#DesarrolloEspiritual: ¿Encuentro mi fortaleza en Dios?

Desarrollo Espiritual,

Domingo XIX, Ciclo B, 12 de Agosto de 2018.

¡JESÚS, ALIMENTO Y BEBIDA PARA EL CAMINO DE LA VIDA!

(¿Encuentro mi fortaleza en Dios?)

 

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano / Pbro. Sergio Arturo Gómez M. 

¿QUÉ NOS DICE DIOS EN ESTE DOMINGO?

1 Reyes 19, 4-8: El profeta, deprimido, no encuentra sentido a su vida y misión, pero Dios, que le ha enviado comida y bebida, le ordena: “Levántate, recupera fuerzas y camina a mi encuentro”…

Salmo 33: Saboreen y vean que bueno es el Señor… Su Palabra es sabia y tranquilizadora… Salva de las angustias…

Efesios 4, 30-5, 2: Dios se pone triste cuando tenemos amargura o ira, cuando estamos enfadados y nos insultamos y caemos en todo tipo de maldad… Quiere alegrarse viendo que somos buenos, comprensivos, amorosos y capaces de perdonarnos unos a otros, que lo imitamos a Él y que nos ofrezcamos como Cristo lo hizo por nosotros…

Juan 6, 41-51: El pan que nos da Jesús es su Palabra… quiere que nos hagamos sus discípulos… que creamos en Él… esa Palabra nos hará vivir para siempre y darle vida al mundo…

REFLEXIONEMOS:

El profeta Elías va por un camino largo y sin fuerzas, y pierde el entusiasmo por la vida… ¿Recuerdo alguna vez que me he sentido sin fuerzas para continuar mi camino? Las crisis de este tipo son parte de nuestra vida.  Cuando somos capaces de enfrentar, crecemos y se engrandece nuestro espíritu… No todo lo que tenemos que resolver en la vida tiene el mismo grado de dificultad; hay situaciones más fáciles que otras…

Piensa en un día normal de tu vida: ¿Cuántas  cualidades/virtudes/actitudes* (humanas y espirituales) necesitas para resolver cada compromiso de tu agenda?

  • (Para no complicar mucho la reflexión, tomemos estas palabras como sinónimos, incluso podría haber otras palabras como capacidades o herramientas… se trata de auto-explorarnos y ponernos en las manos del Alfarero Divino…)

Algunas cualidades humanas podrían ser: Desarrollar buena educación, responsabilidad, ecuanimidad, sinceridad, honradez, valentía, ponderación, fidelidad a la palabra empeñada, capacidad de establecer y mantener relaciones humanas profundas, etc.

Algunas cualidades espirituales – que brotan del mensaje evangélico – podrían ser: las actitudes de fe, esperanza y caridad, la práctica de los consejos evangélicos, actuar conforme al espíritu de las bienaventuranzas,  capacidad de oración, el seguimiento diario de Jesús, capacidad de amar y perdonar incondicionalmente, tener siempre presente que se actúa como cristiano y miembro de la Iglesia, la donación gratuita sin esperar recompensas, humildad en la participación, formarse integral y permanentemente, etc.

¿Cuáles de estas cualidades/virtudes/actitudes ya poseo y cuáles quiero desarrollar?

Algunas veces nos sentiremos quebrados y sin capacidades…

Cuando el camino se hace más difícil para Elías, Dios lo levanta, lo alimenta y lo hace seguir… Igual con nosotros, ¿no crees? ¿Lo haz experimentado así en tu día a día?

Todos los días somos puestos a prueba… algunas veces tenemos todo bajo control… otras veces no aguantamos la presión… ¿Cómo podemos desarrollar la capacidad de manejar con mayor aceptación y tolerancia nuestros compromisos diarios?

Esto nos sucede en la vida normal y ordinaria…

Es más complejo cuando queremos ser buenos, comprensivos y capaces de perdonar a otros, cuando queremos imitar Dios y nos esforzamos por amar y entregarnos a los demás… Esto que el Señor nos pide no es espontáneo y natural… Ahí es donde podemos cansarnos de andar por este camino del bien; podemos perder la esperanza en nosotros mismos y en los demás… Ahí es donde, como Elías, perdemos las fuerzas y queremos morir… Ahí es donde debemos dejar que Dios nos alimente con su Palabra, para levantarnos de estar caídos, para caminar hasta el monte de Dios… y, una vez fortalecidos, poder fortalecer a otros…

Si el alimento que me ayuda a levantarme y caminar es el estilo de vida de Jesús y su Palabra… Entonces, debo “comerla”, digerirla, comprender a qué realidades se refiere y cómo se aplica, etc… ¿Qué procesos necesito realizar en mi vida a las luz de la Palabra? ¿Qué habilidades necesito desarrollar a imitación de Jesús?

Todo lo que tenemos que enfrentar en la vida: los días normales, los divorcios y separaciones, la enfermedad y la muerte, las pérdidas inevitables (los hijos que crecen y se van, la edad que llega con sus achaques, etc.), etc… Todo esto nos pone en situaciones críticas que pueden hacernos amargados y deprimirnos, o pueden, a la luz de las enseñanzas de Dios, fortalecernos y crecer integralmente…

Los contemporáneos de Jesús no lo entendían y lo criticaban… Jesús los invita en cambio a creer en su Palabra, a “comer” y digerir sus ideas, a ser sus discípulos, a fortalecer a otros… etc. ¿Cuál es mi actitud? No se trata sólo de que yo sea más fuerte o desarrollado sino de capacitarme para ser luz para los otros, para compartirles mi experiencia y trabajar con ellos en la construcción de un mundo mejor…

TE PROPONEMOS ALGUNOS EJERCICIOS PARA ESTA SEMANA:

  1. Ante tus compromisos diarios… Haz una lista de las habilidades (humanas y espirituales) que necesitas para sacar adelante, según el plan de Dios, cada uno de ellos.
  2. Reflexiona sobre cuáles crees que son las crisis que se te están presentando en esta etapa de tu vida (escríbelas)… Piensa qué frases de la Biblia o qué actitudes de Jesús te ayudarán a trabajar y resolver cada una de ellas…
  3. En tu oración personal de esta semana (sobre todo si vas a encontrarte con Jesús y sus discípulos en la Misa), agradece la ayuda y la fuerza que has encontrado en Dios para resolver cada una de las crisis que se te han presentado a lo largo y ancho de tu vida…

(Si esta ficha te ayuda, compártela).

JJSA – SAGM

About Gaby Ceja

Check Also

La mujer está llamada a convertir la vida en algo bello

Lupita: Tuve una experiencia muy desagradable al hablar con mujeres pro-aborto. Ellas atacan violentamente a …

#DesarrolloEspiritual: El vino que yo bebo, ¿me hace prudente o libertino?

Desarrollo Espiritual, Domingo XX, Ciclo B, 19 de Agosto de 2018. ¡JESÚS, ALIMENTO Y BEBIDA …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *