Edición 1103

Fray Badajo

Toque a campana tañida

Mano dura a ciudadanos y perdón a Duarte. La Suprema Corte y La PGR, dan dos fallos que confirman a México en el  primer lugar en impunidad en América Latina, y el cuarto a nivel mundial. La Suprema Corte de Justicia de la Nación endurece la persecución policial contra los ciudadanos al declarar “constitucional” como se hace en otros países, las inspecciones a personas y vehículos sin orden judicial y los deja al criterio de policías  corruptas; y, la PGR resuelve el “no ejercicio de la acción penal” en contra del ex gobernador priísta de Chihuahua, César Duarte, por los delitos de operaciones de recursos de procedencia ilícita, delito bancario y defraudación fiscal.

Toque de clamor

Estamos en Cuaresma, y se puede afirmar que la Suprema Corte pecó de ingenuidad al creer que tenemos policías capacitados, honestos y con criterio, y  la PGR pecó de perversidad, y con su decisión de no ejercer acción penal contra el priísta prófugo César Duarte, confirmó los criterios políticos con los que se procura justicia en este gobierno de Peña Nieto, pues mientras la PGR es omisa  y protege a los “amigos de la casa”, a los adversarios como el panista Ricardo Anaya, los persiguen como perro de caza, ante las órdenes directas del señor Presidente.

Toque de angustias

Esta noche los ciudadanos nos quedamos con la intranquilidad de saber que, con cualquier pretexto o falta de tránsito, un policía podrá bajarnos de nuestro auto, revisarlo y revisarnos a nosotros hasta en las partes más íntimas, si tiene “sospecha fundada”, o si cree que hay “flagrancia” o, como pasa en la realidad, si simplemente se le da la gana; y mientras, esta misma noche, en una mullida cama de alguna de sus mansiones en Estados Unidos, el ex gobernador César Duarte, gracias a la Procuraduría y a sus amigos priístas de Los Pinos, dormirá tranquilo en sábanas de seda.

Toque de duelo

Como lo pronosticó el gobernador, sigue la violencia sin freno en la ZMG, en lo que va del año en Jalisco, son 351 asesinatos. Nunca fue más peligroso este Estado para sus ciudadanos, y ahora si eres un ciudadano común, sin apellido rimbombante, sin amigos poderosos, la policía perseguirá gente de paz,  puede detenerte para revisarte, no va a creer en tu inocencia, puede sembrarte droga, dispararte, o terminar con tu reputación. La CNDH advierte que se agreden las garantías más básicas.

About David Hernández Cruz

Check Also

Padrinos, nuestros compañeros en el camino de la vida cristiana

Algunos buscan que sean buenos compadres, otros que den buenos regalos o que cooperen para …

¿Por qué quieres recibir los sacramentos de la Iglesia?

Muchos buscan los sacramentos para completar su vida social más que para iniciar o dar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *