Hoy más que nunca en nuestra sociedad hace falta la presencia pacificadora de la Virgen

Sonia Gabriela Ceja Ramírez

Concluyó la homilía de la Misa de despedida de la Virgen de Zapopan en la Catedral Metropolitana de Guadalajara, sitio en el que cada 12 de octubre, en la Misa de 5 de la mañana, es despedida para luego partir en peregrinación hacia su Santuario en la exvilla maicera.

En esta ocasión, la Misa fue presidida por señor Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, quién agradeció que la imagen de Nuestra Señora de Zapopan visite Guadalajara cada verano desde hace casi 300 años, trayendo las bendiciones y gracias de Dios para la comunidad, derramando amor y esperanza por todas partes para sus hijos.

Dijo que ella camina siempre trayendo a su hijo, como lo llevó a la casa de su prima Isabel quien tuvo fe y la llamó Madre de mi Señor.

Dijo que uno de los títulos importantes de la Virgen de Zapopan es Evangelizadora, pues desde su llegada a esta tierra al pecho de los franciscanos, la Virgen nos trajo a su Hijo y esta sigue siendo una región cristiana donde todavía la fe permanece firme.

Añadió que hoy más que nunca se requiere la acción pacificadora de la Virgen, pues así como intercedió durante la guerra del Mixtón, también nos hermanó y nos hace vivir como hijos y en paz.

Eso hace falta ahora, que sea Pacificadora. “Hay una guerra no declarada, que causa tantas víctimas anónimas. Tantos asesinatos todos los días, tanta vergüenza y descaro de nuestras autoridades en esos muertos que andan ahí en tráileres por una y otra parte”.

Añadió que hay que facilitar el proceso para que sus familiares puedan reconocer los cadáveres y puedan sepultarlos. “Por qué lo hacen, qué esperan, qué intereses sucios hay detrás de esa falta de respeto al ser humano.

“Se trata mejor a las gallinas muertas que a estos pobres hermanos en sus cuerpos mortales que andan para allá y para acá pudriéndose. Es una vergüenza y la culpa está en las autoridades, que no piensan en otra cosa que en su propio provecho y su propio bien, y de cualquier situación que se presente quieren sacar ventaja, quieren sacar tajada, dinero, cobro.

“Hay tanto miedo en la gente, tanta tristeza en quienes han perdido a un ser querido y no saben dónde está, si vive o muere.

“Hay tantos asaltos, tantos engaños y tantos asesinatos”.

Cuando pedimos por la paz pensemos en nuestra comunidad, en nuestra ciudad, en nuestro estado, en México donde hay una guerra no declarada con la complicidad de los que tendrían que procurarnos la paz.

“Pedimos a la Virgen su intercesión para que nos cambie el corazón, que nos haga más honestos y más responsables para vivir en paz, de acuerdo a nuestra fe en Cristo Nuestro Señor, que nos ha hecho a todos hermanos, y que manda respetar la vida, la honra y los bienes de los demás”.

La Virgen regresa a su basílica y nosotros seguiremos invocándola y alabándola. Que sea Madre amorosa, y nosotros hijos dignos de la Virgen ¡Muéstrate Madre! Sean hijos devotos del Señor. Así sea.

About Gaby Ceja

Check Also

CultivArte. Literatura, música sacra y religiosidad popular

Pbro. Tomás de Híjar Ornelas El  martes 23 de octubre de este 2018, a las …

El vientre materno, el espacio más bendecido

Hermanas, hermanos en el Señor: El Hijo de Dios se encarnó en el seno virginal …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *