Muñoz Curiel, OFM. La noticia fue publicada en L’Osservatore Romano el día 2 del mes en curso, a medio día, tiempo de Roma.

El mismo día, en rueda de prensa, el Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara presentó a los nuevos Obispos Auxiliares y señaló: “el Papa Francisco tiene como misión velar por el bien de todas las iglesias del mundo que formamos la única Iglesia Universal, y en esa su preocupación, se ha fijado en nuestra Iglesia de Guadalajara y ha tenido a bien asignarnos a tres nuevos Obispos, sucesores de los Apóstoles. Los nombrados son: Monseñor Héctor López Alvarado, Monseñor Engelberto Polino Sánchez y Monseñor Juan Manuel Muñoz Curiel, franciscano”.

Después, manifestó su alegría por la noticia y agradecimiento a Dios. “Estamos contentos y agradecidos con Dios y con el Santo Padre que ha sido sensible a la urgencia que teníamos de este auxilio y de esta ayuda. Todos conocen la magnitud, la grandeza en población, en número de sacerdotes, en número de parroquias, eventos pastorales de la Iglesia de Guadalajara; de tal manera que el Arzobispo, el Obispo titular, aunque cuente con ayuda de todo su presbiterio, solo no puede cubrir todas las necesidades pastorales; por eso es una gran noticia, una noticia que nos llena de gozo, de esperanza, el contar con tres nuevos Obispos Auxiliares, por el momento.

“El Santo Padre no deja de pensar en la importancia de esta Iglesia y es posible que más adelante nos bendiga con otros auxiliares”, dijo el Cardenal Francisco Robles y agregó, “esperamos que el Papa nos provea por lo menos con otros tres”.

Los tres Obispos Auxiliares Electos entrarán en funciones el día de su Consagración Episcopal; la fecha no se ha fijado aún, pero se prevé que será en la tercera semana de Pascua.

Dispuestos a servir

Posteriormente a las palabras del Arzobispo Metropolitano, cada uno de los nuevos Obispos Auxiliares, dirigió un breve mensaje.

Monseñor Juan Manuel Muñoz, 58 años de edad, en primer lugar agradeció a Dios y dijo que el Señor “se manifiesta – en la Iglesia de Guadalajara – dotándola de pastores”. Después, reconoció la labor del Cardenal Robles Ortega al frente de la Arquidiócesis. “Sabemos de las necesidades que hay y Dios en su plan prominente de amor ha elegido a algunos de nosotros para acompañarlo, para auxiliarlo, usted es el pastor y a eso hemos sido llamados, para auxiliarlo”.

Finalmente, como Religioso de la Orden de Frailes Menores (OFM), resaltó la regla que profesan: “’…guardar el Evangelio de Nuestro Señor Jesucristo, viviendo en obediencia, sin propio y en castidad. El Hermano Francisco  promete obediencia y reverencia al señor Papa Honorio y a sus sucesores canónicamente elegidos y a la Iglesia Romana’. Su Santidad ha pedido este servicio a su servidor y desde la fe, con amor, entusiasmo, con cariño para la Iglesia, me pongo a la disposición de Dios y de su Arzobispo (…) Le damos gracias a Dios por esta oportunidad de servir”, concluyó el Obispo Electo.

Subsiguientemente, Monseñor Engelberto Polino, 51 años de edad, dijo, “me siento muy agradecido con Dios, que a través del Papa Francisco, del señor Cardenal, me piden este servicio. Me ponía a pensar, teniendo tantos sacerdotes en la Arquidiócesis de Guadalajara, gente más santa, más inteligente, con más currículum, ¿qué voy a hacer yo?

“Entonces le pedí luz al Señor. Tomé la Biblia, abrí el Evangelio de San Mateo y al azar puse mi dedo, ahí donde quería que Dios me dijera algo; salió un texto muy cortito y decía que Jesús fue a la casa de Pedro y estaba la suegra de Pedro en cama, tenía fiebre, entonces Jesús la miró y luego la tocó y la mujer se levantó y le sirvió. Dije, ahí está un plan de vida, a donde el Papa nos está invitando: ir, tocar, ver la realidad, levantarnos, no quedarnos sentados y servir. Estoy muy contento; después de pasar por el susto, la alegría, la reflexión y otra vez el susto. Muchas gracias, señor Cardenal por aceptarme en su equipo”, concluyó.

El tercer Obispo Auxiliar Electo, se refirió al nombramiento como un “regalo de Dios” para la Iglesia de Guadalajara. “Me siento agradecido con el Señor por manifestar su misericordia con este nombramiento, que inmerecidamente recibo como Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Guadalajara. Estoy agradecido con el Santo Padre Francisco por este nombramiento, por este ministerio que se nos ha confiado. Me siento también agradecido con el señor Cardenal y estoy con la disposición de seguir colaborando con él, caminado en sinodalidad, en atención y entrega a la Arquidiócesis de Guadalajara.

“Me siento alegre, aunque con temor; de tantos sacerdotes que somos y el Señor fijó su mirada en mí, pero con la confianza y esperanza en el Señor que nunca abandona y que siempre nos da la fuerza para lo que nos quiere; ahora nos invita a seguir echando las redes en su nombre. Me encomiendo a sus oraciones para desempeñar este servicio al que se nos encomienda”, señaló Monseñor Héctor López, de 44 años de edad.

Como Obispos Auxiliares, la Santa Sede les designó una diócesis que ya no existe, porque se fundió con otra o que actualmente no está en funciones, solamente son títulos. La Sede Titular de Sereddeli, se le asignó a Monseñor López Alvarado; la Sede Titular de Vazari Didda fue para Monseñor Polino Sánchez y Sede Titular de Tucci, se le concedió a Monseñor Muñoz Curiel, OFM.

Obispos Auxiliares Electos de Guadalajara 

Mons. Héctor López Alvarado

Monseñor Héctor López Alvarado, en rueda de prensa comentó: “Me siento agradecido con Dios por manifestar su misericordia mediante este nombramiento… agradecido con el Papa Francisco, el señor Cardenal, me siento alegre aunque con temores pero confiado en el Señor que nunca abandona”.

Nació el 13 de diciembre de 1973 en Guadalajara, Jalisco. Hijo de Candelario López Hernández (+) y Juanita Alvarado Trujillo (+). Es el octavo de una familia de diez hermanos, de los cuales uno de ellos también es sacerdote en la Orden de los Carmelitas Descalzos, Fray Jaime Antonio López Alvarado.

Fue Ordenado Sacerdote el 19 de mayo de 2002, de manos del Cardenal Juan Sandoval Iñiguez, entonces Arzobispo de Guadalajara. En 2004 se graduó de la Licenciatura en Teología Dogmática en la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma.

Entre los cargos que ha desempeñado en la Arquidiócesis de Guadalajara destacan: Formador del Seminario en la Sección Seminaristas en Familia (2004 -2006); Director espiritual del Seminario Menor y Profesor de Teología en el Seminario Diocesano de Señor San José (2006-2009);  durante cinco años fue Párroco de María Madre del Redentor, Zapopan. Decano del Decanato de Santa Ana Tepetitlán (2011 -2012) y Decano del entonces nuevo Decanato de Jesucristo Rey del Universo (2012 -2013). Vicario Episcopal de Nuestra Señora del Rosario, Toluquilla, desde el 2013 hasta la fecha de su nombramiento Episcopal. Y de 2014 al 2 de febrero del presente año, Párroco de Nuestra Señora de Bugambilias. Además, es miembro del Equipo Diocesano de la Vicaría de Pastoral e integrante de la Sección Diocesana de Pastoral de la Comunicación.

Mons. Engelberto Polino Sánchez

“Tomé la Biblia, abrí en el Evangelio de San Mateo… ‘la mujer se levantó y le sirvió’; lo que el Papa nos invita… ir, ver la realidad y servir”, Monseñor Engelberto Polino Sánchez.

Oriundo de Teuchitlán, Jalisco, nació el 14 de marzo de 1966. Es hijo de Alberto Polino Torres (+) y María Sánchez Gutiérrez; tercero de una familia de diez hermanos. El 1 de junio de 1997 fue Ordenado Sacerdote, de manos del Obispo Auxiliar Javier Navarro Rodríguez, y nombrado vicario parroquial de San Antonio de Padua, colonia Moderna y miembro de la Comisión Diocesana de Pastoral Social. Antes de ser ordenado, participó en una experiencia de Encuentros con Cristo, en las Islas Marías. Estudió en el Instituto Teológico-Pastoral para América Latina (ITEPAL), en Bogotá (Colombia).

En la Arquidiócesis de Guadalajara ha desempeñado los cargos de: Asesor Diocesano de la Pastoral del Trabajo (1998-2010); Párroco de Santa Elena de la Cruz (1999-2011); en 2010 fue nombrado Coordinador Diocesano Pastoral Social. En 2011 fue designado a la Parroquia de San Bernardo (hasta el 2 de febrero de 2018); Coordinador de Pastoral Social de la Provincia Eclesiástica de Guadalajara (2014) y Decano del Decanato del Dulce Nombre de Jesús, cargo que desempeñaba desde el 2017.

Mons. Juan Manuel Muñoz Curiel, OFM.

Monseñor Juan Manuel Muñoz Curiel, OFM, comentó que como religioso franciscano ha querido -según establece la regla franciscana- “guardar el Santo Evangelio de nuestro Señor Jesucrito, viviendo en obediencia, sin propio y en castidad… el Papa Francisco ha pedido esto a su servidor y es un gusto”.

Nació el 12 de marzo de 1958 en Guadalajara, Jalisco.  Hijo del matrimonio de José Manuel Muñoz Plascencia (+) y María Del Consuelo Curiel Morfín (+). Es Ingeniero Agrónomo y tiene una Licenciatura en Teología Espiritual en la Universidad Antonianum de Roma. Fue ordenado sacerdote el 3 de julio de 1993, incardinándose en la Orden de los Frailes Menores (OFM).

En la Arquidiócesis de Guadalajara, fue Asesor de las Asociaciones Públicas, Secretario Episcopal para la Vida Consagrada y miembro del Consejo Presbiteral; de 2005 a 2008 fue Vicario Episcopal de Santa Anita. Desde el 2016, desempeñaba el cargo como Padre Provincial de la Provincia Franciscana de los Santos Francisco y Santiago, en México.

El Pontífice aceptó la renuncia de Mons. Juan Humberto Gutiérrez

Con el nombramiento de los nuevos Obispo Auxiliares de Guadalajara, el Papa Francisco aceptó la renuncia del Obispo Auxiliar, Monseñor Juan Humberto Gutiérrez Valencia,  en conformidad al canon  401 § 1 del Código de Derecho Canónico, renuncia que había presentado en precedencia al haber cumplido 75 años de edad.

Al respecto, el Cardenal Francisco Robles, en rueda de prensa, agradeció la labor del Obispo Auxiliar, cargo que desempeñó casi por diez años. “El Papa lo había mantenido en servicio hasta que hubiera la oportunidad de proveer con nuevos auxiliares… Aprovecho esta ocasión, para hacerle un agradecimiento en nombre de toda la Diócesis de Guadalajara, en nombre de todo el presbiterio por su entrega generosa, por su servicio Episcopal en estos años que ha servido como Auxiliar de Guadalajara; que el Señor le pague todos sus esfuerzos y que el Señor le concede en estos momentos de su vida todas las Gracias que necesita para seguir siendo fiel”.

Don Juan Humberto Gutiérrez nació en Guadalajara el 27 de junio de 1941; recibió la Ordenación Episcopal, el 10 de abril de 2008. En la Arquidiócesis de Guadalajara, fue responsable de la Vicaría de la Vida Consagrada. El 3 diciembre de 2017, festejó 50 años de sacerdocio.

Identidad y funciones del Obispo Auxiliar

Desde los tiempos apostólicos existe un principio inquebrantable según el cual cada Iglesia particular (diócesis), tiene un solo Obispo como cabeza y pastor de la comunidad.

Conforme a este principio, cada diócesis está bajo el cuidado pastoral del Obispo diocesano (c. 376). Pero también existen los Obispos titulares, algunos de los cuales no se les encomienda una diócesis concreta, sino que colaboran estrechamente con el Obispo diocesano en el gobierno y en el cuidado pastoral de la diócesis. Existen dos clases de obispos titulares: los Obispos coadjutores y los Obispos auxiliares.

Los obispos auxiliares se nombran ordinariamente a petición del Obispo diocesano (c. 403 § 1; 377 § 4); sin embargo la elección de la persona idónea para tal encomienda la realiza el Sumo Pontífice (c. 377).

El actual código de derecho canónico, en los cánones que comprenden del 403 al 411, nos enuncia la identidad así como las responsabilidades del Obispo Auxiliar.

El canon 403 § 1 indica que cuando lo aconsejen las necesidades pastorales de una diócesis, se constituirán uno o varios Obispos auxiliares. Los Obispos auxiliares se conceden a la diócesis, no a la persona del Obispo diocesano.

En cuanto a las funciones del Obispo Auxiliar podemos subrayar las siguientes:

  • Asistir al Obispo diocesano en todo el gobierno de la diócesis, y hace sus veces cuando se encuentre ausente o impedido (c. 405 § 2).
  • El Obispo Auxiliar toma posesión de su oficio cuando presenta las letras apostólicas de su nombramiento en presencia del canciller de la curia, que levanta el acta (c. 404 § 2).
  • El Obispo diocesano ha de nombrar al auxiliar, o a los auxiliares, Vicarios Generales o, al menos, Vicarios episcopales que dependan exclusivamente de su autoridad (c. 406).
  • Para favorecer lo más posible el bien presente y futuro de la diócesis, el Obispo diocesano, el coadjutor y el Obispo Auxiliar, deben consultarse mutuamente en los asuntos de mayor importancia (c. 407 § 1).
  • El Obispo diocesano, al resolver los asuntos más importantes, sobre todo de carácter pastoral, consulta antes que a otros a los Obispos auxiliares (c. 407 § 2).

El Obispo Auxiliar, es un importante apoyo para que las tareas pastorales y de gobierno de una diócesis, con una población numerosa o con circunstancias complejas se realicen de una manera más ágil y conveniente. (Fuente: arquidiocesismty.org).

 

About Rebeca Ortega

Check Also

Familia: Escuela de Virtudes

Lupita: Yo me creí ese slogan que decía: “Menos hijos para darles más”. Quería tener …

El Papa readmite a la plena comunión eclesial a 8 obispos chinos

Redacción ArquiMedios En el marco de los contactos entre la Santa Sede y la República …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *