#DesarrolloEspirtual ¡Transito por un camino espiritual!

Desarrollo Espiritual,

Domingo XII, Ciclo B. 01 de Julio de 2018.

¡TRANSITO POR UN CAMINO ESPIRITUAL!

¿Vivo en plenitud?

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano / Pbro. Sergio Arturo Gómez M. 

¿QUÉ NOS DICE DIOS EN ESTE DOMINGO?

Sabiduría 1, 13-15.2, 23-24: Dios nos creó para vivir en justicia, para vivir bien y para ser inmortales

Salmo 29: El Señor nos libra del dolor y la muerte, nos da alegría y gozo…

2 Corintios 8, 7.9.13-15: Dios nos invita a ser generosos como Jesús mismo… quiere que compartamos para que vivamos todos como iguales…

Marcos 5, 21-43: Jesús cura a una mujer y resucita a otra, la hemorroísa y la hija de Jairo; a una se le iba la vida, la otra estaba “dormida”quiere que tengamos vida plena, que nos levantemos y vivamos en plenitud…

REFLEXIONEMOS:

Según la Palabra de hoy, Dios nos llama a vivir en plenitudsacando aprendizajes de nuestros fracasos, sintiéndonos impulsados a buscar la salud física y espiritual, compartiendo generosamente nuestros bienes, acrecentando nuestra fe y confianza en Dios y preparándonos para enfrentar la muerte desde la perspectiva de Jesús… ¿Qué significa para mí vivir en plenitud?

  1. Déjate salvar por Dios: Hoy podemos reafirmar nuestra fe en un Dios que nos acompaña en la vida ayudándonos a sortear y superar los problemas para que aprendamos de ellos… Dios nos ama tanto que quiere que cada crisis contribuya a nuestro crecimiento para que seamos capaces luego de ayudar a otros… Dios desea que lleguemos al Reino de los Cielos… ¿Cómo es el Dios en que yo creo?
  2. Sé generoso: Un seguidor de Jesús no puede estar tranquilo si sus hermanos pasan necesidad… Un discípulo no está bien si su hermano está mal… Jesús nos compartió su vida divina, ¿yo qué comparto? ¿Me dono a mí mismo? ¿A quién le doy dinero y cuánto? ¿Ayudo a la comunidad? ¿Comparto mi tiempo o mis recursos con la Iglesia? ¿Concretamente que hago por la sociedad civil?
  3. Ten fe: La mujer hemorroísa ha recorrido un camino buscando su curación; ha ido de médico en médico sin encontrar resultados… Se arrastra con su dolor, va gastando sus recursos económicos y va dejando la vida; va sobreviviendo y, cuando ya ha gastado todo su dinero, echa mano de sus recursos humanos y de su fe… y continúa… realiza un viaje interior y su fe no sólo la va sosteniendo, sino que la hace arriesgarse a “robarle” un milagro a Jesús… Busca por muchos lados… finalmente, perdida y desanimada, pero con fe y confianza se acerca a Jesús como a escondidas… ¿Yo cómo y cuándo me acerco al Señor? ¿En qué me siento identificado con esta mujer anónima?
  4. Levántate y vive en plenitud: Jairo se acerca a Jesús y le suplica de rodillas un milagro para su hija enferma; sabe tolerar con paciencia los tiempos de la hemorroísa y de Jesús a pesar de su propia urgente necesidad; cuando le comunican que su hija está muerta, Jesús lo invita a mantener la esperanza; enfrenta a los que estaban en el velorio y confía en las palabras de Jesús que dice que su hija no está muerta sino dormida; da de comer a la niña… ¿Vivo mis procesos como Jairo: me acerco, me arrodillo, le suplico, lo espero, le creo y lo obedezco? ¿Mantengo la esperanza aún en medio de las situaciones más adversas? Cuándo Jairo termina su propio proceso es capaz de ayudar, ¿yo me doy cuenta cuando ya conseguí lo que necesitaba y me ocupo de las necesidades de los demás? ¿En qué me siento identificado con Jairo?

También nosotros, como aquella mujer menguada y como aquel padre de familia preocupado, estamos llamados a hacer un itinerario espiritual… Este camino nos llevará a encontrar en Dios el bien supremo que colma nuestras necesidades y nos lleva a buscar el bien de quienes sufren a nuestro alrededor…

  • ¿Cuál es para mí el disparador de ese itinerario espiritual?
  • La mujer había buscado primero en los médicos, Jairo va directamente con Jesús, ¿Dónde y cómo busco yo? ¿Gasto lo que tengo en búsquedas inútiles? ¿Hacia dónde voy yo? ¿En qué paso estoy ahora?
  • La mujer llega a Jesús por detrás, Jairo llega de frente… ¿Yo cómo me acerco a Él?

TE PROPONEMOS ALGUNOS EJERCICIOS PARA ESTA SEMANA:

  1. Describe, por escrito, uno de tus procesos de acercarte a Jesús ante alguna dificultad o situación crítica en tu vida… ¿Qué aprendes?
  2. Medita de qué manera alguna dificultad en la vida te ayudó a iniciar un itinerario de fe. Escribe tus resultados.
  3. Te sugerimos que peregrines físicamente a un santuario o iglesia… y, mientras caminas, piensa en los problemas que tienes en este momento en tu vida… descubre como pueden ser oportunidades de iniciar un itinerario espiritual; un camino para acerarte a Jesús y a tus prójimos…
  4. Aprovecha tu oración personal de estos días para platicar con el Dios que te ama sobre cómo puedes inyectar mayor vitalidad a tu vida cotidiana, sobre cómo puedes “levantarte” de tus caídas y broncas… Escucha cómo Él te dice cada día: “Basta que tengas fe”, “Tu fe te ha sanado”, “Levántate, Talitá Kum”…

About Gaby Ceja

Check Also

¿Somos capaces de escuchar el clamor de los pobres?

El domingo 18 de noviembre se celebra la II Jornada Mundial de los Pobres, instituida …

Los pies en la y tierra y la mirada en el cielo

Querida Lupita: ¿Cómo proteger a nuestros hijos de la tendencia que hay en el ambiente …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *