#DesarrolloEspiritual: ¡Dios quiere que seamos personas de carácter!

Desarrollo Espiritual,

DOMINGO XII DEL TIEMPO ORDINARIO,

LA NATIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA,

Ciclo B, 24 de Junio de 2018.

¡DIOS QUIERE QUE SEAMOS PERSONAS DE CARÁCTER!

(Necesitamos formación y carácter para ser profetas)

Pbro. Sergio Arturo Gómez M. / Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

¿QUÉ NOS DICE DIOS EN ESTE DOMINGO?

Isaías 49, 1-6: El Señor nos dice que nos escogió y nos formó como espadas afiladas y flechas puntiagudas para llamar a la conversión y manifestar Su gloria, siendo luz de las naciones…

Salmo 138: Dios nos ha formado cuidadosa y maravillosamente… nos formó y nos tejió… Nos conoce perfectamente

Hechos de los Apóstoles 13, 22-26: Dios nos envió un Salvador y debemos, como Juan, prepararle el camino…

Lucas 1, 57-66.80: Juan el Bautista se va forjando desde antes de su nacimiento para su misión, con su nombre y estilo de educación y crecimiento…

REFLEXIONEMOS:

La figura central del Evangelio de hoy es Juan el Bautista. Esta figura nos impacta como un modelo de carácter y de fortaleza. Juan, consciente de su misión, crece y se prepara formando su firme carácter en el duro desierto…

El nombre de Juan significa “fiel a Dios” y fiel a la misión que Dios le asigna… ¿A quién o a qué soy fiel yo? ¿Qué implica esa fidelidad para mí?

“El niño iba creciendo y su carácter se afianzaba”… Podemos reflexionar hoy sobre la formación de nuestro carácter…

¿Cómo nos formaron a nosotros? ¿Cómo formamos a las nuevas generaciones (los millennials y los z)? Se dice que cuando todo se nos da, cuando la vida es facilitada en extremo, no formamos el carácter… Y si no tenemos un carácter fuerte, cualquier circunstancia de la vida real puede volverse una tragedia que nos derrumba que no nos dejará cumplir nuestra misión en la vida…

Partamos de una pregunta básica: ¿Qué nos forja el carácter como profetas y apóstoles de Dios?

(La “forja” es un proceso que se basa en la aparente deformación del material original, mediante la aplicación de fuerzas externas: calor, frío, golpes, etc. Este proceso busca provocar mayor resistencia y solidez y dar mayor uniformidad y consistencia a la pieza final…)

Tener o no tener carácter es fruto de un proceso… Isaías se esforzaba y se cansaba; Juan el Bautista se templó en las condiciones adversas del desierto… Obviamente, no se trata sólo de buscar dificultades en la vida, pues éstas pueden fortalecer el carácter de algunos o puede traumar a otros y causarles resentimientos… En los campos de concentración, en medio de tanto dolor, surgieron héroes y santos que fortalecieron su carácter y encontraron sentido y misión… ¿Qué requiero yo para aprovechar las pruebas para crecer?

Sabemos que el carácter no se “forja” fácilmente y que los tiempos que corren, según algunas opiniones,  no parecen  favorecer su desarrollo… Dios nos invita a favorecer todo aquello que forme y afiance el carácter necesario para cumplir la misión que nos ha dado en esta vida… si quieres cultivar el tuyo haz lo siguiente:

  1. Describe en pocas palabras tu misión en la vida y piensa que “carácter” necesitas para cumplirla… ¿Qué te falta?
  2. Cultiva personalmente la sabiduría, la justicia, la fortaleza, el autocontrol-templanza, el amor incondicional, la actitud positiva, el trabajo duro, la integridad, la gratitud y la humildad… Revisa y “mide” cada uno de estos aspectos, ¿en qué grado estás y qué más quieres cultivar?
  3. Crea en tu familia una cultura intencional para formar el carácter; cultiva acciones deliberadas y pon reglas precisas: nosotros no nos quejamos de todo sino que cultivamos la tolerancia a la frustración; no buscamos excusas sino que asumimos nuestros compromisos y tareas; no mentimos sino que cultivamos la veracidad y la sinceridad; no robamos sino que respetamos lo ajeno; cuando cometemos un error aprendemos de él y asumimos la responsabilidad no sólo de haberlo cometido, sino de reparar sus consecuencias en la medida de lo posible; aprendemos a resistir ante el dolor y la adversidad, vivimos con actitud de gratitud; cultivamos las habilidades para la vida social y el liderazgo cristiano; etc. ¿Se vive esta cultura en tu familia?

Cuando hablamos de la formación del carácter, alguien podría pensar que estamos sugiriendo un régimen de militares espartanos. No es esta nuestra propuesta, no se trata de que nos volvamos duros e insensibles o que carezcamos de capacidad de empatía y misericordia… los modelos que se nos proponen hoy en la liturgia de la Palabra son el profeta Isaías y San Juan Bautista, hombres que fueron conscientes de que para cumplir la misión especial que Dios les encargó tenían que forjarse y transformarse, afilar su lengua, ser flechas puntiagudas, tener capacidad para denunciar y convocar… no es que no sintieran miedo, dolor o tristeza, sino que esto no los venció ni los acobardó… ellos debían ayudar al pueblo a que fuera valiente y solidario, a que mantuviera la esperanza y se convirtiera… Por eso se dejaron modelar por Dios y pusieron lo que estaba de su parte… y yo, ¿me exijo a mí mismo en grado heroico el desarrollo de las capacidades necesarias para cumplir la misión que Dios me encomendó? ¿Soy consciente de que mi misión no es menos importante (ni tan diferente) que la del Bautista?

TE PROPONEMOS ALGUNOS EJERCICIOS PARA ESTA SEMANA:

  1. Durante esta semana, platica en tu familia sobre este tema: ¿Identifiquen qué es tener carácter? ¿Cómo podemos formar el carácter como Dios quiere y el mundo necesita?
  2. Revisa tu historia personal y familiar…

Hacia el pasado: ¿Qué me dieron a través de lo que no me dieron?

Y, hacia el futuro: ¿Cómo nos estamos preparando para enfrentar acontecimientos adversos?

  1. Piensa en algún acontecimiento difícil de tu vida y responde: ¿Qué de bueno aporta a mi vida?… Si descubro bondades, descubriré que todo es gracia en la vida… y creceré más… Si no logro descubrirlo, deberé sanar y aprender, y crecer, y formar el carácter…
  2. En tu oración de esta semana, piensa en Isaías, en David, en Juan Bautista y en Jesús, sobre todo en la oración del huertoOra para que las dificultades de la vida te ayuden a, buscando lo mejor, formar y fortalecer tu carácter para cumplir tu misión…

(Si esta ficha te ayuda, compártela).

SAGM – JJSA

About Gaby Ceja

Check Also

Familia: Escuela de Virtudes

Lupita: Yo me creí ese slogan que decía: “Menos hijos para darles más”. Quería tener …

El Papa readmite a la plena comunión eclesial a 8 obispos chinos

Redacción ArquiMedios En el marco de los contactos entre la Santa Sede y la República …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *