Puntos destacados de la Misa de Ordenación Episcopal

Redacción ArquiMedios

La Misa de Ordenación de un obispo puede ser una liturgia larga. Si no sabes lo que está pasando, puedes perder mucho del simbolismo y del significado detrás de los diversos momentos del rito.

He aquí un breve resumen de los momentos clave de una Ordenación Episcopal.

Procesión: La procesión de entrada es uno de los momentos más emotivos y fotogénicos de cualquier gran Liturgia, y la Misa de ordenación del sábado21 de abril de 2018, no será una excepción. El Cardenal José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara,  presidirá la Solemne Eucaristía, y se espera la presencia de más de 70 Obispos y cientos de sacerdotes, la procesión tomará aproximadamente 15 minutos.

Veni, Creator, Spiritus: La oración “Ven, Espíritu Santo” se canta después de la Lectura del Evangelio y marca el comienzo del Rito de Ordenación de la Misa. La antigua oración invoca al Espíritu Santo.

Presentación los Elegidos: Los obispos electos son presentados al Obispo ordenante principal.

Nueve Promesas: Después de la homilía, se hacen nueve preguntas a los Obispos Electos para determinar si el candidato está: 1) preparado para cumplir este deber sagrado hasta el final de su vida; 2)  permanecer “fiel y constante” en la proclamación del Santo Evangelio, 2) Sin cambiar el “depósito de fe” que los apóstoles han pasado a lo largo de los siglos, 4) “construir la Iglesia como Cuerpo de Cristo”, 5) “permanecer unidos a ella dentro de la Orden de los Obispos bajo la autoridad del sucesor del apóstol Pedro, 6) guiar al pueblo de Dios “como un padre devoto”, 7) “ser acogedor y misericordioso con los pobres”, 8) “buscar a las ovejas que se desvían” 9 ) Y orar incesantemente por el pueblo de Dios.

Letanía de los Santos: El consagrante principal invita a todos los fieles a orar por los Obispos Electos, que luego se prosternan mientras toda la congregación canta la Letanía de los Santos.

Imposición de Manos y Plegaria de Ordenación: Los elegidos se levantan, se acercan al Obispo ordenante principal y se ponen de rodillas ante él.

El Obispo ordenante principal impone en silencio las manos sobre la cabeza de cada uno de los elegidos. A continuación, acercándose sucesivamente, hacen lo mismo todos los demás Obispos, también en silencio.

Después de la imposición de las manos, los obispos permanecen junto al Obispo ordenante principal hasta finalizar la Plegaria de Ordenación.

Imposición del Libro de los Evangelios: Enseguida, el Obispo ordenante principal impone, abierto, el Libro de los Evangelios sobre la cabeza de los elegidos; dos diáconos, a la derecha y a la izquierda del elegido, sostienen el Libro de los Evangelios sobre su cabeza, hasta que finalice la Plegaria de Ordenación.

Plegaria de Ordenación: El Obispo ordenante principal, sin mitra, y con los demás Obispos ordenandos a su lado, dice con las manos extendidas, la Plegaria de Ordenación.

Concluida la Plegaria de Ordenación, los diáconos retiran el Libro de los Evangelios que sostenían sobre la cabeza de cada ordenado. El consagrante principal unge la cabeza de los nuevos obispos con el Sagrado Crisma, le entrega el Libro de los Evangelios, le coloca el anillo en el dedo, la mitra en la cabeza, y le da el báculo pastoral.

Después, el Obispo ordenante principal invita a los ordenados a sentarse a la Cátedra; después se sentarán a la derecha e izquierda del Obispo ordenante principal.

Abrazo de paz: Finalmente, los ordenados, dejando el báculo, se levantan y reciben del Obispo ordenante principal y de todos los obispos, el abrazo de paz. Mientras tanto, y hasta finalizar el rito, se canta la antífona del Salmo 95 que reza, “Vayan por todo el mundo, Aleluya, y enseñen a todas las gentes, Aleluya”.

(DESCARGAR)

Manual para la Celebración Eucarística de la Ordenación Episcopal

About Rebeca Ortega

Check Also

Familia: Escuela de Virtudes

Lupita: Yo me creí ese slogan que decía: “Menos hijos para darles más”. Quería tener …

El Papa readmite a la plena comunión eclesial a 8 obispos chinos

Redacción ArquiMedios En el marco de los contactos entre la Santa Sede y la República …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *