¿En qué distrito electoral vive?

Pbro. Armando González Escoto

El estado de Jalisco está organizado geográficamente en distritos electorales, y cada distrito tiene un diputado que lo representa en el Congreso.

¿Sabe usted en qué distrito electoral vive?, ¿Sabe qué diputado representó a su distrito en el periodo que termina?, ¿Estos diputados cumplieron con lo que prometieron?, ¿Conoce a los candidatos a diputados que están actualmente haciendo campaña para representarlo a usted en la nueva legislatura estatal?

Si hacemos un ejercicio de ubicación poniendo por ejemplo el distrito XI, nos damos cuenta de que en ese territorio hay parroquias que van desde el Inmaculado Corazón de María, hasta la de San Joaquín, pasando por Talpita, Santa María Reina, San Isidro, San Eugenio, Santiago Apóstol, La Guadalupana, La Asunción, San Pablo, San Ildefonso, Tetlán, El Favor, San Lorenzo, y muchas más ubicadas en esa misma zona. ¿Conoce usted a quienes aspiran a representarlo en ese territorio?

Desde luego los aspirantes son muchos, incluso la secta religiosa denominada “Luz del mundo” está compitiendo con dos candidatos, uno avalado por el PRI y el otro avalado por  Movimiento Ciudadano.

Desde luego sabemos que la legislatura estatal ha dejado siempre bastante que desear; para muchos políticos ganar una diputación no significa solamente percibir por tres años un jugoso salario, sino sobre todo usar el puesto como un trampolín que les permita luego aspirar a un cargo mayor o simplemente seguir reciclándose en los espacios burocráticos.

Otros haciendo gala de su habitual deshonestidad usan el cargo para lanzarse en contra de la misma ciudadanía que les paga, avalando leyes o reformando las existentes a fin de favorecer sus intereses personales o sectarios, ya que por desgracia es muy raro hallar un diputado que realmente represente a la ciudadanía.

La corrupción y decadencia del Poder Legislativo nace no solamente de su ineptitud, sino, sobre todo, de su habilidad para traicionar a la sociedad, a la que han dejado de representar desde hace ya muchísimos años; pero la responsabilidad de que esta situación se dé, y sobre todo se prolongue, la tiene la ciudadanía que no se fija por quién vota, o ni siquiera lo hace.

La ignorancia y los intereses mezquinos de muchos votantes, han provocado que suban al poder políticos que usan su puesto para atacar y destruir los valores de la sociedad, de su cultura y de su historia. Aunque parezca inaudito, muchos católicos votan en favor de candidatos que no solamente no comparten sus creencias, sino que se dedican a destruirlas todo el tiempo, aún si cuando andan de campaña sean capaces hasta de colgarse rosarios.

El político honesto es aquel que usa su cargo para el servicio indiscriminado de toda la comunidad, pero de esos políticos hay pocos, en cambio abundan los fanáticos y los sectarios que se sirven del poder para favorecer a sus correligionarios y atacar a quienes piensan o creen de otra manera.

About Rebeca Ortega

Check Also

Familia: Escuela de Virtudes

Lupita: Yo me creí ese slogan que decía: “Menos hijos para darles más”. Quería tener …

El Papa readmite a la plena comunión eclesial a 8 obispos chinos

Redacción ArquiMedios En el marco de los contactos entre la Santa Sede y la República …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *