“Iglesia que sale, camina y toca la ciudad”

Sonia Gabriela Cejar Ramírez / Dulce Natalia Romero Cruz

 

Explorar el rostro de Dios en la ciudad contemporánea, Pbro. Dr. Francisco Merlos Arroyo

El 3er. Panel del 1er. Encuentro Continental de Pastoral Urbana versó sobre el tema “Iglesia que sale, camina y toca la ciudad”. La metodología consistió en que los 4 panelistas abordaron un tema sobre el que hablaron alrededor de 15 minutos cada uno.

El primer turno tocó al Pbro. Dr. Francisco Merlos Arroyo, mexicano que abordó el tema “Explorar el rostro de Dios en la ciudad contemporánea”, tema que estructuró en tres puntos:

Primero, la urbe es un lugar de cuestionamientos inéditos, impredecibles, inesperados que provienen de los constitutivos de la ciudad: influencia, número de habitantes, calidad de vida, multiculturalidad, rapidez de las comunicaciones, mentalidad innovadora de la urbe. Ciudades que atraen y a la vez repelen. Señaló que la urbe es un compendio de preguntas cuya respuesta no es sencilla.

En segundo lugar, dijo que las teofanías de Dios en el espacio urbano lleno de cuestionamientos por las imágenes de Dios están condicionadas por los aspectos actuales.

Dijo que se puede describir a un Dios urbano en dos sentidos, el de la inmanencia y el de la trascendencia. Dijo que en el sentido de la inmanencia, se habla de nuestra experiencia de Dios en el contexto de la urbe, mientras que en el sentido de la trascendencia, todo espacio es absolutamente insuficiente para revelarnos la totalidad del misterio de Dios.

“Mientras confesamos por una parte al Dios Emmanuel que camina por nuestra historia contemporánea, por otro lado proclamamos que todo espacio humano no puede contener el espacio Dios”.

Cuestionó si tiene Dios un rostro enraizado en la experiencia de lo humano, y señaló cinco perfiles que podemos explorar del Dios urbano:

  1. Es un Dios con rostro anónimo al que a veces ni siquiera aceptamos darle un nombre, pero intuimos que su presencia está ahí en los sitios más inesperados y absurdos del escenario urbano: la prostitución, el hampa, el crimen organizado, el transporte colectivo, etcétera.
  2. Un Dios silencioso que construye la urbe desde la lógica del reino de Dios, desde la presencia misteriosa, oculta, permanente y transformadora de la presencia de Dios en la historia urbana y en el corazón de cada hombre y mujer.
  3. Un Dios secularizado, que además de estar presente en los signos sagrados tradicionales, como pudieran ser los templos ritos, peregrinaciones, etc., tiene otro tipo de presencias en los signos de la secularidad de la urbe: estadios, centros comerciales, fábricas, plazas de toros. Añadió que los signos no son sagrados porque nosotros decidimos darles esa categoría, lo son porque ellos revelan a Dios y por tanto participan de su sacralidad.
  4. Un Dios que tiene otra lógica sacramental. Además de las sacramentalidades gráficas que profesamos en los 7 sacramentos, la sacramentalidad de la urbe es al mismo tiempo acontecimiento salvífico, materialidad y misterio que puede descubrirse tanto en la organización popular y el espacio lúdico, como en la marcha de protesta para conseguir empleo o en la huelga de hambre por los derechos humanos. Los lenguajes cambian inesperadamente, antiguamente lo que se llamaba ayuno cristiano, hoy se llama dieta para adelgazar, ejemplificó.
  5. Un Dios compañero y samaritano, leal, de un hombre urbano que lo necesita urgentemente porque sufre numerosos síndromes que lo hacen sufrir. La esencia de la samaritanidad es el corazón mismo de la revelación cristiana porque el Señor es el primer samaritano de la humanidad, al descender a nuestro nivel, en primer lugar, y la otra cuando él nos levanta a su nivel, es decir, encarnación y redención.

Respecto al tercer punto, el padre Merlos dijo que la pastoral urbana es una pastoral inédita para  explorar el rostro urbano de Dios.

“Esta pastoral tiene que superar aquella pastoral de usos y costumbres, aquella que tiene estilos muy canonizados, preestablecidos, prioridades aprendidas de la tradición, del Derecho Canónico y de los modelos fijos que se han perpetuado por generaciones como algo incuestionable. Ésta pastoral no tiene respuesta a la realidad histórica y sociocultural de la urbe.

“Una auténtica Pastoral Urbana apuesta por presencia del pastor en lo urbano, sabe reconocer la sabiduría de la pastoral tradicional, pero es una pastoral que ofrece un mensaje no solo como un sistema de creencias sino como la propuesta de Jesús cuyos valores dan sentido a la existencia en las condiciones que vive la urbe”.

“Una pastoral que pasa de una Iglesia local y centro de la salvación a una Iglesia signo de salvación que ofrece alternativas para experimentar a Dios en las múltiples precariedades de la urbe.

“Una pastoral que se realiza desde una comunidad que quiere ser signo en su palabra, en su actitud y en su propuesta para poder ser creíble”.

Enfatizó que una Iglesia que deja de ser significativa, también deja de ser creíble.

“La pastoral en la urbe quiere que el hombre pase de ser creyente a ser creíble.

“La pastoral urbana, pide dos cosas muy sencillas:

  • Estar dispuestos a acudir a las citas de Dios en la urbe.
  • Estar dispuestos a caminar al ritmo que el Señor nos quiere marcar hoy en la urbe.

Contemplación desde la fe.

Vivir la fe en la gran ciudad, Sr. Arzobispo Edmundo Valenzuela Mellid SDB, Paraguay

El segundo expositor del panel fue Mons. Edmundo Valenzuela Mellid, SDB, Arzobispo metropolitano de Asunción Paraguay, quien narró la experiencia pastoral de su Arquidiócesis.

Dijo que la pastoral urbana es hacer una Iglesia en salida y añadió que la parroquia no es el único espacio de evangelización.

Señaló que se llega a muchas familias, sobre todo vulnerables y necesitadas, a través de la pastoral social, mientras que se ha creado también una pastoral de la Misericordia.

Entre muchas de las medidas que se han tomado para acercarse a la población, está la celebración Eucarística en horarios acordes a los nuevos ritmos de vida, así como la utilización de los medios de comunicación y nuevas tecnologías para la evangelización.

Dijo que como respuesta a los desafíos pastorales sean creado “parroquias personales”, carcelarias, de salud y destinado capellanes a la Universidad Católica.

Dijo que en su Arquidiócesis se ha asumido plenamente la prioridad pastoral de la Conferencia Episcopal Paraguaya de realizar un Trienio de la Juventud del 2017 al 2019, para  mediante la evangelización misionera, llegar con una actitud de cercanía y amistad a los ambientes vitales de los jóvenes, sobre todo de aquellos que se encuentran alejados de la Iglesia.

Además, se está trabajando en pro de las familias así como en la pastoral de la vida.

“¿Cómo construir una Iglesia samaritana en las grandes urbes?”, por el Pbro. Dr. Ivan Lucero, Ecuador

Habló sobre su experiencia en su Parroquia en Quito, Ecuador, que vive una situación que necesita una prontísima respuesta pastoral de la Iglesia. Por lo que expresó una experiencia local con perspectiva mundial, desde una realidad compleja y caótica.

“Dios habita en la ciudad o la ciudad habita en Dios”

“En Ecuador se vive una gran crisis humanitaria a causa de la migración, se tiene la cifra de que hay 300 mil personas que han cruzado la frontera para buscar refugio y se han quedado a vivir ahí, por lo que esta cifra representa el 5% de la población ecuatoriana. Y ante esa realidad y todas las que comprenden las grandes urbes debemos reconocer con dolor que la Iglesia va atrasada en respuestas. Sabemos que con lo único que podemos incidir en los núcleos mas profundos y alejados de Dios es con el testimonio.

“A través de nuestra estructura, como la Pastoral Social o Cáritas, y con sus distintas acciones podemos hacer presente el reino de Dios. Es por eso que es importante la participación de los laicos, principalmente los jóvenes.

“Se deben amar las grandes urbes, porque aunque hacen más difícil establecer compromisos son un lugar privilegiado para encontrarse y ser mejores seres humanos al aprovechar los cruces de ideologías, situaciones, exigencias humanas. En las grandes ciudades ha estado y permanecerá la Iglesia, por lo que debemos aprovechar hacer algo grande por nuestros prójimos”.

Algunas tareas que el Papa Francisco señala para ser una Iglesia samaritana, son: dar ternura, expandir el Kerigma que es el mensaje de salvación en la persona de Cristo; hacer y promover el sentido de pertenencia en una nueva comunidad; que los sacerdotes se acerquen a la gente que no esta dentro de la Iglesia.

Y el Padre Iván sugiera algunas acciones para poder lograrlo: “estar dispuestos a cambiar y estar en salida permanente de los claustros de poder. Construir una Iglesia de servicio y partir de una mirada compasiva a la acción comprometida.

“La Iglesia debe actuar con rapidez y eficacia. La misericordia no es para pocas personas, hay que involucrarnos todos para actuar. Debemos establecer relaciones de amistad y solidaridad”.

El Padre Iván aseguró que formar comunidades en las grandes ciudades es un reto que se debe tomar y se deben aprovechar las novedades que ofrece. Además de cumplir y aplicar los planes pastorales bien elaborados. Para finalizar, dijo que “será una tarea posible si se toma bien el Evangelio, pero se hará en conjunto con los Obispos, Sacerdotes, Religiosas y Religiosos, y los Laicos. Pidamos al Señor valentía para poder construir la Iglesia Samaritana que es una necesidad y un clamor”.

“Construir una casa a Jesús y María hoy en la gran ciudad”, por el Dr. Raymond Brodeur,

De origen canadiense quien se desenvuelve en el mundo de la práctica catequística como pedagogo de la fe.

Compartió una experiencia que vivió como catequista hace unos años con unos niños de 8 a 10 años que eran delincuentes y los llevó al catecismo. “En las primeras tres semanas de lecciones de catequesis ellos estuvieron muy atentos, en la cuarta semana uno de los niños tomó unas tijeras y les cortó el cabello a los que pudo; otro agarró los colores y pintó las paredes, y el tercero nos dijo ‘son egoístas’. Yo le pregunté que quién lo era, y dijo un egoísta es alguien que no piensa en los demás y dijo que por eso yo lo era. Yo no supe cómo manejarlo, y le pregunté a una psicoterapeuta qué podía hacer, la Dra. Brett y ella me contestó con tres preguntas: ¿Qué hacías a los 10 años? ¿cuántos hogares de acogida habías frecuentado a esa edad? Y ¿cuántas veces has sido asaltado y golpeado sexualmente?.

“Me quedé sin palabras. Entendí que quería ir al otro sin abandonar mi estilo catequístico. No estaba dispuesto a salir de mí. Yo estaba dispuesto a que los niños me siguieran pero ¿qué tan dispuesto estaba a acompañarlos? Quería tocarlos pero qué tan dispuesto estaba a dejar que ellos me tocaran.

“La doctora Brett me explicó ‘la experiencia de la madre omnipotente’, que es la experiencia de amor profundo que vive un recién nacido de su madre y su padre, por el hecho de ser su hijo y eso es lo que hace Dios con nosotros. No me quedó más que cambiar de actitud y de programa, y comencé a conocerlos y amarlos como Dios me ama y los ama”.

Mencionó que el desafío que hoy tenemos es ponerse en camino. “El trabajo pastoral catequístico no es una conquista de las ideas del mercado y de las creencias, pero si un trabajo de salida de sí mismo, de acompañamiento del otro de la relación con Cristo. Pensemos en los discípulos de Emaús”.

Concluyó asegurando que “nosotros somos los herederos hoy de esta llamada a construir la casa de Dios encomendada a la Virgen para manifestar a las personas que pertenecen a esa gran familia de Dios. No se trata por lo tanto de una casa de piedra, sino mas bien de una casa interior animada por el amor todo poderoso y misericordioso de Dios. Y para construir esta casa nueva, necesitamos: salir, acompañar y tocar a las personas que viven en estas grandes urbes”.

 

 

 

About Gaby Ceja

Check Also

Regresó a la casa del Padre, Mons. Salvador Flores Huerta, Obispo Emérito de la Diócesis de Ciudad Lázaro Cárdenas

Redacción ArquiMedios A través de un comunicado, la Conferencia del Episcopado Mexicano  informó que el viernes …

En Navidad celebramos la santidad de la vida, dice Cardenal tras atentado en Francia

Redacción ArquiMedios El Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana (CEI), Cardenal Gualtiero Bassetti, afirmó que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *