En juego la defensa de la vida y la dignidad humana

Rebeca Ortega Camacho

La Iglesia Católica proclama que la vida humana es sagrada y que la dignidad de la persona es la base de una visión moral para la sociedad. En nuestros días, la vida humana está bajo el ataque directo del aborto y la eutanasia. La vida humana está amenazada por la clonación, las investigaciones sobre las células madre embrionarias y por la aplicación de la pena de muerte.

“La defensa del inocente que no ha nacido, por ejemplo, debe ser clara, firme y apasionada, porque allí está en juego la dignidad de la vida humana, siempre sagrada, y lo exige el amor a cada persona más allá de su desarrollo. Pero igualmente sagrada es la vida de los pobres que ya han nacido, que se debaten en la miseria, el abandono, la postergación, la trata de personas, la eutanasia encubierta en los enfermos y ancianos privados de atención, las nuevas formas de esclavitud, y en toda forma de descarte. No podemos plantearnos un ideal de santidad que ignore la injusticia de este mundo, donde unos festejan, gastan alegremente y reducen su vida a las novedades del consumo, al mismo tiempo que otros solo miran desde afuera mientras su vida pasa y se acaba miserablemente”, así lo señala el numeral 101 de la Exhortación Apostólica Gaudete et Exsultate del Papa Francisco.

De acuerdo con la tradición de la Iglesia, la vida humana debe ser protegida y favorecida desde su comienzo como en las diversas etapas de su desarrollo hasta su muerte natural.

“La enseñanza de la Iglesia sobre la dignidad de la vida humana no puede someterse a limitaciones ni componendas”. Es la advertencia del Papa Benedicto XVI —con referencia explícita a puntos cruciales como la eutanasia, la ética médica, la embriología— en su discurso a los Obispos de Escocia, a quienes recibió el 5 de febrero de 2010 con ocasión de su visita “Ad Limina Apostolorum”. Si los creyentes no manifiestan “total fidelidad al Magisterio de la Iglesia” en esas cuestiones, entonces “es difícil defender la plenitud de la doctrina católica de forma integral”, subrayó el Papa. Además, invitó a los obispos, por lo tanto, a brindar a los fieles y al mundo “una visión positiva e inspiradora de la vida humana, de la belleza del matrimonio y de la alegría de ser padres”.

Y es que con frecuencia “la Doctrina de la Iglesia se percibe como una serie de prohibiciones y posturas retrógradas —constata el Papa Benedicto XVI—, mientras que en realidad es creativa y donadora de vida y se orienta a la realización más plena posible del gran potencial de bien y de felicidad que Dios ha puesto en cada uno de nosotros”.

Al respecto, el Concilio en la Constitución Gaudium et Spes, número 20, nos dice: “Dios, Señor de la vida, ha confiado a los hombres la insigne misión de conservar la vida, misión que ha de llevarse a cabo de modo digno del hombre. Por tanto, la vida desde su concepción ha de ser salvaguardada con el máximo cuidado. El aborto y el infanticidio son crímenes abominables”. En esta misma línea, la Encíclica Humanae Vitae del Papa Pablo VI (25 de Julio 1968) en su número 18, explicita que la Iglesia es la garantía de los auténticos valores humanos los cuales se desenvuelven a lo largo de toda la vida.

En palabras de los padres conciliares encontramos que: “Cuanto se atenta contra la vida -homicidios de cualquier clase, genocidio, aborto, eutanasia y el mismo suicidio deliberado-… todas estas prácticas y otras parecidas son, en sí mismas infamantes, degradan la civilización humana, degradan más a sus autores que a sus víctimas y son totalmente contrarías al honor debido al Creador”, numeral 14 de la Gaudium et Spes.

Marco normativo

Hoy en día el derecho a la vida es un derecho fundamental reconocido por casi todas las constituciones modernas en forma expresa o tácita, ésta última forma de reconocimiento se da como derecho constitucional no escrito o dentro del bloque de constitucionalidad, por estar consagrado en alguna ley de derecho interno o internacional que tiene el rango de Ley Fundamental, como en el caso de México. A su vez, el derecho a la vida es un derecho reconocido y garantizado por la mayoría de los tratados internacionales que versan sobre derechos humanos.

El fundamento legal del derecho a la vida en México lo encontramos en las diversas declaraciones, pactos y convenciones que México ha suscrito. Entre los tratados internacionales que México ha firmado y que consagran de forma expresa el derecho a la vida se encuentran: la Convención Americana sobre Derechos Humanos que en su artículo 4, señala: “Derecho a la vida. 1. Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente… 3. No se restablecerá la pena de muerte en los Estados que la han abolido”; la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su artículo 3 señala: “Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”; el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; y la Convención sobre los Derechos del Niño, por citar algunos.

También, México ha firmado tratados internacionales en relación a la clonación y el uso de embriones humanos en investigaciones; por ejemplo: el Convenio para la protección de los Derechos Humanos y la dignidad del ser humano con respecto a las aplicaciones de la Biología y la Medicina. Convenio relativo a los Derechos Humanos y la Biomedicina. (4 de abril de 1997) “Artículo 18. … 2. Se prohíbe la creación de embriones humanos con fines de experimentación”; la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos de la Persona Humana (11 de noviembre de 1997) “Artículo 11. No deben permitirse las prácticas que sean contrarias a la dignidad humana, como la clonación con fines de reproducción de seres humanos. Se invita a los Estados y a las organizaciones internacionales competentes a que cooperen para identificar estas prácticas y a que adopten en el plano nacional o internacional las medidas que correspondan, para asegurarse de que se respetan los principios enunciados en la presente Declaración”, entre otros.

Panorama nacional

Aborto

El 24 de abril de 2007 la Asamblea Legislativa del entonces Distrito Federal despenalizó el aborto. La Asamblea aprobó reformar los artículos 144 al 147 del Código Penal y el artículo 16 bis de la Ley de Salud para impedir que las capitalinas fueran acusadas penalmente por realizarse un aborto y evitar que aquellas sin recursos económicos se atendieran en servicios inseguros.

Los cambios al Código Penal y a la Ley de Salud se aprobaron con 46 votos de los diputados del PRD, PRI, Nueva Alianza y la coalición socialdemócrata que entonces integraban el PT, Convergencia y Alternativa. Los 17 asambleístas del PAN y dos del PVEM votaron en contra, tanto que el priista Martín Olavarrieta fue el único que se abstuvo de emitir su sufragio.

De acuerdo con los registro del Programa ILE (Interrupción Legal del Embarazo, a 11 años de vigencia (abril 2007 – de abril 2018) un total de 194 mil 153 mujeres han accedido al servicio; un 30 por ciento de ellas provienen de diversos estados de la República; y la mayoría (73 por ciento) acude en las primeras 8 semanas de gestación.

En el resto de las Entidades Federativas el aborto está regulado por su propio Código Penal y sólo está permitido bajo algunos supuestos, entre los que destacan si el futuro bebé presenta malformaciones, la vida de la madre está en riesgo o si el embarazo es producto de una violación o incesto.

Eutanasia

El 7 de enero de 2008 se publicó en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México la Ley de Voluntad Anticipada. Esta ley fue un ordenamiento novedoso en nuestra legislación, dado que regula la forma en que las personas pueden decidir libremente que no se apliquen en su persona aquellos tratamientos y/o procedimientos médicos, que busquen prolongar de manera innecesaria su vida.

Cabe destacar que la Asamblea Legislativa del Distrito Federal encomendó a los notarios de la ciudad, la redacción de los documentos de Voluntad Anticipada. La Secretaría de Salud del Distrito Federal cuenta con los siguientes datos estadísticos en materia de Voluntad Anticipada, el total de documentos suscritos ante notario del 7 de enero de 2008 al 30 de septiembre del 2017 son: 7,258.

Nueve años después, en enero de 2017, la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México aprobó “el derecho a tener una muerte digna” o eutanasia como un derecho constitucional, lo que convirtió a la capital del país en la primera entidad en dar un paso adelante a la Ley de Voluntad Anticipada que fue aprobada en 2008.

Por mayoría de 56 votos contra 23, constituyentes del PRD, Morena, PRI y MC avalaron el derecho a la eutanasia en la Ciudad de México. Esta propuesta fue presentada por el diputado constituyente Jesús Ortega, de la bancada perredista, quién dijo que “la muerte es parte de la vida y que tanto la vida como la muerte debieran enfrentarse con dignidad”, explicó.

Varios diputados de diferentes partidos —entre ellos Cecilia Romero, del partido PAN y Hugo Eric Flores del partido PES— criticaron la iniciativa aprobada por el órgano legislativo pues según ellos, los legisladores defendieron el derecho a morir, pero no defendieron el derecho a la vida. (CNN México 09/01/2017).

Embriones humanos

En el ámbito nacional, la Ley General de Salud define al embrión como “el producto de la concepción a partir de ésta, y hasta el término de la duodécima semana gestacional”. Desde el punto de vista jurídico, la protección del embrión humano se ha de analizar desde la protección de la vida humana y el reconocimiento que la ley le otorga.

En 2016, la Comisión de Salud, que preside el senador Salvador López Brito del PAN, aprobó un proyecto de decreto por el que se regula la reproducción humana asistida y da certeza jurídica al desarrollo e investigación de esta actividad, así como a médicos y pacientes. López Brito explicó que el dictamen, que reforma diversas disposiciones de la Ley General de Salud, reconoce la necesidad de establecer parámetros de legalidad en la materia, así como normas para el funcionamiento de los centros donde se realicen estas técnicas.

Dijo que también prohíbe prácticas eugenésicas, toda forma de comercialización de embriones, la producción de híbridos, el uso de embriones con fines de experimentación, entre otros supuestos que atenten contra la dignidad humana. Además, faculta a la Secretaría de Salud para autorizar la práctica de estas técnicas de reproducción asistida cuando cumplan con la normatividad. (Boletín de prensa 31 de marzo de 2016 / www.lopezbrito.com.mx).

POSTURA DE LOS CANDIDATOS PARA PRESIDENTE DE MÉXICO

José Antonio Meade Kuribeña, candidato a la presidencia de la República Mexicana de la coalición “Todos por México”, conformada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (PANAL).

“Mis valores personales son conocidos, soy un hombre de familia, soy un hombre de fe, pero también soy un hombre de instituciones y obviamente creo en el respeto a los derechos…”. Esto es lo que ha dicho el candidato de la coalición “Todos Por México”, José Antonio Meade, en diferentes entrevistas, cuando se le pregunta cuál es su postura sobre el aborto.

En retrospectiva

Posición del PRI: Históricamente ha tenido una posición moderada, que es la que adoptó en el caso de la despenalización en el D.F. en 2007.

En marzo de 2017 este partido político se unió al Partido Acción Nacional (PAN) en la Cámara de Diputados para aplazar la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, por un desencuentro en la redacción en torno al caso de mujeres que hubieran sufrido una violación. La reforma proponía que en estos casos las autoridades sanitarias del país estarían obligadas a garantizar la atención inmediata de servicios médicos para la víctima en consideración de su propia voluntad, estado de salud y “a lo que disponga la ley”, pero al final este punto quedó a consideración de las autoridades de los estados de la República y sus leyes.

En la Asamblea Constituyente, en la Ciudad de México, a inicios de 2017, este órgano político se unió, nuevamente, al PAN, PVEM y Encuentro Social (PES) para buscar prohibir el aborto en la capital del país modificando el artículo 11 del dictamen de la Carta de Derechos para incluir el reconocimiento del derecho a la vida desde la concepción.

En 2003, el diputado Arturo León Lerma (PRI), presentó una iniciativa que dejó abierta la posibilidad del empleo de la clonación terapéutica y la investigación con células troncales con fines terapéuticos y de investigación; no obstante, coincide con otros partidos en implantar un sistema de sanciones a quienes lleven a cabo conductas ilícitas referentes a la clonación.

Posición del PVEM: Este partido tiene una posición similar a la del PRI. Como ya lo mencionamos, estos órganos políticos se unieron en la Asamblea Constituyente para tratar de echar abajo la legalización del aborto en la Ciudad de México.

Antes, en el 2007, el Verde se unió con el PAN para rechazar la naciente iniciativa, promovida por el PRD en la Asamblea Legislativa del entonces Distrito Federal (ALDF) de legalización de esta práctica.

Posición del PANAL: En febrero de 2012, en plena campaña electoral, el abanderado de este partido a la presidencia, Gabriel Quadri, se pronunció a favor del aborto. En aquel entonces escribió en Twitter: “respetemos a las mujeres en sus decisiones. El Estado tiene obligación de apoyarlas en el caso trágico de interrupción de embarazo”. (Proceso 29/02/2012)

En octubre de 2013, el diputado de ese partido, René Fujiwara Montelongo, ahora aliado de Andrés Manuel López Obrador, presentó una iniciativa en San Lázaro para legalizar esta práctica en todo el país con el objetivo de proteger los derechos sexuales y reproductivos de los individuos.

Ricardo Anaya Cortés, candidato a la presidencia de la República Mexicana de la coalición “Por México al Frente”, conformada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano (MC).

“La vida debe protegerse desde la concepción”, manifiesta Ricardo Anaya, de la coalición “Por México al Frente”, que se ha mostrado en contra del aborto en más de una ocasión, además, de recalcar que no se debe criminalizar a la mujer.

En retrospectiva

Posición del PAN: Está en contra de esta práctica, incluso en Coahuila, a partir de la Reforma al Código Penal para la despenalización del aborto, el diputado panista Jesús de León Tello dijo que, de realizarse, se estarían cometiendo “crímenes de lesa humanidad” (Milenio).

En la Ciudad de México, el PAN propuso en el 2016 dar marcha atrás a la legalización del aborto en la Ciudad de México en la nueva Constitución local, que en ese entonces se discutía. El partido propuso establecer en el documento que el derecho a la vida inicia desde la concepción hasta la muerte.

En 2004, la diputada Ruth Hernández Martínez, PAN, turnó un proyecto para la prohibición de la investigación, manipulación o intervención que tenga como fin realizar cualquier tipo y forma de clonación humana, así como la importación de productos derivados de la misma y la producción de quimeras o híbridos con material genético humano.

Posición del PRD: Está a favor de legalizar esta práctica médica en todo el país. En mayo de 2017 presentó una iniciativa en la Cámara de Diputados para lograr su objetivo. La reforma propuesta buscaba modificar el artículo 4° de la Constitución, referente a las garantías individuales, para establecer que las autoridades deben tener la obligación de prestar servicios de salud sexual y reproductiva, incluida la interrupción del embarazo, cuando una mujer así lo solicite.

En la Ciudad de México, gobernada por el PRD, el aborto es legal desde el 2007 y una mujer con un embarazo de no más de 12 semanas puede practicarse uno en cualquiera de las clínicas públicas de la capital del país.

En abril de 2007 los senadores del PRD presentaron una propuesta de ley para legalizar la eutanasia pasiva en México, en caso de enfermos terminales con una expectativa de vida menor a seis meses, misma que fue bien recibida por legisladores del PRI e incluso del PAN. (La Jornada 13/04/2007).

Posición del MC: Están a favor de la despenalización del aborto.

Andrés Manuel López Obrador, candidato a la presidencia de la República Mexicana de la alianza “Juntos haremos historia”, conformado por el Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Partido del Trabajo (PT) y Partido Encuentro Social (PES).

“Mi postura es que en estos casos se consulte (…) Yo soy dirigente de un movimiento donde hay católicos, evangélicos y no creyentes, yo tengo que consultar la opinión de todos, yo soy respetuoso de las libertades”. Esa ha sido la postura del candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia” al ser cuestionado en muchas ocasiones sobre si está o no a favor de la legalización del aborto.

En retrospectiva

Posición de Morena: El partido es ambivalente en el tema. Cuando era líder del mismo, Obrador declaró que su calidad de dirigente no le permitía fijar una postura personal en torno a estos temas (Excélsior 30/10/2016).

Posición del PT: En el número 46 de su Declaración de Principios, señala: “En el Partido del Trabajo nos manifestamos a favor del derecho a la vida como derecho inalienable del ser humano, velando por la elección a la maternidad, en razón de la autodeterminación de la mujer y por una sociedad que proteja ese derecho en los casos previstos por la ley”.

Sin embargo, en el 2007 los cambios al Código Penal y a la Ley de Salud en el Distrito Federal, para despenalizar el aborto, fueron aprobados por la coalición social demócrata en la Asamblea Legislativa (ALDF), que en aquel entonces estaba conformada por el PT, Convergencia y Alternativa, además del PRD, PRI y Nueva Alianza.

Posición del Partido Encuentro Social: Está en contra del aborto. En noviembre del 2016 la diputada de dicho partido, Aída Arregui, propuso iniciativas en la ALDF para echar atrás la legalización del aborto en la Ciudad de México.

En agosto de 2017 el dirigente del PES en Coahuila, Eduardo Pacheco, presentó en el Congreso del estado una propuesta para eliminar está práctica en la entidad pues aseveró que ningún motivo es suficiente para “terminar con la vida de una persona”. (Vanguardia 28/08/2017).

Postura de los candidatos para Gobernador del Estado de Jalisco

Ante la pregunta, “¿cuál es su compromiso con el derecho a la vida y la dignidad de la persona desde la concepción y hasta la muerte?”, enviada a los candidatos para gobernador de Jalisco, esta fue su postura. (Fuente: Edición #1105 de Semanario).

L.C.P. Miguel Castro Reynoso, PRI

“Me declaro a favor de la vida. Soy muy respetuoso de las formas tan distintas de pensar y de vivir que cada persona tiene, porque tengo claro que cada uno/a cuenta con una historia propia, valores universales apegados a la sobrevivencia propia y múltiples creencias, de lo que si estoy convencido y que en todo caso es mi responsabilidad y por tanto compromiso es el que cada persona tiene el derecho de contar con la información necesaria y completa para que de manera responsable cada una sea capaz de tomar las decisiones necesarias en su vida.

“Mi responsabilidad es gobernar en un estado en el que habitan una diversidad de personas con pensamientos distintos, historias de vida distintas y creencias fundamentalmente distintas es decir; gobernar para todas/os en un absoluto respeto a los derechos humanos, pero también, acercando toda la información necesaria a la gente para que la decisión que tomen, sea informada.

“A las mujeres que se decidan a dar vida, se les tendrá información y orientación, asistencia médica profesional, servicio médico y ayuda económica para sacar adelante a su bebé”.

Lic. Miguel Ángel Martínez Espinosa, PAN        

“Ratifico mi convicción de que la vida humana inicia con la concepción y concluye con la muerte natural de la persona. El derecho a la vida se refiere además al derecho a vivir con dignidad y alcanzar su realización humana. Todo obstáculo que impida la vida de la persona en condiciones de dignidad debe ser removido. La pobreza extrema, el analfabetismo, la desigualdad económica, la marginación, la discriminación por cualquier causa, la falta de atención adecuada en los hospitales públicos, son formas en que la cultura del descarte se expresa para impedir que la persona viva con dignidad.

“En este sentido, cabe aplicar en Jalisco el enfoque de que, lo mejor debe ser para los más pobres, que al final del día, es expresión de la ‘dimensión social de la caridad’”.

Arq. Carlos Manuel Orozco Santillán, PRD

“Educar sexualmente en todos los estratos de la sociedad, sobre todo, en las regiones más vulnerables. El derecho a la vida debe considerarse incluido en el desarrollo en democracia de niños, niñas y jóvenes”.

Ing. Enrique Alfaro Ramírez, PMC

“El derecho a la vida es el primero de los derechos de la persona. El compromiso fundamental es con el respeto irrestricto a los Derechos Humanos y las garantías establecidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. De igual manera estamos comprometidos con la búsqueda de felicidad de los individuos y la garantía de la dignidad en la calidad de vida de todos los habitantes de Jalisco. Estamos en contra de la polarización de la sociedad, pero siempre estaremos abiertos al diálogo y la diversidad de ideas y posturas, reflejo de la sociedad en la que vivimos”.

Dr. Carlos Lomelí Bolaños, Morena, PT, Encuentro Social

“Nuestro movimiento representa una gran diversidad de creencias y opiniones sobre este tema, por ello, lo más saludable es permitir que la ciudadanía decida cuál debe ser la política del gobierno del estado en este tema”.

 

About Rebeca Ortega

Check Also

Prepárate para la mejor oferta de tu vida

Pbro. José Luis González Santoscoy Sabemos que en este mes se lleva acabo el Buen …

Obispo Héctor López será parte de la Pastoral de la Comunicación a nivel nacional

Redacción Monseñor Héctor López Alvarado, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Guadalajara, fue elegido como …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *