¿Cuáles son los Derechos que tutela la Suprema Corte de Justicia de la Nación?

Pbro. Carlos Chávez Buenrostro

Ante la decisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), tomada el martes 13 de marzo, de modificar hizo normas del Código Nacional de Procedimientos Penales, para permitir inspeccionar a las personas y los vehículos, sin la existencia de una orden judicial previa, siempre y cuando exista una sospecha razonable o flagrancia, es importante que analicemos la situación con detenimiento.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) advirtió que esta decisión puede propiciar violaciones a derechos y libertades «básicas» de los ciudadanos, pero esta manifestación no importó a la SCJN que dio su aprobación, aunque no de manera consensual unánime, por parte de los ministros.

La situación del país no está para dar tal responsabilidad a los cuerpos de policías, y las razones son muy sencillas; menciono algunas: Los tres italianos que, en el municipio de Tecalitlán, Jalisco, fueron entregados por policías municipales a un grupo delictivo para ser desaparecidos, hasta la cantidad que les pagaron salió a la luz; el joven de la UNAM que, presuntamente, fue agredido por miembros de la policía; el caso tan nombrado -tanto nacional como internacionalmente- de los jóvenes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, desaparecidos en Iguala, Guerrero, que fueron vistos por última vez arriba de una patrulla de policías y, sin olvidar, el por qué están en las calles las fuerzas armadas en el Municipio de Tlaquepaque, Jalisco. Ahora sí que conviene decir: ¡Ven la tempestad y no se hincan!.

Resulta curioso que en el recinto de la SCJN, se encuentra una imagen del Sr. Presidente Benito Juárez con dos inscripciones en ambos lados, bien conocidas por la mayoría de los mexicanos: «La patria es primero» y «El respeto al Derecho ajeno es la paz». Paradójico es que dichas inscripciones no sean tomadas en cuenta por los Ministros.

Además, surgen muchas interrogantes que no está por demás plantearse:

¿Cuáles son los Derechos que tutela la SCJN?

¿No son los Derechos Humanos los que están primero antes que cualquier otro derecho?

¿Qué está sucediendo?

¿Por qué darle tanta confianza a los cuerpos de policías cuando la situación no está para ello?

Pero… ¿Qué es lo realmente preocupante?

Las detenciones que se dan bajo la sola sospecha “razonable”, tienen un margen enorme de subjetividad; son las principales causas inconformidad ante la CNDH, cuyo registro indica que entre el 2007 y 2017 fueron presentadas 10,225 sólo en el ámbito laboral -según una nota hecha por La Jornada en línea-. Además, se encuentran vinculadas a otras violaciones de los Derechos Humanos como: Tortura, tratos crueles, inhumanos o degradantes y desapariciones.

La CNDH, también, aclaró que algunos de los Derechos a los que atenta la declaración de la SCJN son:

  1. Presunción de inocencia
  2. Debido proceso.
  3. Seguridad jurídica.
  4. Libertad personal.
  5. El principio de legalidad.

Por ello, es importante aclarar algunas normas que el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia (CDSI), en el número 404 dice:

«La actividad de los entes encargados de la averiguación de la responsabilidad penal, que es siempre de carácter personal, ha de tender a la rigurosa búsqueda de la verdad y se ha de ejercer un respeto pleno de la dignidad y de los derechos de la persona humana» […] Los magistrados están obligados a la necesaria reserva en el desarrollo de sus investigaciones para no violar el derecho a la intimidad de los indagados y para no debilitar el principio de la presunción de inocencia».

Cabe añadir que, la aprobación de tal normativa crea una brecha de separación entre los Derechos Fundamentales de la Persona y los Derechos Constitucionales, o simplemente, los primeros son tratados con indiferencia por los segundos o, los primeros sólo son tomados en cuenta cuando sirven a los propósitos y fines de los segundos o, todo a la vez.

Al parecer que no hay una salvaguarda de los Derechos Básicos del Ser Humano en nuestra nación, es indispensable señalar una vez más:

«La fuente última de los derechos humanos no se encuentra en la mera voluntad de los seres humanos, en la realidad del Estado o en los poderes públicos, sino en el hombre mismo y en Dios» (CDSI no. 153).

Así, lo hecho por la SCJN es inadmisible.

Visto desde otro enfoque, podríamos preguntarnos a la vez, si este es el primer paso para iniciar una separación de la responsabilidad del Estado, en salvaguardar los Derechos de los seres humanos y poder así, hacer la ley a su antojo y a disposición de algunas personas. Esto claro, suena muy exagerado.

Ante tal contexto, lo inmediato es adoptar precauciones y prudencia como: El no transitar a altas horas de la noche por la calle; ser respetuosos y atentos con la autoridad cuando se presente el caso, pero a la vez, muy cuidadosos.

Asimismo, recordemos un dicho muy sabio: “No hagas cosas buenas que parezcan malas, ni cosas malas que parezcan buenas”.

Lo mejor sería: Ser una comunidad más informada y reflexiva; crear un compromiso atento a salvaguardar ante todo los Derechos Humanos; una mutua cooperación entre nuestra SCJN y la CNDH -exigencia que deberíamos cuidar y defender todos los mexicanos- y confiemos en Dios que este no sea el preámbulo para mayores injusticias en nuestro país.

 

About Rebeca Ortega

Check Also

#DesarrolloEspiritual: ¿Voy por la vida dividiendo o uniendo?

Desarrollo Espiritual, Domingo XVI, Ciclo B, 22 de Julio de 2018. ¡DIOS QUIERE PASTORES QUE …

Música sacra rusa

Sergio Padilla Moreno La máxima fiesta del futbol mundial llega hoy a su fin en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *