Familia: Escuela de Virtudes

Lupita:

Yo me creí ese slogan que decía: “Menos hijos para darles más”. Quería tener sólo dos, pero, abiertos a la vida, tuvimos cinco. Estaba desesperada en un principio, pero nuestra cercanía con Dios nos permitió sacarlos adelante y pudimos concluir que es mejor tener “más hijos para darles lo mejor”. Hoy todos son adultos buenos y saben amar. Doy gracias a la Iglesia, que es la única que nos alentaba con la llegada de cada hijo, mientras el mundo nos criticaba y descalificaba. Te doy gracias a ti y a los pro-vida que nos motivan con alegría a celebrar a la familia.

Fernanda A.

Querida Fer:

He compartido tu carta pues dices palabras sabias: “Más hijos, para darles lo mejor”.

Con lo de los slogans publicitarios me hiciste recordar uno  que estamos escuchando actualmente en la radio: “Queremos un día en que ya no se necesiten proteger  los derechos humanos”.  Para lograrlo, debemos fortalecer la vida familiar genuina. La familia es el medio natural de aprendizaje y vivencia de valores. Vivimos tiempos en que necesitamos hablar menos de derechos humanos y mucho más de virtudes. Ahí, donde se educa en la virtud, se evitarán los vicios.

Para que nuestra familia sea escuela de virtudes hay que vivir tres principios:

Trabajar en equipo: Implica tener un proyecto de vida. No vivir por vivir sino hablar de la clase de familia que queremos formar juntos. De los valores que practicaremos. No se trata de tener hijos por tenerlos, sin pensar en ellos y sus necesidades, se trata de ser responsables dentro del plan de Dios, en el amor.

Respeto: Virtud fundamental para el éxito en la vida familiar.  Los padres darán el ejemplo. Nunca descalificarse ni con palabras, ni con gestos, ni con golpes. Practicar las buenas maneras en todo momento, en la conciencia de que están trabajando por edificar la familia que Dios quiere.

Perdón: Perdonarse todo, rápido y siempre. De modo que no se vayan formando montañas de resentimientos sino recuerdos bellos de re-encuentro para estrechar lazos de unidad.

Preparémonos para fortalecer nuestros más grandes tesoros en la tierra: fe, vida, matrimonio y familia.

Lupita Venegas/Psicóloga

Facebook: lupitavenegas

About Rebeca Ortega

Check Also

“Enseñar a Vivir”. Educar para enfrentar los nuevos retos

Pbro. Francisco Ramírez Yáñez* Una de las realidades a la que podemos llamar evidente,es decir, …

María Santísima me ha recibido en esta Parroquia

El Pbro. Carlos Javier Díaz Vega tomó posesión de la Parroquia de Nuestra Señora de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *