#DesarrolloEspiritual: Los amigos de Jesús nos amamos mutuamente

Desarrollo Espiritual,

VI DOMINGO DE PASCUA Ciclo B, 06 de Mayo de 2018.

SOMOS AMIGOS DE JESÚS SI NOS AMAMOS MUTUAMENTE

(¿En qué se nota que amo a Jesús y amo a mis prójimos?)

Pbro. José de Jesús Suárez Arellano / Pbro. Sergio Arturo Gómez M. 

¿QUÉ NOS DICE DIOS EN ESTE VI DOMINGO DE PASCUA?

Hechos de los Apóstoles 10,25-26.34-35.44-48: El Espíritu Santo desciende sobre todos… también sobre los paganos… Dios no hace distinciones; acepta al que lo teme y practica la justicia, sea de la nación que sea…

Salmo 97: Dios obra con justicia, hace maravillas y muestra su victoria a todas las naciones, hasta los confines de la tierra…

Primera de Juan 4, 7-10: Dios es amor, nos amó primero, nos envió a su Hijo… Lo conocemos si lo amamos a Él y si amamos a nuestro prójimo…

Juan 15, 9-17: Jesús nos comunica (con amor) que nos ama como el Padre lo ha amado a Él… nos invita a permanecer en su amor; a ser sus amigos guardando sus mandamientos, principalmente el del amor mutuo… quiere que, sabiendo esto, seamos felices… Él nos ha elegido y destinado para que demos fruto… Haciendo esto, nuestras peticiones a Dios serán despachadas…

REFLEXIONEMOS:

La Palabra de hoy, en continuidad con la de la semana pasada, nos habla de “permanecer” en el amor de Dios, nos da la oportunidad de profundizar lo que es cumplir sus mandamientos y nos invita nuevamente a dar fruto… Pero, nos invita a usar los lentes del amor que Dios nos tiene y que debemos cultivar…

Algunas ideas sobresalientes del Evangelio de hoy (que podemos tomar como invitaciones a crecer):

  1. Dios Padre ama a Jesús, Jesús nos ama a nosotros y nosotros debemos amarnos unos a otros…

¿Reconozco que experimentar el amor de Jesús es un prerrequisito para el amor que yo debo cultivar por otros?

  1. Ustedes son mis amigos si hacen lo que yo es mando…

Jesús nos da mandamientos que son para nuestro bien… Él es como un “coach” que nos entrena, nos da sus indicaciones para desarrollar habilidades para amarlo, amar a Dios y amar a nuestros prójimos…

 

Un buen coach es exigente, no deja que nos rindamos… El entrenamiento en el amor hasta dar frutos buenos no es fácil, exige perseverancia y constante crecimiento… y Jesús no deja que nos rindamos…

En sus mandamientos hay belleza y seguridad, ellos me guían por un camino seguro… Ser amigo de Jesús ofrece la alegría del encuentro y de recorrer mi vida junto a Él, de crecer y de tenerlo como refugio en las luchas…

¿Es Jesús mi entrenador? ¿Lo sigo?

¿A quién sigues en Facebook, twitter u otros medios?

¿Cuántos coaches tienes en este momento? ¿Te hacen creer en cosas buenas y superarte cada día más a ti mismo? ¿En qué habilidades te entrenan?

  1. El amor consiste en dar la vida…

Nos ayudaría profundizar qué es tener vida y tenerla en abundancia, para poder amarla, defenderla y promoverla con amor, cuidado y ternura…

¿Recuerdas algunas ocasiones en que estuviste dispuesto a dar tu vida por algo o por alguien?

  1. Dios nos ha elegido y nos ha amado primero…

Para profundizar esta idea nos puede ayudar la siguiente oración de Søren Kierkegaard:

“Oh Dios! Tú nos amaste primero. Y nosotros hablamos de eso como de un simple hecho histórico, como si hubiésemos sido amados primero solamente una vez. Pero Tú lo haces siempre. Muchas veces, en varios momentos, durante toda la vida. Tú nos amas primero. Cuando despertamos de mañana y volvemos nuestro pensamiento a Ti, Tú estás primero. Tú nos amaste primero. Y si me levanto al amanecer y en ese mismo instante yo elevo mi alma en adoración, Tú ya me precediste y me amaste primero. Cuando yo recojo mi espíritu de una disipación y pienso en Ti, Tú fuiste el primero. ¡Y así acontece siempre! Y nosotros, ingratos, hablamos siempre como si sólo una vez Tú nos hubieses amado primero”.

Dios me amo primero… pero yo puedo corresponderle y, con su gracia, puedo cultivar esta relación viva con Él…

  1. Nos ha destinado para dar fruto…

Lo que Él me enseña y me manda va indicando el camino para mi desarrollo, para mi vida fructífera y para mi salvación… para llegar a dar frutos de amor y vida…

En este día también podemos pensar en las personas a las que amamos, familiares y amigos… Todas las relaciones de amor que (man)tenemos son importantes para nosotros y en ellas hemos de dar frutos… Reflexionemos: ¿Los valores y propuestas de ellas se parecen a las de Jesús? ¿Les ayudo a ellos también como mi entrenador Jesús me ha enseñado?

TE PROPONEMOS ALGUNOS EJERCICIOS PARA ESTA SEMANA:

  1. Recuerda que “obras son amores y no buenas razones”…

¿En qué obras concretas se nota que amo a Jesús? ¿En qué obras concretas se nota que amo a mis prójimos?

  1. a) Haz una lista de las personas a las que más amas y escribe lo que te gusta de tu relación con cada una de ellas… ¿Qué te manifiesta cada una del amor de Jesús para ti? ¿En qué te ayuda a crecer cada una de ellas? ¿Haces oración con ellas?

Haz una oración por cada una de ellas…

¿Sabes alguna oración de la amistad que puedas compartir?

  1. b) Haz también una lista de las personas con las que no quieres compartir amor y amistad… ¿Son ellas tóxicas? ¿Hay algo tóxico en ti que surge cuando te relaciones con ellas? ¿Compartiste alguna relación tóxica? ¿Cómo puedes sanar y ayudar a sanar a otros?

¿Qué te dice el Evangelio de hoy a este respecto? ¿A qué te sientes llamado?

  1. En tu oración de esta semana repítele al Señor: “Amigo Jesús, concédeme amar constructivamente a mis prójimos como Tú me amas a mí”.

 

(Si esta ficha te ayuda, compártela).

About Gaby Ceja

Check Also

¿Por qué quieres recibir los sacramentos de la Iglesia?

Muchos buscan los sacramentos para completar su vida social más que para iniciar o dar …

Seminaristas de secundaria regresan a clases

Este lunes 20 de agosto iniciaron curso los alumnos de los Seminarios Auxiliares. David Hernández …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *