El peso ideal de una mochila debe de corresponder al 10 por ciento del peso de la persona.

Exceso de peso en mochilas puede provocar lesiones, alerta IMSS

La carga de los útiles escolares no debe sobrepasar el 10 por ciento del peso del menor, recomiendan especialistas en ortopedia. Advierten que a largo plazo puede provocar lesiones en la columna, cadera o rodillas, así como malas posturas al caminar.

Redacción Arquimedios

Con motivo del inicio del nuevo ciclo escolar, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) exhorta a los padres de familia a cuidar que el peso de las mochilas de útiles escolares no exceda el 10 por ciento del peso de los niños y evitar así riesgos de lesiones.

A largo plazo, un peso excesivo puede ocasionar problemas en la salud del menor, como deformaciones en la columna, malas posturas al caminar y otros trastornos del sistema músculo esquelético, informó el jefe de Ortopedia del Hospital General Regional No.1 “Morelos”, en el estado de Chihuahua, doctor Adrián Rodríguez.

Precisó que el peso en las mochilas de los niños no debe sobrepasar el 10 por ciento del peso corporal del menor; es decir, si por ejemplo el niño pesa 30 kilogramos, su mochila no deberá sobrepasar los tres kilogramos.

Asimismo, recomendó que las mochilas tengan correas anchas y acojinadas, proporcionales a la talla de los pequeños, para que no les queden holgadas, de forma que al ajustarse a su espalda, queden cinco centímetros arriba de la cintura.

Igualmente, sugirió que la carguen con las dos correas para distribuir el peso en ambos hombros, así como evitar que transporten artículos innecesarios. Resaltó que también es conveniente adquirir una mochila con ruedas para trasladarla.

Aunque el niño no manifieste dolores, destacó, los daños pueden aparecer años después, haciéndolo propenso a lesiones en la columna, cadera o rodillas, que si no se detectan o tratan a tiempo, pueden tener consecuencias irreversibles.

Recalcó que es muy importante cuidar las condiciones en las que el escolar carga sus materiales, ya que, dijo, es común que para compensar el equilibrio con relación al peso de la mochila, el infante se encorve hacia adelante al momento de caminar, situación que puede ocasionar mayor contractura, ya que se está forzando al cuerpo a trabajar de forma incorrecta.

De igual manera, el especialista del IMSS recordó finalmente el chequeo anual, en el que el niño y la niña son sometidos a valoración de su desarrollo en peso adecuado para la estatura y la edad del menor, en los módulos PrevenIMSS ubicados en las unidades de Medicina Familiar.

About David Hernández Cruz

Check Also

CultivArte. Literatura, música sacra y religiosidad popular

Pbro. Tomás de Híjar Ornelas El  martes 23 de octubre de este 2018, a las …

El vientre materno, el espacio más bendecido

Hermanas, hermanos en el Señor: El Hijo de Dios se encarnó en el seno virginal …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *