Cardenales de México… con el paso de los años

Rebeca Ortega Camacho

Con el reciente nombramiento de Monseñor Sergio Obeso Rivera, Arzobispo Emérito de Xalapa, como Cardenal (20 de mayo de 2018); México suma en total 13 Cardenales en su historia, de los cuales, actualmente viven 7, y 4 de ellos son electores en caso de un cónclave. El primer Cardenal de México fue el entonces Arzobispo de Guadalajara, Monseñor José Garibi Rivera, nombrado por el Papa Juan XXIII en 1958.

Existen cinco sedes cardenalicias en México, es decir, sedes Episcopales las cuales tradicionalmente tiene un Cardenal como Arzobispo: Arquidiócesis de Guadalajara, Arquidiócesis de México y la Arquidiócesis de Monterrey (vacante actualmente), y tres nuevas otorgadas recientemente por el Papa Francisco: Arquidiócesis de Morelia, Arquidiócesis de Tlalnepantla y la Arquidiócesis de Xalapa,  con la creación en cardenales de sus respectivos Arzobispos Metropolitanos.

De los actuales cardenales, Juan Sandoval Íñiguez, Arzobispo Emérito de Guadalajara (85 años), Javier Lozano Barragán (82 años) y Sergio Obeso Rivera, Arzobispo Emérito de Xalapa (86 años)  ya no pueden votar en un eventual cónclave al haber superado la edad de 80 años; sin embargo, pueden ser votados. Los cardenales que pueden participar en un cónclave para elegir a un nuevo Sumo Pontífice son: Carlos Aguiar Retes, Arzobispo Primado de México (68 años), Norberto Rivera Carrera, Arzobispo Primado Emérito de México (76 años), José Francisco Robles Ortega, Arzobispo de Guadalajara (69 años) y Alberto Suárez Inda, Arzobispo Emérito de Morelia (79 años).

Cardenales creados por S.S. Juan XXIII

  1. José Garibi Rivera (+) (1889-1972)

Cardenales creados por S.S. Pablo VI

  1. Miguel Darío Miranda Gómez (+) (1895-1986)
  2. José Salazar López (+) (1910-1991)

Cardenales creados por S.S. Juan Pablo II

  1. Ernesto Corripio Ahumada (+) (1919-2008)
  2. Juan Jesús Posadas Ocampo (+) (1926-1993)
  3. Adolfo Antonio Suárez Rivera (+) (1927-2008)
  4. Juan Sandoval Íñiguez (28 de marzo de 1933) Arzobispo Emérito de Guadalajara.
  5. Norberto Rivera Carrera (6 de junio de 1942) Arzobispo Primado Emérito de México.
  6. Javier Lozano Barragán (26 de enero de 1936)

Cardenales creados por S.S. Benedicto XVI

  1. José Francisco Robles Ortega (2 de marzo de 1949) Arzobispo de Guadalajara.

Cardenales creados por S.S. Francisco

  1. Alberto Suárez Inda (30 de enero de 1939) Arzobispo Emérito de Morelia.
  2. Carlos Aguiar Retes (9 de enero de 1950)  Arzobispo Primado de México.
  3. Sergio Obeso Rivera (31 de octubre de 1931) Arzobispo Emérito de Xalapa.

Breve semblanza de los Cardenales de México:

Cardenal José Garibi Rivera

Nació en Guadalajara, Jalisco el 30 de enero de 1889. Estudió en el Seminario Diocesano de Guadalajara y en el Convento Franciscano de Zapopan. Fue profesor en el Seminario de Guadalajara de 1911 a 1913.

Fue ordenado sacerdote el 25 de febrero de 1912. Estudió en Roma en la Pontificia Universidad Gregoriana y en el Colegio Pío Latinoamericano de 1913 a 1916 donde obtuvo el doctorado. Impulsó la construcción del Templo Expiatorio de Guadalajara. Durante la Cristiada fue conocido como “Pepe Dinamita”.

Fue nombrado Obispo Auxiliar de Guadalajara el 16 de diciembre de 1929, Obispo Coadjutor de Guadalajara en 1934 y consagrado Arzobispo de Guadalajara el 12 de agosto de 1936. En 1953 apoyó la creación de la Intendencia de Nueva Galicia de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén.

Fue presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

Fue proclamado Cardenal en el consistorio del 15 de diciembre de 1958 por el Papa Juan XXIII.

Participó en el Cónclave de 1963 que eligió al Papa Pablo VI. Participó en el Concilio Vaticano II. Su renuncia como Arzobispo de Guadalajara fue aceptada en 1969.

Murió en Guadalajara el 27 de mayo de 1972 a la edad de 83 años.​

El mote del “Rebaño Sagrado” del Club Deportivo Guadalajara viene de parte del Cardenal pues se contaba que al otorgar una misa al club por un campeonato obtenido, en el año 1957, llevaba un jersey del club bajo su sotana.

Cardenal Miguel Darío Miranda Gómez

Nació en León, Guanajuato, el 19 de diciembre de 1895. Estudió en el Colegio Pío Latinoamericano y fue ordenado el 28 de octubre de 1918. Sus padres fueron Cipriano Miranda y María de las Nieves Gómez. Realizó sus estudios en el Seminario León y en la Pontificia Universidad Gregoriana en Roma. Recibió la ordenación sacerdotal el 28 de octubre de 1918. Los años siguientes realizó trabajo parroquial en León y en 1929 ingresó como profesor al seminario de la misma ciudad.

Entre 1925 y 1929, debido a la persecución religiosa llevada a cabo por Plutarco Elías Calles, el padre Miranda estuvo en prisión y posteriormente fue enviado al exilio. El Papa Pío XI lo nombró Obispo de Tulancingo el 1 de octubre de 1937. Recibió su consagración episcopal el 8 de diciembre de manos del arzobispo Leopoldo Ruiz y Flores. Miranda fue nombrado Arzobispo Coadjutor de la Arquidiócesis de México y titular de Selimbria. El 28 de junio de 1956 fue nombrado Arzobispo de México.

El 3 de mayo de 1959, a petición del primado polaco, Stefan Wyszynski, el arzobispo Miranda consagró a Polonia, durante una ceremonia llevada a cabo en la Basílica, a la Virgen de Guadalupe. Asistió al Concilio Vaticano II (1962 – 1965) y fungió como presidente de la Conferencia Episcopal Latinoamericana entre 1958 y 1963. El papa Pablo VI lo creó Cardenal con el título de Nostra Signora di Guadalupe a Monte Mario en el consistorio del 28 de abril de 1969. Fue el primer arzobispo de México en ser creado Cardenal. Director del Secretariado Social Mexicano en 1924, y Director de Acción Católica 1929. Construyó el Seminario Conciliar Menor y su casa de vacaciones de Valle de Bravo, y consagró la nueva Basílica de Guadalupe el 12 de octubre de 1976. Presidente de la Conferencia del Episcopado Latinoamericano.

Renunció al Arzobispado de México el 19 de julio de 1977. Murió el 15 de marzo de 1986 en León, Guanajuato.

Cardenal José Salazar López

Nació el 12 de enero de 1910 en Ameca, Jalisco. Hijo del señor Cándido Salazar Ortiz y su esposa Luisa López Villaseñor. En la casa de San Sebastián de Analco, realizó tres cursos de humanidades, de 1923 a 1926, pero al estallar la persecución religiosa contra la Iglesia por parte de las fuerzas del gobierno estatal, ésta casa fue desalojada violentamente, y los alumnos fueron dispersados, entre ellos José.

El Arzobispo Francisco Orozco y Jiménez envió al extranjero a los seminaristas más aventajados a continuar sus estudios. A José, que contaba con 16 años, lo colocó en  Roma. Allí, el joven seminarista profundizó el humanismo de la cultura grecolatina y obtuvo notables adelantos durante seis cursos en la Universidad Gregoriana, pero por su salud quebrantada tuvo que regresar a su patria, y durante dos años, de 1932 a 1934, residió en su casa de Ameca.

Logró recuperarse y continuar los estudios que le faltaban antes de ser ordenado el 26 de mayo de 1934. Durante 27 años sirvió en el Seminario Diocesano en diferentes cargos: maestro, formador, prefecto de disciplina y de estudios, vicerrector y rector, todos realizados con desempeño excelente y ejemplar.

El 20 de agosto de 1961 fue Consagrado Obispo Auxiliar de Zamora, en Michoacán; en marzo de 1970 fue nombrado séptimo Arzobispo de Guadalajara. En 1973 El Papa Pablo VI le invistió como Cardenal de la Santa Iglesia Romana y en 1988 entregó el gobierno de la Arquidiócesis a su sucesor, don Juan Jesús Posadas Ocampo.

Don José Salazar López durante 17 años fue el Pastor solícito que con generosa entrega sirvió a su pueblo con un impulso renovador en la formación de los presbíteros y la integración de los laicos en el apostolado, conforme a las enseñanzas del Concilio Vaticano II. Fomentó también las obras de caridad en ayuda de los menesterosos, especialmente con casas hogar para ancianos.

Cinco días antes de su muerte, el 4 de julio de 1991, en el templo de San José de esta ciudad, celebró la Solemne Eucaristía en la fiesta de Nuestra Señora del Refugio. Intercambió afectuosos saludos con todas las personas, y comió en su casa paterna, anexa al asilo de ancianos. Había cumplido 81 años de edad y seis meses.

Cardenal Ernesto Corripio Ahumada

Nació el 29 de junio de 1919, Tampico, en México. Estudió en el Seminario de Puebla de los Angeles, en Puebla; en la Pontificia Universidad Gregoriana, en Roma.  Fue  Ordenado Sacerdote, el 15 de octubre de 1942, en Roma. Continuó sus estudios, 1942-1945. Consecutivamente, 1945-1950, trabajó pastoralmente en la diócesis de Tampico; miembro de la facultad, administrador y vice-rector del Seminario de Tampico. Secretario de la curia diocesana de Tampico, 1950-1952.

Fue elegido Obispo titular de Zapara y nombrado Auxiliar de Tampico, 27 de diciembre de 1952. Consagrado, el 19 de marzo de 1953, Tampico, por Octaviano Márquez Toriz, arzobispo de Puebla. Transferido a la sede de Tampico, el 25 de febrero de 1956. Asistió al Concilio Vaticano II, 1962-1965. Promovido a la sede metropolitana de Antequera, el 25 de julio de 1967. Presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana, 1967-1973. Asistió a la I Asamblea Extraordinaria del Sínodo de los Obispos, Ciudad del Vaticano, del 11 al 28 de octubre de 1969. Transferido a la sede metropolitana de Puebla de los Angeles, el 8 de marzo de 1976. Transferido a la sede metropolitana de México, el 19 de julio de 1977. Asistió a la III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, en Puebla, México, del 27 de enero al 13 de febrero de 1979; fue uno de sus tres presidentes delegados.

Fue Creado Cardenal presbítero, el 30 de junio de 1979; recibió la birreta roja y título de Immacolata al Tiburtino, el 30 de junio de 1979. Representante especial del Papa al funeral de Oscar Arnulfo Romero Galdámez, asesinado arzobispo de San Salvador, en El Salvador, el 30 de marzo de 1980. Nombrado miembro del Consejo de Cardenales para el Estudio de los Problemas Organizativos y Económicos de la Santa Sede, el 31 de mayo de 1981. Enviado especial del Papa al Congreso de Nacional Mariano, en La Paz, Bolivia, el 29 de enero al 5 de febrero de 1984. Asistió a la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, en Santo Domingo, República Dominicana, del 12 al 28 de octubre de 1992. Renunció al gobierno pastoral de la arquidiócesis, el 29 de septiembre de 1994. Administrador apostólico, sede vacante, de México, del 29 de septiembre de 1994 al 13 de junio de 1995. Perdió el derecho a participar en el cónclave cuando cumplió los 80 años de edad, el 29 de junio de 1999. Falleció el 10 de abril del 2008.

Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo

Nació en Salvatierra, Guanajuato, el 10 de noviembre de 1926. A muy temprana edad, a los 11 años, manifestó su deseo de ingresar al Seminario. Sin embargo, las circunstancias político-sociales del País lo impidieron, hasta que, algunos años después, ingresó al Seminario en Morelia, Michoacán. Durante su etapa de formación, se distinguió por su agudeza intelectual, su gran capacidad de relación y encuentro, así como al aprecio de las artes, en especial la música y la literatura.

Recibió la Ordenación Sacerdotal el 23 de septiembre de 1950. Comenzó el ejercicio de su ministerio presbiteral como Vicario Parroquial en Pátzcuaro. Posteriormente, se le pidió incorporarse como formador al Seminario de Morelia, donde impartió por muchos años, clases de latín, filosofía y teología. A finales de los años sesenta, además asumió el cargo de Vicerrector. Gracias a él, y a otros formadores, muchas generaciones de seminaristas de Morelia, y de otras casas de estudio, tuvieron un Plan de Estudios articulado y sólido. Como formador, se le recuerda como un sacerdote sencillo, disciplinado, generoso y cercano, que articulaba el magisterio, el apostolado y la constante convivencia con sus compañeros y seminaristas.

El 21 de marzo de 1970, el Papa Pablo VI lo nombró Obispo de Tijuana, responsabilidad que llevó con celo durante más de doce años. Esta primera etapa episcopal estuvo caracterizada por la entrega a la predicación y la preocupación por la evangelización, en aquella extensa y alejada área del territorio nacional. En el XV Aniversario de la Diócesis de Tijuana, llamó a la realización de una Misión Diocesana, afirmando que: “El pueblo de esta diócesis la necesita como una gracia y oportunidad para su bien, su salvación y su felicidad”. Con gran cuidado canónico y pastoral integró las estructuras eclesiales (asambleas pastorales, consejo presbiteral y de pastoral, comisiones diocesanas, y zonas pastorales, entre otras), dándoles cauce y dirección a través de sólidos planes y cartas pastorales –de muy profunda y rica teología–, así como sus constantes visitas a todas las parroquias del territorio diocesano. Destaca, también el esfuerzo por configurar un seminario diocesano, al servicio de toda una región pastoral que sirvió a otras diócesis ubicadas en el noroeste de la República Mexicana.

El 28 de diciembre de 1982, el Papa Juan Pablo II lo llamó a ocupar la sede Episcopal de Cuernavaca, donde permaneció poco más de cuatro años. La labor en esa Diócesis fue intensa y cuidadosa, pues le correspondió armonizar los aires de modernidad con la tradición propia de una Iglesia Universal que estaba precisamente buscando una renovación, a través del Concilio Vaticano II. Sus esfuerzos principales en esta Diócesis, se dirigieron a ámbitos específicos de formación del clero, seminario y atención a las comunidades parroquiales, purificando la piedad popular y dando claras directrices con relación a la evangelización de lo social.

El 20 de mayo de 1987 fue nombrado octavo Arzobispo de Guadalajara. Sin lugar a dudas, en este período de gran madurez del Señor Juan Jesús, recibió este encargo con gran decisión y generosidad. Entre otros logros alcanzados está la celebración de un Sínodo Diocesano, una nueva Comisión para la Formación Permanente del Clero, la construcción del Albergue Trinitario para Sacerdotes Enfermos o Jubilados, la remodelación del Altar Mayor de Catedral, la dignificación de las criptas en las que hoy descansan sus restos, la Casa Alberione, así como la creación pontificia del Patronato de Nuestra Señora de Zapopan. Por supuesto, no puede dejar de señalarse el empeño que tuvo para lograr la beatificación de los hoy, santos mártires mexicanos. Fue su humildad, sabiduría y generosidad, la que, con el paso de los años, le permitió conducir una diócesis con una gran densidad poblacional, con el presbiterio diocesano más numeroso del país –proporcionalmente hablando–, y una presencia muy significativa de congregaciones religiosas y movimientos laicales.

En el seno de la Conferencia del Episcopado Mexicano fue Presidente de la Comisión Episcopal para las Migraciones y el Turismo (1973-1979), así como de la Doctrina de la Fe (1979-1982). También asumió el cargo de Vicepresidente de la misma Conferencia, así como del Consejo Episcopal Latinoamericano. En el primero, resalta su decidido y prudente empeño por impulsar un nuevo marco jurídico de las iglesias en México, así como el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre el Estado y la Iglesia.

Fue creado cardenal el 28 de junio de 1991, por su Santidad el Papa San Juan Pablo II. Al Señor Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo se le arrebató la vida  el 24 de mayo de 1993. Su servicio apostólico y celo pastoral en y por la evangelización dejó ver siempre su afán por la justicia y la búsqueda para construir la paz.

Cardenal Adolfo Antonio Suárez Rivera

Nació el 9 de enero de 1927, San Cristóbal de las Casas, Chiapas. Estudió en el Seminario Conciliar de Chiapas, San Cristóbal de las Casas; Seminario Archidiocesano de Xalapa, Xalapa; Pontificio Seminario, Montezuma, Nuevo México, Estados Unidos; Pontificia Universidad Gregoriana, Roma; Instituto Catequético Latinamericano, Santiago de Chile, Chile.

Recibió el Orden Sacerdotal el 8 de marzo de 1952, Roma. Sucesivamente, continuó sus estudios en Roma; en Chiapas: director espiritual y miembro de la facultad, seminario diocesano, oficial mayor y secretario de la curia episcopal; asesor diocesano del Movimiento Familiar Cristiano y de la Juventuda de Acción Católica; director de la oficina diocesana de catequesis; trabajo pastoral; y finalmente, vicario general.

Fue nombrado Obispo de Tepic, el 4 de mayo de 1971. Su Consagración Episcopal fue el 15 de agosto de 1971, por Monseñor Carlo Martini, Arzobispo titular de Abari, delegado apostólico en México. Asistió a la III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, Puebla, México, del 27 de enero al 13 de febrero de 1979. Trasladado a la sede de Tlalnepantla, el 8 de mayo de 1980. Asistió a la VI Asamblea Ordinaria del Sínodo de los Obispos, en Ciudad del Vaticano, del 29 de septiembre al 28 de octubre de 1983. Promovido a la sede metropolitana de Monterrey, el 8 de noviembre de 1983. Asistió a la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, Santo Domingo, Repóblica Dominicana, del 12 al 28 de octubre de 1992. Nombrado administrador aposóolico, sede vacante, de Ciudad Victoria, el 3 de noviembre de 1994.

Fue creado Cardenal el 26 de noviembre de 1994 por el Papa Juan Pablo II. Recibió la birreta roja y el título de Nostra Signora di Guadalupe a Monte Mario, el 26 de noviembre de 1994. Renunció al gobierno pastoral de la diócesis el 25 de enero de 2003. No participó en el cónclave del 18 y 19 de abril de 2005 por motivos de salud. En la Curia Romana fue miembro de la Congregación para el Clero. Falleció el 22 de marzo de 2008.

Cardenal Juan Sandoval Íñiguez

 Nació en Yahualica, Jalisco, México, el 28 de marzo de 1933; ingresó al Seminario Diocesano de Guadalajara el 11 de Noviembre de 1945, fue enviado a Roma a continuar sus estudios el año de 1952, allí obtuvo la Licenciatura en Filosofía y el Doctorado en Teología Dogmática en la Pontificia Universidad Gregoriana, recibió la ordenación sacerdotal el 27 de octubre de 1957 en la Ciudad de Roma.

En 1961 regresó a México y fue asignado al Seminario de Guadalajara como Director Espiritual y profesor de latinos menores, fue prefecto de filósofos, profesor de filosofía y de teología. En septiembre de 1971 fue nombrado Vicerrector con oficio de Rector y en 1980 recibió el título de Rector del Seminario, impartiendo al mismo tiempo clases de filosofía y teología dogmática.

Fue nombrado por S.S. Juan Pablo II Obispo Coadjutor de Ciudad Juárez el 8 de marzo de 1988 y consagrado el 30 de abril del mismo año; el 11 de junio de 1992 fue promovido como Obispo de Ciudad Juárez, participó en el VIII Sínodo de los Obispos en octubre de 1990 y fue invitado por S.S. Juan Pablo II a participar en la IV Conferencia del Episcopado Latinoamericano en Santo Domingo en octubre de 1992.

El 21 de abril de 1994 fue nombrado Arzobispo de Guadalajara, sede de la que tomó posesión el 19 de mayo del mismo año; el 30 de Octubre de 1994 fue nombrado por S.S. Juan Pablo II, Cardenal de la Santa Iglesia y le impuso el birrete cardenalicio el 26 de noviembre del mismo año.

Como Cardenal de la Santa Iglesia, participó en el Sínodo Especial para América, como Relator General, en Roma en 1997. En abril de 2005 participa en el Cónclave para la elección de S.S. Bendicto XVI.

En 2011, el Papa Benedicto XVI aceptó la renuncia del Arzobispo de Guadalajara, Juan Sandoval Íñiguez.

 Cardenal Norberto Rivera Carrera

Nació en La Purísima, Tepehuanes, Arquidiócesis de Durango (México) el 6 de junio de 1942. Después de asistir a la escuela primaria en su ciudad natal, en 1955 entró en el Seminario Conciliar de Durango, donde estudió humanidades, filosofía y un año de teología.

En 1962 se trasladó a la Escuela Latinoamericana de Roma, y luego obtuvo una licenciatura en teología en la Universidad Pontificia Gregoriana. Fue ordenado sacerdote el 3 de julio de 1966 por el Papa Pablo VI en la Basílica de San Pedro.

En 1967 fue párroco en Río Grande y desde entonces, tuvo diferentes encargos. Fue profesor de Teología Dogmática en el Seminario Mayor de Durango, cargo que ocupó durante 18 años hasta su nombramiento episcopal; fue profesor de Sagrada Escritura y Teología pastoral y espiritual. Durante cinco años fue prefecto de disciplina en el seminario, así como canónigo teológico de la Catedral de Durango.

En 1982 fue nombrado profesor de Eclesiología en la Universidad Pontificia de México. Él fue el fundador y asistente del Movimiento por los días de la vida cristiana y fue capellán de la iglesia de San Martín de Porres. Se ocupó en primera persona de la construcción de la parroquia de Santa Rosa de Lima y de la iglesia de María Auxiliadora. Además tuvo varios encargos pastorales en su diócesis.

El 5 de noviembre de 1985, fue nombrado por Juan Pablo II, Obispo de Tehuacán y el 21 de diciembre era ordenado obispo en el seminario menor diocesano. Realizó diversas tareas en la Conferencia Episcopal Mexicana así como en la Latinoamericana, destacando su presidencia en la comisión encargada de la familia. Aquí les dejamos unas declaraciones del cardenal mexicano condenando la adopción por parte de uniones homosexuales.

El 13 de junio de 1995 fue nombrado Arzobispo Primado de México. El 29 de junio del mismo año, en la basílica vaticana, del Papa recibió la imposición del Palio Arzobispal y el 26 de julio tomó posesión de la Arquidiócesis Primada.

El Papa Juan Pablo II lo creó cardenal en el consistorio del 21 de febrero de 1998, con el título de “San Francesco a Ripa Grande”. En la Curia es miembro de las Congregaciones para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos y para el Clero; también es miembro del Pontificio Consejo para la Familia y de la Pontificia Comisión para América Latina. Pertenece al Consejo de Cardenales para el Estudio de los Problemas Organizativos y Económicos de la Santa Sede.

El miércoles 31 de julio de 2002 fue el anfitrión del Santo Padre Juan Pablo II cuando presidió junto a él la canonización de Juan Diego Cuauhtlatoatzin, el protagonista de la Virgen de Guadalupe, venerada en todo México. Fue el primer indígena canonizado.

En diciembre de 2017, el Papa Francisco aceptó la renuncia del Cardenal  Norberto Rivera Carrera como Arzobispo Primado de México.

Cardenal Javier Lozano Barragán

Nació en Toluca, México el 26 de enero de 1933 e inició su formación en el Seminario de Zamora, Michoacán. Luego, obtuvo tanto su Licenciatura en Filosofía como su doctorado en teología, en la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

Fue ordenado sacerdote el 30 de octubre de 1955 en Roma. Fue profesor y prefecto de estudios en el Seminario de Zamora. Fue luego nombrado encargado de la formación permanente del clero diocesano. Presidente de la Sociedad Teológica Mexicana y Director del Instituto de Teología Pastoral de la Conferencia Episcopal Latinoamericana (CELAM) en Medellín, Colombia. Asimismo, es miembro del equipo de reflexión teológica del CELAM. Asistió, en calidad de experto, a la III Conferencia General del Episcopado latinoamericano, realizada en la ciudad mexicana de Puebla, entre el 27 de enero y el 13 de febrero de 1979.

Fue nombrado Obispo titular de Tunicia de Numidia y nombrado Auxiliar de la Arquidiócesis Primada de México el 5 de junio de 1979. Consagrado el 15 de agosto de 1979, en México, por el Cardenal Ernesto Corripio Ahumada, Arzobispo de México. El 28 de octubre de 1984 fue transferido a la sede de Zacatecas. Por otra parte, asistió la IX Asamblea Ordinaria del Sínodo de Obispos realizada en la Ciudad del Vaticano entre el 2 y 29 de octubre de 1994. Dos años después, el 31 de octubre de 1996, fue nombrado presidente del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Agentes Sanitarios. Renunció al gobierno pastoral de la diócesis y le fue otorgado el título de Arzobispo ad personam el 7 de enero de 1997. Asistió a la Asamblea Especial para Europa del Sínodo de Obispos, Ciudad del Vaticano, entre el 1 y 23 de octubre de 1999. Asistió también a la X Asamblea Ordinaria del Sínodo de Obispos en el Vaticano, desde el 30 de septiembre hasta el 27 de octubre de 2001. Adicionalmente, fue el enviado especial del Papa al X Día Mundial del Enfermo el 11 de febrero de 2002 en Vailankanni, India.

Fue creado cardenal diácono por el Papa Juan Pablo II en el consistorio del 21 de octubre de 2003. Recibió la birreta roja y el diaconado de S. Michele Arcangelo el 21 de octubre de 2003. Enviado especial del Papa para las celebraciones del XII Día Mundial del Enfermo, Lourdes, Francia, 11 de febrero de 2004. Enviado especial del Papa para las celebraciones del XIII Día Mundial del Enfermo realizado en Yaoundé, Camerún, del 9 al 11 de febrero de 2005.

Presidió la Comisión Episcopal encargada de abrir la Universidad Pontificia de México en 1980. El Cardenal Lozano Barragán fue de los primeros en promover la Canonización del Papa Juan Pablo II después de su muerte en abril de 2005, diciendo que la recuperación de un niño con leucemia terminal, a quien el Papa había bendecido en su visita a la ciudad de Zacatecas el 12 de mayo de 1990, es un milagro atribuíble a Juan Pablo II.

Lozano Barragán fue también uno de los cardenales electores que participaron en el cónclave de abril de 2005 en el que fue elegido el Papa Benedicto XVI. Actualmente reside en Roma, Italia.

Cardenal José Francisco Robles Ortega

Nació en Mascota, Jal., el 2 de marzo de 1949 y es el tercero de 16 hijos de los señores, Francisco Robles Arreola y Teresa Ortega de Robles. Ingresó al seminario menor de Autlán, continuó sus estudios de Humanidades y Filosofía, en el Seminario de Guadalajara y cursó la Teología, en el Seminario de Zamora. Recibió la ordenación sacerdotal, el 20 de julio de 1976 por la Diócesis de Autlán.

Obtuvo la Licenciatura en Teología dogmática, en la Universidad Pontificia Gregoriana. Fue Prefecto de Estudios y Director Espiritual del Seminario Menor, de la Diócesis de Autlán, profesor de Filosofía y Teología y Rector del mismo Seminario; Vicario General y Administrador Diocesano de Autlán.

Fue consagrado Obispo Auxiliar de Toluca, el 5 de junio de 1991 y el 15 de julio de 1996, tomó posesión como Obispo de Toluca. Participó, en la Asamblea Especial del Sínodo de Obispos para América, en diciembre de 1997. Presidió el Departamento de la Pastoral de Santuarios, la Comisión Episcopal de Educación y Cultura, y la Comisión para vocaciones y Ministerios Pro Colegio Mexicano. Actualmente es el Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, y moderador del Consejo Latinoamericano y Caribeña de Líderes Religiosos – Religiones por la Paz.

El 25 de enero de 2003, fue nombrado Arzobispo de Monterrey, y recibió el capelo cardenalicio, el 24 de noviembre de 2007. Participó en la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, del 13 al 31 de mayo de 2007, en Aparecida, Brasil.

Es miembro de la Comisión Pontificia para América Latina, desde el año 2008 y del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, desde el 5 de enero de 2011.  Ha representado al Santo Padre Benedicto XVI, en la solemne inauguración del Año Jubilar por el 40 aniversario de la Proclamación de Nuestra Señora de la Divina Providencia, Patrona Nacional de Puerto Rico, en noviembre de 2009, y en el 375 aniversario, del hallazgo de la imagen de Nuestra Señora de los Ángeles, Patrona de Costa Rica, en agosto de 2011.

Fue nombrado Arzobispo de Guadalajara, el 7 de diciembre de 2011 y tomó posesión de la Arquidiócesis, el 7 de febrero de 2012.

 

Cardenal Alberto Suárez Inda 

Nació en Celaya, Guanajuato, el 30 de enero de 1939. Ingresó al Seminario Diocesano de Morelia en 1953 donde cursó Humanidades.

En el año de 1958 se fue a Roma, Italia, a estudiar Filosofía y Teología en la Universidad Gregoriana, como alumno del Colegio Pío Latino Americano. Recibió el Orden Sacerdotal en Celaya, Guanajuato el 8 de agosto de 1964.

El 5 de noviembre de 1985 fue nombrado V Obispo de Tacámbaro recibiendo la Ordenación Episcopal el 20 de diciembre de 1985. Participó activamente en la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano en Santo Domingo y en el Sínodo de América; fue presidente de la Comisión Episcopal de la Previsión Social del Clero y presidente de la Comisión Episcopal del Clero por dos trienios.

El 20 de enero de 1995 fue nombrado octavo Arzobispo de Morelia. Tomó posesión de la Arquidiócesis el 23 de febrero de 1995 y recibió el palio arzobispal de manos del hoy Santo Juan Pablo II el 29 de junio de 1995.

En noviembre de 2003 fue nombrado por más de 100 obispos como Vice- Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM 2004 -2006), el presidente fue Monseñor José Guadalupe Martín Rábago, Obispo de León; Suárez Inda fue reelecto para el trienio 2006 – 2009, cuando se nombró Presidente a Carlos Aguiar Retes.

En aquel tiempo dio la nota al decir que la presidencia de la CEM exige “tiempo y dinero” (por lo que) “le pido a Dios que (los obispos) no se vayan a fijar en mi para ocupar ese puesto…”.

En 2010 fue nombrado Presidente de la Comisión del Episcopado para la Conmemoración del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución.

Es impulsor de la causa de Canonización de Monseñor Vasco de Quiroga y Alonso de la Cárcel, Primer Obispo de Michoacán, conocido como “Tata Vasco”.

El Arzobispo Alberto Suárez presentó su renuncia al cargo apenas cumplió 75 años de edad, pero ésta fue declinada por el Papa Francisco, en cambio, fue nombrado Cardenal el 4 de enero de 2015. Su elevación al colegio cardenalicio se llevó a cabo en Roma el 14 de febrero de 2015.

Con su nombramiento, Francisco pareció hacerle un guiño a una región azolada por la violencia en el país como es Michoacán. Federico Lombardi, vocero del Vaticano, justificó la designación hechas por el Papa ya que “la de Morelia en México es una región golpeada por la violencia”.

El 5 de noviembre de 2016, el Papa Francisco aceptó la renuncia del Arzobispo de Morelia, Alberto Suárez Inda, y en su lugar nombró a Monseñor Carlos Garfias Merlos.

Cardenal Carlos Aguiar Retes

Nació el 9 de enero de 1950 en Tepic, Nayarit. Sus padres son Carlos Aguiar Manjarrez y María Teresa Retes Pérez; él es el segundo de seis hijos, según el currículum Vite proporcionado por la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM).

Terminó sus estudios de Humanidades y Filosofía en el Seminario de Tepic (1961-1969), y los estudios de Teología en el Seminario de Montezuma (Estados Unidos, de 1969 a1972 y el Seminario de Tula, Hidalgo de 1972 a1973.

Recibió el Diaconado el 24 de diciembre de 1971 y fue Ordenado Sacerdote en la Catedral de Tepic, el 22 de abril de 1973. Después de su ordenación sacerdotal fue enviado a Roma como alumno del Pontificio Colegio Latinoamericano y consiguió la Licenciatura en Sagrada Escritura en el Pontificio Instituto Bíblico de Roma (1974-1977).

En 1991 regresó a Roma y el 7 de junio de 1996 obtuvo el Doctorado en Teología Bíblica en la Pontificia Universidad Gregoriana con la tesis “La crítica de los profetas al ayuno“, bajo la dirección del Pbro. Dr. Horacio Simian Yofre, profesor del Pontificio Instituto Bíblico de Roma.

De 1992 a 1993 formó parte de un equipo de biblistas que prepararon la edición de la Biblia de América. Además del idioma español, habla italiano, inglés, francés y alemán.

En su ministerio Sacerdotal ha desempeñado como Vicario Parroquial de la Parroquia de Santa María Goretti (1973-1974) y Rector del Seminario de Tepic (1978-1991). Durante el tiempo en que fue Rector del Seminario de Tepic desempeñó también los cargos de: Fundador y Capellán del Club Serra de 1979 a 1991 y presidente de OSMEX (Organización de Seminarios Mexicanos) de 1986-1990 y Vocal de la Directiva de la OSLAM (Organización de Seminarios Latinoamericanos), de 1988-1991.

Aguiar Retes se ha desempeñado como profesor de Sagrada Escritura en la Pontificia Universidad de México (1996-1997), Rector de la Residencia “Juan XXIII” para Sacerdotes de la Pontificia Universidad de México (1996-1997). Fue nombrado Obispo de Texcoco el 28 de mayo de 1997 y consagrado obispo el día 29 de junio del mismo año.

El 25 de mayo del 2000, la Presidencia del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) lo nombra Secretario General de ese organismo para el cuatrienio 1999-2003, en sustitución de Monseñor Felipe Arizmendi. También fue nombrado Vicepresidente Primero del CELAM, el 15 de mayo del 2003, durante la XXIX Asamblea Ordinaria del CELAM, en Paraguay.

Fue Secretario General de la CEM, durante la LXXVI Asamblea Ordinaria de la CEM para el Trienio 2004 – 2006 y durante la LXXXII Asamblea Ordinaria de la CEM en noviembre de 2006, fue nombrado Presidente de la CEM para el trienio 2006-2009.

El 8 de marzo de 2007, su Santidad Benedicto XVI lo nombró miembro del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso y en mayo de 2007 participó en la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe.

Durante la XXXI Asamblea Ordinaria del CELAM fue designado Presidente del Departamento de Comunicación Eclesial y Diálogo para el período 2007 – 20011. El 5 de febrero de 2009 el Papa Benedicto XVI lo nombra Arzobispo de Tlalnepantla y toma posesión el 31 de marzo de 2009.

Posteriormente, durante la LXXXVII Asamblea Ordinaria de la CEM en noviembre de 2009, es reelegido presidente de la CEM para el trienio el 2009-2012. Más tarde, durante la XXXIII Asamblea Ordinaria del CELAM es nombrado presidente del CELAM para el período 2011-2015.

También fungió como responsable de la Dimensión Episcopal de la Animación Bíblica Pastoral para el Trienio 2016-2018 y fue designado Cardenal en el Consistorio del 2016 por el Papa Francisco en la Basílica de San Pedro el 19 de noviembre de 2016.

El 7 de diciembre de 2017, el Papa Francisco aceptó la renuncia del Arzobispo de la Arquidiócesis Primada de México, Cardenal Norberto Rivera Carrera; y al mismo tiempo el Santo Padre designó a Monseñor  Carlos Cardenal Aguiar Retes como nuevo Arzobispo Primado de México. El 5 de febrero de 2018, tomó posesión de la Arquidiócesis.

Cardenal Sergio Obeso Rivera

Nació el 31 de octubre de 1931. Tras finalizar los estudios humanísticos fue enviado a Roma para estudiar en la Pontificia Universidad Gregoriana, donde se doctoró en Teología.

Fue ordenado sacerdote el 31 de octubre de 1954. En 1971, con 39 años de edad, fue nombrado Obispo de Papantla. En 1974 fue designado Arzobispo Coadjutor de Xalapa, sede que asumió plenamente en 1979.

En noviembre de 1982 fue elegido presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano por dos periodos. En 1995 fue relegido en el cargo.

En 2007 el Papa Benedicto XVI aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la Arquidiócesis de Xalapa por haber llegado al límite de edad de 75 años.

En 2012 la Universidad Pontificia de México le otorgó el doctorado honoris causa por su servicio y obra.

El 20 de mayo de 2018 el Papa Francisco lo nombró Cardenal, recibirá el capelo cardenalicio, el próximo 29 de junio.

About Rebeca Ortega

Check Also

Padrinos, nuestros compañeros en el camino de la vida cristiana

Algunos buscan que sean buenos compadres, otros que den buenos regalos o que cooperen para …

¿Por qué quieres recibir los sacramentos de la Iglesia?

Muchos buscan los sacramentos para completar su vida social más que para iniciar o dar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *