Cómo usar las redes sociales para tener conexiones verdaderas entre personas

Estos son algunos consejos para que las redes sociales sean un elemento positivo en tus interacciones con los demás, según el decir de Viviana Reveron en Commonsensemedia.org.

Pbro. Alfonso Rocha Torres

Las Redes herramientas que ayudan o no

Cuando las redes sociales comenzaron a ganar popularidad, la idea de poder estar en contacto con nuestra familia y amigos a pesar de la distancia, sonaba muy bien. Tantas personas en el mundo se convencieron de que las redes podrían ser algo positivo en sus vidas que hoy en día millones de personas usan aplicaciones como Facebook, Instagram y Snapchat. Sin embargo, algunos estudios demuestran que las redes pueden hacer que las personas se sientan alienadas, envidiosas y hasta que hay una correlación en su uso y la depresión. Además, las preocupaciones por la privacidad de expertos en el tema y cada vez más personas, son lo suficientemente serias como para no tomarlas en cuenta.

Por otro lado, algunos estudios también han demostrado, por ejemplo, que muchos adolescentes han recibido el apoyo que necesitan en momentos difíciles a través de las redes. Aunque muchos tengan una relación de amor y odio con las redes sociales, la verdad es que ellas se han convertido en el medio para (al menos) ver fotos de nuestros seres queridos, lo cual es muy preciado, sobre todo para los que no podemos ver a nuestras familias en persona con frecuencia. Las redes son para muchos un tranquilizante para la nostalgia.

Consejos para un buen uso de las Redes

Los siguientes consejos pueden parecer sencillos, pero pueden resultar difíciles de cumplir porque implican crear hábitos y hacer “esfuerzos” que ya no estamos tan acostumbrados a hacer.

1) Comenta en lugar de darle a “me gusta”.

Darle “like” o “me gusta” a las publicaciones y fotos de nuestros familiares y amigos es una forma de hacerles saber que las vimos y que nos interesa lo que ocurre en su vida, pero comentar puede comenzar una conversación para saber más detalles sobre la experiencia que están compartiendo. Además, es una buena oportunidad para expresar nuestros sentimientos y opiniones con ellos.  De esta forma, escuchas y te escuchan, lo que es una necesidad para los seres humanos.

2) Usa el chat.

Casi todas las redes sociales tienen la opción de chatear de forma privada con una persona o grupo en particular y si no, probablemente tienes alguna aplicación como Whatsapp, Telegram o Signal que te permite comunicarte directamente y en tiempo real. Úsalas para para preguntarle a tus seres queridos cómo están e ir más allá de conversaciones sobre lo que publican. La mayoría de las personas suben fotos y hacen anuncios sobre lo que va bien en sus vidas, así que esta es una oportunidad para tener una conversación más real con ellos.

3) Haz una llamada o videollamada.

Por años soñamos tener la posibilidad de hacer videollamadas como las que se veían en películas de ciencia ficción, ahora que están aquí hay que aprovecharlas. Para los inmigrantes o quienes tienen familia dispersa por los Estados Unidos, estar lejos de nuestras familia es muy difícil y nada se compara a estar juntos, pero las videollamadas (e incluso las llamadas, que al menos nos permiten escuchar sus voces y entender lo que nos dicen a través de sus palabras y de su tono) pueden ayudarnos a mantener las relaciones a distancia y a sentirnos menos aislados.

4) Coordina para verte en persona.

Siendo honestos, hoy en día usamos las redes sociales para comunicarnos tanto con los que están lejos como con los que están cerca. Así que si revisando tu muro ves la foto de un familiar o amigo que tienes tiempo que no ves en persona  -aunque vivan en la misma ciudad- aprovecha el momento para invitarlo a verse pronto. Las redes sociales son un buen complemento a nuestra vida social, pero la verdad es que tener un grupo de seres queridos a quienes vemos con frecuencia y que nos hacen sentir que formamos parte de una comunidad, es la clave para una vida larga y feliz.

5) Haz que valga la Pena.

No basta con platicar más cosas, más tiempo o incluso verse en persona si no estamos dispuestos a comunicarnos desde el corazón. Hagamos que todo encuentro valga la pena por la calidad de los contenidos que conversamos; por la calidez de nuestros sentimientos; por la profundidad de nuestras ideas y por la cercanía a los sentimientos del otro. Un encuentro de persona a persona comparte siempre el corazón; en cada uno de nosotros está la oportunidad de ir más allá de lo superficial o efímero.

Comentarios: [email protected]

Para saber más: www.commonsensemedia.org

About Dulce Romero

Check Also

CultivArte. Literatura, música sacra y religiosidad popular

Pbro. Tomás de Híjar Ornelas El  martes 23 de octubre de este 2018, a las …

El vientre materno, el espacio más bendecido

Hermanas, hermanos en el Señor: El Hijo de Dios se encarnó en el seno virginal …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *