El Papa Francisco viajó a Palermo con motivo del 25° aniversario de la muerte del Beato Pino Puglisi

Redacción ArquiMedios

La mañana del 15 de septiembre, el Santo Padre partió a la ciudad italiana de Palermo, visita pastoral en ocasión del 25 aniversario de la muerte del Beato Pino Puglisi.
El Papa Francisco salió del aeropuerto de Ciampino, en avión, a las 7 horas rumbo a Catania-Fontanarossa, allí partió en helicóptero rumbo a la Plaza Armerina, en Enna, al que fue su primer encuentro con la población.

A las 8.30 horas aterrizó el helicóptero en el campo deportivo de San Hipólito. El Papa fue recibido por el Obispo de Plaza Armerina, el Prefecto de Enna y el Alcalde de la ciudad. A las 9 de la mañana fue el encuentro del Pontífice con los fieles de Plaza Armerina.

Después de dirigirles unas palabras, el Papa Francisco se dirigió a la ciudad de Palermo en helicóptero, aterrizó en el puerto de Palermo. A las 10.45 horas,  fue recibido por el Arzobispo de la ciudad, el presidente de la Región de Sicilia, el Prefecto y el alcalde de la ciudad. Del puerto partió al Foro Itálico donde presidió la Santa Misa en memoria litúrgica del Beato Puglisi.

Beato Pino Puglisi

El cura, apodado “el primer mártir de la Cosa Nostra”, fue asesinado de un disparo en la nuca por orden de la mafia siciliana, el 15 de septiembre de 1993, el día de sus 56 años.

Llevaba dos años al frente de la parroquia del barrio de Brancaccio, en las afueras de Palermo, donde luchaba por que los jóvenes superaran su adicción a las drogas, levantando ampollas entre los padrinos de la zona.

“Os esperaba”, dijo al parecer con una sonrisa, antes de ser ejecutado en la puerta de su humilde casa.

En 2012, el Papa Benedicto XVI lo reconoció como “mártir”, asesinado por “odio a la fe”; y en mayo de 2013, “Don Pino” fue Beatificado en Palermo en presencia de 40 obispos y 750 curas, así como de los entonces ministros italianos del Interior y de Justicia.

Su asesinato ocurrió cuando el país seguía conmocionado por los atentados que acababan de matar a los jueces antimafia Giovanni Falcone y Paolo Borsellino.

Desde su elección, el Papa Francisco ha denunciado sin tapujos a los mafiosos, que suelen ser practicantes y ayudan económicamente a parroquias, incitando a los católicos a dejar de colaborar con ellos.

Antes de condenar este sábado en Palermo los actos de la Cosa Nostra, el Papa argentino ya visitó otras dos regiones del sur controladas históricamente por importantes clanes mafiosos.

En la católica Nápoles, feudo de la Camorra, denunció en 2015 las organizaciones “que explotan y corrompen a los jóvenes, los pobres y los necesitados”.

“Así como un animal muerto apesta, la corrupción apesta, la sociedad corrupta apesta, y un cristiano que hace entrar en él la corrupción apesta”, declaró entonces en el barrio pobre de Scampia, un bastión de la Camorra, tras recorrer la ciudad en el papamóvil descubierto. (Vatican News).

About Rebeca Ortega

Check Also

Familia: Escuela de Virtudes

Lupita: Yo me creí ese slogan que decía: “Menos hijos para darles más”. Quería tener …

El Papa readmite a la plena comunión eclesial a 8 obispos chinos

Redacción ArquiMedios En el marco de los contactos entre la Santa Sede y la República …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *