Educación sexual en las escuelas

Querida Lupita:

Soy maestra de 5to. de primaria. Debo dar educación sexual. El problema es que yo nunca me identifico con los valores que engañosamente quieren transmitir. Los contenidos son aberrantes y sugerentes y a los niños no les interesa y, por el contrario, los alarma y los cambia mucho. Estoy mortificada pues me dicen las autoridades que es obligatorio y que ni les pregunte a los papás. Además soy católica y estos contenidos van frontalmente contra mi fe.

Magdalena F.

Hermana mía, Magda:

Los padres de familia debemos organizarnos para impedir que nuestros gobiernos nos arranquen la patria potestad. Educar a los hijos en valores fundamentales es tarea de los padres.  Las escuelas han de impartir instrucción, pero los padres dar formación integral a sus hijos. Como católica sabes que los psuedo-valores que quieren transmitir a nuestros hijos son contrarios a la moral cristiana. La educación sexual que se nos quiere imponer es pro-aborto, pro-género y pretende llevar a nuestros hijos a una vida promiscua.

La educación sexual integral es importantísima porque tiene que ver con el papel más bello que desempeñarán nuestros hijos en su vida: El papel de ser padres, o el de elegir una vida plena consagrada a Dios desde la Virginidad. La sexualidad tiene que ver con amar, y DAR VIDA, y una vida eterna, pues somos co-creadores con Dios y Él inscribe un alma en el momento en que nosotros aportamos la herencia genética.

El ataque a la moral cristiana es impactante, pues no solo tienen estos contenidos los libros de biología, sino que al tratarse de un tema “transversal”, en muchas materias distintas les hablarán sobre esta sexualidad consagrada al placer.

A los maestros que no comparten esta visión les pediría que hablaran con los padres de familia para que ellos tomen la educación sexual integral de sus hijos. A los alumnos explicarles que estos temas son delicados y en cada familia hay valores y principios que van contra estos contenidos, por lo tanto, serán temas que estudiarán en casa con sus papás.  A los padres de familia: les invito a comprometerse como nunca antes en la educación moral de sus hijos. Conozcan su fe y háganla vida. De qué le sirve al hombre ganar el mundo si pierde su alma (Mc. 8, 36).

Lupita Venegas/Psicóloga

Facebook: lupitavenegas

 

About Rebeca Ortega

Check Also

Prepárate para la mejor oferta de tu vida

Pbro. José Luis González Santoscoy Sabemos que en este mes se lleva acabo el Buen …

Obispo Héctor López será parte de la Pastoral de la Comunicación a nivel nacional

Redacción Monseñor Héctor López Alvarado, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Guadalajara, fue elegido como …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *