Obispos Auxiliares

Agradecemos el don de tres nuevos Obispos Auxiliares para nuestra Arquidiócesis de Guadalajara, que ayudarán en el ministerio episcopal al Sr. Arzobispo, Cardenal José Francisco Robles Ortega.

Pbro. José Marcos Castellón Pérez

Es importante recordar que en cada Iglesia particular sólo gobierna un Obispo, que goza de la plenitud del sacramento del Orden Sagrado y que cuenta con la colaboración cercana de los presbíteros para que, distribuidos en las diversas comunidades de la Arquidiócesis, anuncien el Evangelio, celebren los sacramentos y en espíritu de comunión y solidaridad presten un servicio, especialmente a los más pobres. Sin embargo, por la magnitud tanto geográfica como poblacional de esta Iglesia particular de Guadalajara, el Arzobispo ha pedido al Papa le conceda Obispos Auxiliares a fin de que le ayuden, de forma especial, en su ministerio episcopal: para celebrar los sacramentos cuyo ministro ordinario es el obispo, para que siempre en su nombre, le hagan cercano y faciliten la comunicación con los sacerdotes y con los fieles, para animar y coordinar de mejor manera la acción pastoral para que cada vez sea de manera más orgánica y de conjunto, para que sean sus más cercanos consejeros para la distribución oportuna de los presbíteros en las comunidades, para representarlo en algunos eventos públicos, y para ayudarlo a resolver los múltiples problemas a los que se enfrenta cotidianamente el Arzobispo.

Estos nuevos Obispos Auxiliares han recibido un título de una Iglesia que, por motivos históricos, o se ha incorporado a otra Iglesia particular o ha desaparecido; porque como sucesores de los Apóstoles los Obispos deben tener, al menos de título, una Iglesia de la cual son pastores, aunque en la práctica ni siquiera conozcan aquella Iglesia ya inexistente. En cambio, el Arzobispo, sólo él, tiene el título de Obispo de esta Iglesia de Guadalajara, aunque el ejercicio apostólico ordinario de su ministerio lo pueda distribuir de forma vicaria tanto en los Obispos Auxiliares como en el Vicario General o en los Vicarios Episcopales, estos últimos sólo en el territorio para el que son nombrados.

Por otra parte, estos nuevos Obispos entran a formar parte del Colegio Episcopal, serán desde el momento de su consagración, sucesores de los Apóstoles y tendrán que velar por el bien no sólo de la Iglesia particular a la que son enviados, sino de toda la Iglesia Universal en comunión con el Papa Francisco, o sus sucesores, que es su Cabeza.

Los nuevos Obispos Auxiliares: Mons. Héctor López Alvarado, Mons. Engelberto Polino Sánchez  y Mons. Juan Manuel Muñoz Curiel, son un gran regalo para nuestra Iglesia y les deseamos que sigan siendo pastores según el Corazón de Jesús, que nos ayuden a seguir cada vez de mejor manera al Señor Jesús. Muchas felicidades a ellos, y todos estamos agradecidos con nuestro buen Dios y con el Santo Padre, que se ha dignado mirar la necesidad de nuestra Iglesia de Guadalajara. También agradecemos el fecundo ministerio episcopal de Mons. Juan Humberto Gutiérrez Valencia, cuya renuncia por edad, fue aceptada ya por el Santo Padre.

About Dulce Romero

Check Also

¿Cómo andas de amor?

“Los que aman con todo su ser, aun llenos de debilidades o límites son los …

Hay consecuencias, nunca castigos

Miriam Bretón Mora H. Han escuchado decir: “Si no te portas bien te voy a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *