Trascender nuestra democracia de 3X3

Jorge Rocha

Finalmente llegó el día y el domingo primero de julio por la noche se supo por fin quiénes fueron favorecidos por la voluntad popular. Seguramente hubo gente que festejó el triunfo, otros que asumieron los resultados enalteciendo las virtudes democráticas y otros estarán muy enojados con los datos que arrojaron las urnas.

La gran pregunta que empieza a estar en el aire es: ¿Qué sigue después del 2 de julio? ¿Qué nos toca hacer luego de la elección? Mi respuesta es sencilla: Toca hacer todo. Porque la elección en sí misma no modifica nada y más bien propone un tablero político distinto, sobre el cual hay que empezar a tejer y moverse.

El gran reto después de la mañana del 2 de julio es trascender nuestra democracia de 3X3, es decir, esa democracia que nos implica depositar nuestro voto en tres minutos cada tres años; y que luego nos desentendemos de la vida pública esperando que los cambios y las transformaciones se realicen por “arte de magia”; y confiando en la buena voluntad y en la capacidad de gestión de la clase política.

La experiencia empírica nos enseña que los cambios no llegan de esa forma y que cuando la ciudadanía se queda esperando a que los políticos hagan lo que tienen que hacer, simplemente las cosas no suceden, porque cuando un candidato es elegido para un puesto de elección popular no se otorgan en automático, ni la voluntad política ni la capacidad de gestión, es decir, el voto no hace milagros y no transforma a las personas, sólo define quiénes encabezan los distintos niveles de gobierno, pero sólo eso. Lo demás está por construirse.

Si hiciéramos una analogía deportiva, podemos decir que las transformaciones sociales no se logran como en una carrera de cien metros, donde al pasar la meta todo cambia (esto sería el símil de la elección), en realidad se asemeja más a un maratón, donde en el largo aliento se van configurando las transformaciones sociales necesarias.

La ciudadanía necesita “hacerse el ánimo” de que para lograr solucionar las grandes agendas del país es necesario: por un lado, colaborar con las iniciativas que efectivamente incidan en transformaciones de fondo en México; y por el otro, que un día sí y el otro también, estemos exigiendo y demandando que la clase política cumpla con sus promesas y que tomen las decisiones necesarias para generar los cambios que se están demandando.

Las democracias sólidas tienen sus cimientos en una sociedad participativa, crítica y exigente, que utiliza las herramientas de participación ciudadana y el voto como instrumentos para hacer valer su voluntad; y luego entonces la clase política adecua su desempeño para dar respuesta a estas exigencias.

Otra de las características de una democracia consolidada es la justa modulación de las expectativas de cambio, que implica por un lado no pensar que las transformaciones profundas se pueden realizar de un día para otro; pero también asume y exige que se tienen que implementar estrategias y políticas muy claras encaminadas a resolver las grandes agendas de una sociedad, dicho de otra forma, es despejar las ilusiones sin sustento, pero exigiendo acciones contundentes frente a los problemas.

Finalmente, otro de los requerimientos necesarios para que efectivamente las cosas sucedan, es la multiplicación y la proliferación de los espacios de participación, desde los que ya están implementados en los gobiernos, los que posiblemente se abrirán con las nuevas administraciones y los que la propia ciudadanía construya desde una perspectiva de autonomía. Es decir, se trata de volver a tejer los lazos comunitarios en muchas direcciones para generar los contrapesos necesarios para que la clase política dirija sus esfuerzos para generar todas estas interlocuciones y con ello mejorar sustantivamente su desempeño y que entonces se confeccionen e implementen las estrategias necesarias.

Resumiendo, lo importante es trascender nuestra democracia de 3X3 porque todo está por hacerse.

Correo electrónico: [email protected]

About Dulce Romero

Check Also

Padrinos, nuestros compañeros en el camino de la vida cristiana

Algunos buscan que sean buenos compadres, otros que den buenos regalos o que cooperen para …

¿Por qué quieres recibir los sacramentos de la Iglesia?

Muchos buscan los sacramentos para completar su vida social más que para iniciar o dar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *