Circo y maromas ante Comicios

José de Jesús Parada Tovar

Cabría decir que, de las más recientes Elecciones en los últimos 50 años en nuestro país, éstas de 2018 se vislumbran como las más reñidas, a la par que cuestionadas, onerosas y, curiosamente, quizá las de mayor afluencia de votantes, sobre todo por el alto componente de jóvenes.

Asimismo, se ostentan como muy competitivas, en razón de las fusiones, alianzas o componendas de todos los Partidos para abanderar candidatos comunes, sin importar, ni en lo más mínimo, la enorme disparidad y aun antagonismo de su particular historia, sus fundamentos, principios, ideología, proyectos y personajes protagonistas.

Se trata, en los casos de todos los Partidos-satélite o morralla, de “salvar el pellejo” obteniendo sufragios y porcentajes que les avale seguir con registro y vivir comodinamente del Presupuesto. Antes de asegurar su papel de zánganos, debieron entrarle al circo que convalida la Democracia y que ahora les permite efectuar machincuepas, cambiar de trapecio e incluso probar graciosadas de payaso mediante propuestas descabelladas y hasta risibles para el electorado y la Opinión Pública.

Desgraciadamente, ése es el panorama borroso, empañado e incierto que nos han dejado Administraciones voraces y corruptas en todos los niveles de Gobierno, así como el descrédito de políticos y de Partidos que sacrifican el bien común en aras del beneficio propio, traicionando origen, objetivos, marca, colores y discurso. Se calcula que más del 80% de los candidatos a puestos de elección popular militó en uno o más Partidos distintos.

¿Se vale Dios de los arrepentidos? ¡Quién sabe!, en esta coyuntura de semejante trascendencia nacional. Habría que calibrar la veracidad del dolor de sus faltas anteriores y de su real propósito de enmienda, tan maquillados en su propaganda y en los Debates.

Por lo pronto, llegados el plazo y la fecha, hay que cumplir con compromiso cívico e ir a las urnas. Hubo tiempo y formas para razonar la selección y no resta sino hacerlo con libertad, patriotismo y esperanza; es decir, sin desesperanza, resignación o claudicación; mucho menos a la hora de, posteriormente, vigilar con atención y exigir con firmeza. Ya nuestros hermanos wirraritari nos pusieron previamente la muestra.

About Arquimedios

Check Also

Prepárate para la mejor oferta de tu vida

Pbro. José Luis González Santoscoy Sabemos que en este mes se lleva acabo el Buen …

Obispo Héctor López será parte de la Pastoral de la Comunicación a nivel nacional

Redacción Monseñor Héctor López Alvarado, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Guadalajara, fue elegido como …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *