San Onofre: 50 años de intensa vida piadosa y pastoral

Una comunidad católica privilegiada, ubicada en la zona de Oblatos, con 23 grupos parroquiales activos, exposición y adoración al Santísimo durante todo el día, de 20 a 40 bautizos cada semana y, además, gran movimiento comercial, que ayuda al desarrollo social de los habitantes.

Dulce Natalia Romero Cruz

El crecimiento poblacional de Guadalajara ya no tenía otras alternativas para extenderse más que en la zona de lo que hoy se le conoce como Oblatos que eran pequeñas barranquillas que preparaban la extensión de la Barranca. Este territorio recibió, cobijó y asistió a pobladores que ya no tenían cabida en el plano central de la Ciudad y también a familias advenedizas del Norte de Jalisco y de otros Estados como Zacatecas; así se fue poblando desde los años 60’s.

Se le llamó Oblatos porque contaba con la presencia de los Religiosos Oblatos que vivían tipo monacal. En este tiempo comenzó a construirse el Templo que ahora se conoce como San Onofre, aunque como Parroquia fue erigida el 9 de julio de 1968.

Al principio tenía una gran extensión, pero ahora sus límites son: Circunvalación Oblatos, General Genovevo Rivas Guillén, Calzada Juan Pablo II, Joaquín Amaro y Artesanos. Tiene 53 mil habitantes y está dividida en 14 zonas pastorales. Se cuenta con la participación de las Siervas del Señora de la Misericordia, que apoyan con la dirección del Colegio Vasco de Quiroga desde hace 30 años.

Un referente comercial

“San Onofre se ha convertido en el centro comercial y social del Oriente de Guadalajara -aseguró en entrevista el Pbro. Sergio de Jesús Reyes Chiquito, quien lleva 5 años como Párroco en la comunidad- aquí se puede encontrar toda la mercadería que se necesita, hasta más barato que en otros lugares. También es un centro piadoso mucho más fuerte que cualquier otra Parroquia de la zona: de lunes a viernes está expuesto el Santísimo durante todo el día; hay muchas misas para recordar a los fieles difuntos y todos los sábados y domingos hay entre 20 y 40 en promedio. La gente es muy piadosa y buena en su mayoría, sin embargo hay problemas complejos, en parte porque se carga un estigma desde los años 70’s de drogadicción, alcoholismo e inseguridad, considerado como zona roja. Últimamente también ha habido varios problemas que se ganó el vergonzoso tercer lugar en los barrios más peligrosos de la Zona Metropolitana. Sin embargo, es algo noticioso porque la realidad es que sí es seguro caminar por las calles de aquí, aunque si hay rezago de drogadicción y alcoholismo que en muchas ocasiones es lo que provoca la inseguridad”.

Gente comprometida

Hay 23 Grupos de Pastoral que encabezan e impulsan los tres Sacerdotes.

-Acólitos: Son 20 monaguillos.

-Adoración Nocturna.

-Apóstoles de la Misericordia.

-Atención a adictos: El grupo visita a las familias que tienen un familiar con problemas de adicciones, les leen la Palabra de Dios y a los muchachos que están dispuestos para una readaptación social se manda a Casa Nazaret con el Padre Jesús Madrid, o algún otro centro de rehabilitación.

-Caminantes: Asisten 40 adolescentes a las Escuelas de Fe.

-Catequesis infantil: 47 catequistas atienen a mil niños.

-Cofradía del Santísimo.

-8 Coros: Caminantes, Corban, Matrimonios Getsemaní, de niños, de Pandillas, de Renovación, Shema, Shalom.

-Equipo de Liturgia.

-Jornadas Matrimoniales.

-Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión.

-Mutual de difuntos.

-Camino Neocatecumenal.

-Orden Franciscana Seglar.

-Pandillas. Asisten 15 jóvenes a la Escuela de Fe.

-Pastoral de Enfermos.

-Pastoral Social. Comedor asistencias, entrega de despensas, visita y atención a enfermos principalmente de la tercera edad.

-Grupo Quo Vadis.

-Grupo de la Tercera Edad.

-Renovación Carismática Católica.

“Es el centro piadoso más consolidado de la zona Oblatos. Por semana, los sábados y domingos, hay entre 20 y 40 bautizos, y hay de 4 a 5 ceremonias de matrimonio al mes”.

Acciones concretas

En la comunidad de San Onofre se tiene como objetivo: “Anunciar el Kerigma de Cristo muerto y resucitado con valentía y responsabilidad, capacitándonos permanentemente para fortalecer nuestra comunidad y nuestro pueblo que en Cristo tenga vida”.

Se consideran las siguientes exigencias: “La formación de Agentes, compromiso y disposición en las actividades parroquiales para compartir con los demás en la misión. Frecuentar los Sacramentos, el estudio de la Biblia, atender a las personas más marginadas y la evangelización de los más alejados”.

San Onofre ha sido un semillero de vocaciones. El Padre Pedrito Gutiérrez, muy querido y recordado, hizo mucha promoción vocacional, y actualmente hay varios seminaristas tanto en el Seminario Mayor como Congregaciones Religiosas.

En cuanto a cambios materiales se reconstruyó la torre, se remodeló el templo, se construyó una notaría, la casa de los Sacerdotes, la casa social y se van a inaugurar las nuevas criptas. Se sigue trabajando para atender más dignamente a las personas y conservar las cosas materiales para que se pueda dar un mejor servicio. Todo esto se ha hecho gracias a la cooperación de toda la comunidad que ha sido muy generosa.

La gran fiesta: 50 años

El 9 de julio se cumplieron 50 años de la erección de la Parroquia, y se ha festejado durante todo el año con la presencia de Sacerdotes que estuvieron como Vicarios, Párrocos o de quienes es su comunidad de origen. Dicha actividad concluyó el domingo 24 de junio con la visita del Padre Jesús Reynaga, señor Cura en Merced, California. El señor Cardenal José Francisco Robles Ortega, les visitó el 7 de julio y este 8 presidió la Misa uno de los Obispos Auxiliares.

Generalmente la fiesta patronal se celebra en octubre porque así lo dispuso el Padre Pedro Gutiérrez, pero el día de San Onofre es el 12 de junio y este año fue en la fecha original.

Los comerciantes están muy unidos a la comunidad, porque el haberse hecho un centro comercial tan importante se debe a la gran afluencia y el apego que tuvo la gente a este centro religioso. San Onofre crece más cada que el templo se va edificando, porque en ese contexto vino mucha gente piadosa que ama su fe y ayuda a que se vaya formando esta gran comunidad. Ellos tienen el día principal de la fiesta patronal y apoyan con los gastos.

Los pilares

Pbro. Sergio de Jesús Reyes Chiquito, señor Cura

“Mi anterior destino fue Ocotlán por lo que para mí fue un cambio importante venir a la ciudad, al tráfico, al movimiento, sin embargo, San Onofre en piedad, en interés y respeto por la persona del sacerdote me ayudó mucho para que no sintiera tanto la diferencia. Estoy muy contento de servir aquí y en estos 5 años hemos tenido muchos cambios, motivamos a que los grupos se integraran más a la comunidad y entendieran que todos somos Iglesia”.

Rodrigo Díaz Coba, Vicario. Lleva 6 meses en San Onofre y es el encargado de Monaguillos, los adolescentes, los jóvenes.

“Durante el año los muchachos tienen como actividades fuertes, además de las que marca la Diócesis, sus Retiros. Los adolescentes que ya tienen más tiempo en el grupo, cada semana se reúnen para preparar la Escuela de Fe para el domingo; de igual manera lo hacen los jóvenes. Como pasa en muchas otras comunidades es más sencillo atraer a la vida pastoral a los adolescentes y ellos mismos van acercando a otros; sin embargo la juventud es más complicada porque las actividades van cambiando, por la Universidad o el trabajo. Pero los que no han podido comprometerse han creado sus Coros y es la manera que siguen sirviendo a su comunidad.

“Me siento muy contento, se siente un clima muy acogedor, las personas son muy generosas y respetuosas. Con los compañeros sacerdotes hay mucha confianza y apertura, se vive un gran sentido de comunión tanto con los fieles como con los Padres”.

Pbro. Fernando Guillermo Romo Fletes

Tiene dos años en la comunidad y es encargado de los grupos de Jornadas Matrimoniales, Adoración Nocturna, Cofradía del Santísimo, Apóstoles de la Divina Misericordia, Liturgia y el Patronato de las Carreras.

“Es muy floja la participación en el matrimonio, no precisamente porque no se crea en el Sacramento sino porque le temen al compromiso y más en este caso que es para toda la vida, por eso prefieren hacerlo de la manera más sencilla que es vivir en unión libre para después tener la opción de separarse si así lo desean. Me siento muy bien en la comunidad, fue mi primer destino y me gusta que la gente sea tan participativa y comprometida”.

About Dulce Romero

Check Also

Templo de Culiacán, Sinaloa, funge como albergue

Redacción ArquiMedios El interior del Templo José María Escrivá de Balaguer en Valle Alto, Culiacán, Sinaloa, funge como albergue, debido a …

322 años de ser “El corazón de la Diócesis”

José Manuel Gutiérrez Alvizo (Segundo de  Teología) “Si es obra de Dios prosperará”, con estas …

One comment

  1. Alvaro Zapata Cisneros

    En esa comunidad estuvo tambien como Parroco el Señor Cura Jose Trinidad Razo Rodriguez ( e.p.d) que la verdad siempre me gusto la forma de cantar durante la Sagrada Eucaristia….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *