Canto al Espíritu Santo

Sergio Padilla Moreno

En Occidente, compositores de diversas épocas le han cantado al Espíritu Santo a través de himnos y canciones de alabanza, así como de súplica por su presencia en nuestras vidas y en la Iglesia. En la liturgia de este domingo, donde celebramos con júbilo la Solemnidad de Pentecostés, se proclama le hermosa secuencia que canta “Ven, Dios Espíritu Santo, y envíanos desde el cielo tu luz, para iluminarnos…” Pero para completar la experiencia estética y contemplativa en torno a la tercera Persona de la Santísima Trinidad, quiero proponer tres bellos cantos para celebrar y pedir la presencia del Espíritu en su Iglesia.

El himno Veni Creator Spiritus (“Ven Espíritu Creador”) ha sido cantado desde el siglo IX en la Iglesia católica en las celebraciones propias del Espíritu Santo, el cual, según algunas fuentes, fue compuesto por el teólogo alemán Rabano Mauro (ca.776-856). Prácticamente en todas las grabaciones de canto gregoriano es una de las piezas que no pueden faltar.

Este mismo himno es parte fundamental de una de las sinfonías corales más imponentes en la historia de la música: me refiero a la Sinfonía no. 8 en mi bemol mayor, también conocida por la “Sinfonía de los mil”, dado el enorme aparato orquestar y coral que requiere, además de un órgano tubular y ocho solistas de diversas tesituras. Fue compuesta por el músico austriaco Gustav Mahler (1860-1911), quien la estrenó en Múnich el 12 de septiembre de 1910. La obra se abre con un imponente acorde de órgano y la inmediata entrada del enorme coro proclamando «Veni, veni Creator Spiritus»; sin duda una creación que enchina la piel por su fuerza y solemnidad, muy ad hoc para contemplar el misterio de la poderosa irrupción del Espíritu sobre los discípulos de Jesús el día de Pentecostés.

Desde su fundación en 1914, la congregación de los Misioneros del Espíritu Santo (MSpS) ha dejado impronta de su amor y cuidado por la liturgia, donde el canto ha sido parte esencial de ello. Para muchas mujeres y hombres católicos que ya peinan canas -o que ya no tiene mucho que peinar-, seguramente habrán conocido los discos de cantos gregorianos y navideños que miembros de esta congregación grabaron hacia la mitad del siglo XX. Ya en épocas más modernas, en la década de los ochentas del siglo pasado, se retomó la tradición discográfica y se produjo un disco que marcó época: Sigue la luz, donde se recogen varias composiciones surgidas de la inspiración de religiosos MSpS, siendo ellos mismos las que cantan cada una de las canciones con un sencillo acompañamiento de guitarras. Una de las canciones más bellas y que ha sido interpretada por muchas comunidades religiosas y parroquiales es, sin duda, “Espíritu fuego de Dios”.

[email protected]

MISIONEROS DEL ESPIRITU SANTO/ ESPIRITU FUEGO DE DIOS

https://www.youtube.com/watch?v=Wl9QeAiea2Q

About Rebeca Ortega

Check Also

La Secretaría para la Comunicación se ha convertido en Dicasterio

Redacción ArquiMedios Mediante un Rescripto publicado el sábado 23 de junio en el periódico de …

Agencia Reuters entrevista al Papa sobre la actualidad internacional

La crisis migratoria, el futuro de la Iglesia, la reforma vaticana, la cuestión de los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *