La delincuencia y sus niveles

Pbro. Armando González Escoto

Para entender un poco más lo que sucede a propósito de la inseguridad y sus autores debemos advertir que en nuestro país, al igual que en muchos otros, la inseguridad proviene de dos fuentes fundamentales, la de la delincuencia organizada y la de la delincuencia común.

La delincuencia común es aquella en la que incurren personas de manera espontánea, ocasional o permanentemente, pero sin pertenecer a ninguna estructura delictiva. Se trata habitualmente de asaltantes que con armas o sin ellas amagan individuos, roban negocios o casas, arrebatan celulares o bolsos, quedándose con la ganancia de su acción.

La delincuencia organizada por el contrario es toda una estructura jerarquizada, de diversa complejidad, pues lo mismo puede tratarse de una banda especializada en robar autos, o en secuestrar personas, que una superestructura que ampara y protege a bandas inferiores a cambio de un porcentaje. Esta organización suele tener vínculos con todo tipo de personas que faciliten la compra de lo robado, su traslado y comercialización. La vinculación incluye nexos con individuos que trabajan en corporaciones de los Tres Poderes, lo mismo policías que ministerios públicos, jueces, legisladores o funcionarios de todo nivel, relación que les permite ofrecer a las bandas delictivas que se acogen a su estructura la garantía de la impunidad, sea por medio de un juicio “arreglado”, de una pronta liberación y hasta la posibilidad de ser liberado en el instante mismo de su aprehensión, apenas muestre a sus captores las tarjetas que lo recomiendan.

Esto explica el que la autoridad pueda declarar que en tal o cual período de gobierno fueron capturados tal o cual número de delincuentes, lo cual efectivamente ocurrió, pero las preguntas del ciudadano tendrían que ser: ¿Capturaron delincuentes comunes o delincuentes organizados?, ¿Capturaron delincuentes organizados o fueron capaces de desbaratar las estructuras de ésta o aquella súper banda delincuencial?, ¿Cuánto tiempo los delincuentes capturados permanecieron bajo la tutela de la autoridad? y si los liberaron de inmediato o muy pronto, ¿Fue porque pertenecían a la delincuencia organizada?

Las condiciones de corrupción e impunidad que prevalecen en México, explican el que ahora nuestro país sea muy atractivo para bandas delincuenciales extranjeras que han venido, porque saben ya en todas partes que aquí pueden “trabajar” con abundantes garantías a cambio de una cuota. La sociedad se halla pues en total indefensión, ya que no puede adivinar qué funcionarios del gobierno la protegen y cuáles en cambio la entregan en manos de los delincuentes.

Esta ha sido la experiencia de Guadalajara desde hace años, también la experiencia del estado de Jalisco en todas sus regiones. Llama la atención el hecho de que tantos funcionarios que fracasaron en éste, que es el asunto fundamental, anden ahora otra vez de candidatos, prometiendo que de ser elegidos todo se arreglará. Pero todavía es más llamativo el que la gente no parezca darse cuenta del engaño repetitivo y vuelva nuevamente a caer en las trampas de la mercadotecnia electorera.

 

About Rebeca Ortega

Check Also

Familia: Escuela de Virtudes

Lupita: Yo me creí ese slogan que decía: “Menos hijos para darles más”. Quería tener …

El Papa readmite a la plena comunión eclesial a 8 obispos chinos

Redacción ArquiMedios En el marco de los contactos entre la Santa Sede y la República …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *