Jorge Rocha

A propósito del sondeo y de la encuesta presidencial que presentó grupo Reforma en sus distintos diarios locales, se suscitó un fuerte debate en la opinión pública y en las redes sociales, sobre la legitimidad y el valor de las encuestas electorales como fuentes de información útil para los votantes.

Sólo para recordar: En el sondeo del voto universitario que publicó Grupo Reforma, Ricardo Anaya aparecía como el candidato mejor posicionado con el 45 % de las preferencias, luego Andrés Manuel López Obrador con 21 %, José Antonio Meade con 16 % y Margarita Zavala con 10 %. Este ejercicio fue criticado fuertemente por su falta de validez estadística e incluso se generó un movimiento masivo en redes sociales descalificándolo.

Al día siguiente, el mismo diario publicó una encuesta mostrando una realidad muy distinta, que colocó a López Obrador como puntero en la contienda presidencial con el 48 % de las preferencias electorales, seguido de Ricardo Anaya con 26 %, José Antonio Meade con 18%, Margarita Zavala con 5 % y Jaime Rodríguez “El Bronco” con 3 % de la intención de voto.

Si comparamos los resultados que ya dieron a conocer varias empresas encuestadoras como Parametría, Grupo Reforma y Consulta Mitosfky sobre las preferencias electorales a la presidencia de la República, hay tres tendencias que aparecen en los tres ejercicios:

  1. Andrés Manuel López Obrador es el puntero en las encuestas y tuvo un crecimiento en las preferencias electorales de las últimas encuestas a la fecha, es decir, ensanchó la distancia con sus adversarios.
  2. Ricardo Anaya está colocando en segundo lugar en las preferencias electorales, pero en el último mes experimentó un breve decrecimiento en su desempeño electoral.
  3. José Antonio Meade se ubica en un claro tercer lugar de las preferencias y del mes pasado al día de hoy, experimentó un estancamiento en su desempeño electoral.

En síntesis, de acuerdo a estas encuestadoras, López Obrador creció, Anaya bajó y Meade se estancó.

Ahora bien, en este mundo de información es necesario clarificar las distinciones entre un sondeo y una encuesta. El primero es un ejercicio que no cuenta con rigor estadístico y por lo tanto sus resultados no son generalizables para la población que analiza. Por otro lado, las encuestas sí tienen una metodología estadística que permite generalizar sus resultados para el momento en que se levanta el ejercicio, y donde siempre hay un margen de error, es decir, es una foto que puede cambiar si se presenta algún proceso social que lo modifique.

Un error muy común, donde a veces hay intencionalidades políticas, es tratar de usar los resultados de un sondeo como resultados de una encuesta, es decir, tratar de generalizar datos que técnicamente no son generalizables, y por lo tanto, inducir a una imagen de la realidad distorsionada.

En un escenario electoral podemos encontrarnos fácilmente con este tipo de situaciones, sabiendo además, que en el caso de México tenemos como antecedente que en las elecciones de los años 2012, 2015 y 2016, muchas empresas encuestadoras presentaron resultados que sobre estimaban a ciertos actores políticos y que luego se demostró que tuvieron grandes y severos errores de medición. Estas confusiones (provocadas intencionalmente o no) y estos antecedentes han provocado que exista una desconfianza, justificada por la experiencia empírica, hacia los resultados que muestran las encuestas y por lo tanto se les toman con reservas.

Por esta razón, es necesario filtrar la información, y en el caso de las encuestas lo primero que necesitamos observar es: si es un sondeo o una encuesta, porque su tratamiento será muy distinto; y luego compararlas con otros ejercicios similares para poder encontrar tendencias y contar con información más sólida con la cual tener más elementos para tomar una decisión basada en datos y con la posibilidad de hacer un mejor discernimiento del voto.

Correo electrónico: [email protected]

About Dulce Romero

Check Also

#DesarrolloEspiritual: ¿Voy por la vida dividiendo o uniendo?

Desarrollo Espiritual, Domingo XVI, Ciclo B, 22 de Julio de 2018. ¡DIOS QUIERE PASTORES QUE …

Música sacra rusa

Sergio Padilla Moreno La máxima fiesta del futbol mundial llega hoy a su fin en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *