Foto: Jorge Hernández

No somos auténticos cristianos si no fomentamos el servicio

En la Misa de la Cena del Señor y del lavatorio de pies, el Arzobispo de Guadalajara exhortó a los fieles a entregar sus virtudes para el bien de la sociedad.

David Hernández

El Arzobispo de Guadalajara, Cardenal José Francisco Robles Ortega, celebró la tarde de este jueves en la Catedral Metropolitana la Misa de la Cena del Señor y del lavatorio de pies, solemnidad con la que da inicio el Triduo Pascual dentro de la Iglesia Católica.

Ante la presencia de cientos de fieles tapatíos que participaron de la celebración, el Cardenal Francisco Robles mencionó dentro de su homilía que la fe cristiana consiste en entregarse a Dios y al prójimo -por amor- a través del servicio; de tal manera que todo aquel que busca de manera egoísta su propio beneficio no puede atribuirse el título de cristiano.

El Cardenal lavó los pies a 12 jóvenes que presentaban a los apóstoles de Cristo. Foto: Jorge Hernández

 

Asimismo, cuestionó la coherencia de los católicos de México al señalar que a pesar de que somos un país mayoritariamente cristiano son escasas las muestras de solidaridad y sin embargo, abundan los signos de ambición.

“Somos un país mayoritariamente cristiano y por qué en donde quiera y a diario se ven los signos no de solidaridad, no de caridad, no de servicio. Se ven a diario signos de egoísmo, de ambición, de pisar y pasar por los demás con tal de tener más poder, más placer, más dinero. Cómo es que nos preciamos de ser un país mayoritariamente cristiano. Debiéramos distinguirnos por el amor que se entrega en el servicio a los demás”.

Indicó que todos sabemos en el ámbito familiar y social quién o quiénes nos necesitan y cómo podemos ayudar, sin embargo preferimos encerrarnos en la “búsqueda individualista de nuestro bien” sin ver las necesidades del que está a nuestro lado.

“Yo sé lo que está requiriendo de mí, mi colonia, mi fraccionamiento, mi barrio para que éste sea más humano, más seguro, más fraterno. Y yo debiera estar dispuesto, yo debiera colaborar para que mi ámbito sea más seguro, más armónico y más humano. Yo sé en el ambiente familiar que familiar mío necesita de mi atención y de mi servicio, de mi caridad y de mi amor, yo lo sé. Y por qué regateamos, por qué no damos lo que nuestros familiares requieren”.

Tras concluir su mensaje, el Arzobispo lavó los pies a 12 jóvenes tapatíos que representaban los apóstoles de Cristo. Posteriormente trasladó la reserva Eucarística a la capilla del Santísimo que se encuentra a un costado del presbiterio de la Catedral.

Capilla del Santísimo. Foto: Jorge Hernández

About David Hernández Cruz

Check Also

Obispos de México presentan Protocolo de Seguridad Eclesial

Redacción Arquimedios La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) presentó este martes 19 de junio el …

Inauguran exposición con 180 obras del Vaticano en México

La obra más antigua data del siglo I y la más reciente del papado del …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *