Restauran monumento dedicado al Papa Pío Nono

Parroquia Nuestra Señora del Rosario, Jamay, Jalisco

Rebeca Ortega Camacho

Fotos: Luis Daniel Tadeo Velázquez

El monumento de más de 20 metros de altura, ha sido restaurado por tercera vez; las obras comenzaron el pasado 27 de julio, tras un periodo de investigación y diagnóstico (la primera restauración se realizó en 1975 y la segunda, en el año 2000). El obelisco, único en el mundo, se ha convertido en un ícono de Jamay, visitado por miles de turistas, centro de reunión para los pobladores y es un símbolo de libertad religiosa.

En la plaza principal de Jamay, se puede contemplar la belleza y majestuosidad del monumento dedicado al Papa Pío IX. La obra fue iniciativa del Presbítero José María Zárate y se erigió entre los años 1875 y 1878. “Hecho de cal, cantera y adornos de barro cocido, estilo ecléctico; en 24 recuadros narra las cualidades personales del Santo Padre, datos biográficos y algunas obras de su pontificado. Se construyó principalmente, como una manifestación en contra de Las leyes de Reforma”, señaló Olivia Martínez Ibarra, Guía Turística de Jamay, con certificación del Estado de Jalisco.

En entrevista para ArquiMedios, la conocedora manifestó que el obelisco “se ha convertido en el escudo del pueblo de Jamay y el ícono que nos representa en todo sentido; ha sido la admiración de los turistas que visitan el municipio y de personalidades importantes; como el Presidente Adolfo López Mateos (1958 -1964), que en una gira de trabajo por Jamay, no se privó de dar una vuelta lentamente para apreciarlo a detalle”.

De acuerdo con la historia de la Parroquia de Nuestra Señora del Rosario, “en la Arquidiócesis de Guadalajara se levantaron, con diferencia de diez años, dos monumentos en honor del inmortal Papa Pío IX; el de Jamay en 1877 y el de la Villa de Tonalá en 1887, pero son tan diferentes entre sí, que no cabe compararlos: el de Jamay es único por su majestad, estilo, filigrana, construcción y belleza”.

Pontificado trascedente

¿Por qué se edificó este monumento? La respuesta está en la vida y obra de Giovanni Maria Mastai-Ferreti, Papa Pío IX. Nació el 13 de mayo de 1792 en Senigallia, una localidad del territorio de la Marca de Ancona, perteneciente a los Estados Pontificios (actualmente, Italia). Fue el noveno hijo de Girolamo (miembro de la noble familia del conde Mastai Ferretti) y de su esposa Caterina Solazzi.

Se ordenó sacerdote en 1819; Arzobispo de Spoleto en 1827; el Papa Gregorio XVI, a quien sucedió, lo nombró Cardenal en 1840; el 21 de junio de 1846 fue coronado Papa, con el nombre de Pío IX. En los primeros años de su pontificado fomentó el liberalismo y las reformas políticas en la administración de los Estados Pontificios. Posteriormente, padeció la toma de la Ciudad Eterna por los patriotas italianos el 20 de septiembre de 1870. Este hecho marcó el inicio del naciente estado italiano y puso fin a un periodo de más de mil años, en el que los Papas ejercieron el poder temporal en los llamados Estados Pontificios, es decir, en Roma y en algunos territorios del centro de Italia.

En 1854, proclamó el dogma de la Inmaculada Concepción de María. En 1869 convocó el Concilio Vaticano I en el que se definió la infalibilidad del Papa. Publicó once encíclicas, como la “Quanta cura” con el anexo del “Syllabus”, en el que recogía y condenaba el racionalismo, el indiferentismo y las exageradas ideas liberales de la época. En la fiesta de Pentecostés de 1862 canonizó a los mártires del Japón, entre los cuales se contó el Protomártir mexicano San Felipe de Jesús. En 1870, inauguró un nuevo modo de nombramiento de obispos y prelados, elegidos no ya preferentemente entre los notables, sino entre los sacerdotes comunes.

Pío IX falleció el 7 de febrero de 1878 en Roma. Su pontificado de 31 años y 8 meses, (16 de junio de 1846 – 7 de febrero de 1878), ha sido el más largo de la historia de la Iglesia. Fue Beatificado por el Papa Juan Pablo II, el 30 de septiembre del 2000.

“Tales sucesos habían conmovido a todo el mundo. En nuestro país, se habían recibido con inenarrable júbilo las noticias del Dogma de la Inmaculada Concepción de María Santísima, la inefabilidad del Papa y la Canonización de San Felipe de Jesús; el renombre del Sumo Pontífice se enraizaba más profundamente en los corazones y dondequiera crecía el amor y la adhesión al Papa Pío IX, padre común en la Cristiandad. En Jamay, la fina sensibilidad del Pbro. Zárate captó la importancia y la grandiosa figura inmortal del Pontífice”.

Restauración

La tercera restauración fue posible, gracias a las gestiones del gobierno municipal (2015 -2018), encabezado por el Dr. Juan Luis Aguilar García; el responsable de la obra es el Ing. Alejandro Zuno. En entrevista, la Restauradora Residente en Obra, Clara Ramírez, señaló: “Lo que se ha hecho es lo básico; limpieza, estabilización estructural, consolidación y protección de la pintura. Se está protegiendo todo el monumento con capas de calado, es decir, una cal muy fina y después se le da una base de pintura blanca que sirve como fondo. El monumento tiene alrededor de 150 años de antigüedad y tiene una técnica de factura tradicional. En general, está construida a partir de ladrillo y arcilla cocida”.

La entrevistada manifestó que el deterioro principal del obelisco, es a causa de la anidación de las palomas. “El monumento no presenta fallas en su estructura interna; nada más es recuperar volumen donde lo necesite, encalar, proteger toda la superficie y hacer la reintegración cromática, que es volver a poner pintura donde había, con una apariencia de antigüedad, porque estamos respetando la temporalidad del monumento. Estamos respetando sus valores culturales y sociales, en este momento”, dijo Clara Ramírez y añadió que alrededor de 30 personas trabajan en la restauración del monumento, que estará listo en los próximos días.

Además del monumento al Papa Pío Nono, en Jamay destaca la imagen de Cristo Misericordioso, de 10 metros de altura (2007) y la escultura del Papa San Juan Pablo, de 12 metros de altura (2012).

Primeros asentamientos

Jamay, Jalisco, se encuentra a 95 kilómetros de la Ciudad de Guadalajara, ubicado al Nor-Oriente del Lago de Chapala; colinda con los municipios de Ocotlán y La Barca, el Estado Michoacán y el Lago de Chapala. “Su nombre proviene del vocablo Náhuatl “Xamayan” que significa, “Lugar donde se hacen adobes”. Fundado de manera estratégica por el cacique de Cuitzeo (hoy delegación perteneciente al Municipio de Poncitlán), al ordenar a varias familias a asentarse al estrecho, entre el cerro y la Laguna, con la misión de vigilar a los Purépechas, quienes incursionaban por los Ríos ahora conocidos como Lerma, Zula y Santiago.

“Después de la conquista de la gran Tenochtitlán en 1521, Nuño Beltrán de Guzmán fue el encargado de conquistar la región Occidente del país; y encomendó a Pedro Almíndez Chirinos la conquista del pueblo de Jamay. A la par de la conquista político-militar, también comenzó la Evangelización; Jamay fue encomendada a la Orden de los Frailes Agustinos”, señaló Olivia Martínez y agregó que en la región se han encontrado restos de alfarería y cerámica de algunos pueblos Náhuatl como Cocas, Cascanes, Cuyulyecos, Tecos y Tecuexes.

98 años como parroquia

“En 1673, los Frailes Agustinos dirigieron la construcción del primer templo, de mampostería, dedicado a Santa María Magdalena (hoy en ruinas), terminando la edificación en 1712. Fue construido por los nativos de la comunidad, utilizando materiales de la zona; su retablo, se dice que estaba construido de maderas finas, recubierto con hoja de oro. Posteriormente, arribaron los Frailes Franciscanos y le adhirieron la torre (1766); de la que aún se pueden ver rasgos arquitectónicos y el arte Tequitqui. En la periferia del templo, también se construyó un hospital de indios y un camposanto; sin embargo, al dictarse las Leyes de Reforma, fueron clausurados.

“La zona fue afectada por un sismo de gran magnitud el 2 de octubre de 1847. El movimiento telúrico provocó graves cuarteaduras al templo, dejándolo en desuso. Posteriormente, fue dinamitado para extraer material pétreo e invertirlo en el templo actual.

“El nuevo templo, dedicado a Nuestra Señora del Rosario, se comenzó a construir antes de que el antiguo fuera dañado por el terremoto; se utilizaron piedras del antiguo templo y algunas lápidas del camposanto. La Imagen de Nuestra Señora del Rosario, se dice que está hecha por artesanos españoles; fue donada por el Rey Carlos V, en conjunto con la Imágenes de Nuestra Señora del Rosario que se encuentra, una Poncitlán y otra en Zapotlanejo, Jalisco”, señaló la Guía Turística de Jamay.

La Parroquia de Nuestra Señora del Rosario fue erigida el 7 de febrero de 1920, por el entonces Arzobispo de Guadalajara, Monseñor Francisco Orozco y Jiménez. Como primer párroco, fue nombrado el señor Cura Antonio Curiel Ramírez. En 2001, fue erigida la parroquia contigua, dedicada a San Isidro Labrador; el límite territorial de las parroquias es la carretera federal No. 35.

Sacerdotes cercanos y comprometidos. Desde el 2015, está al frente de la parroquia, el señor Cura Héctor Manuel Castellanos Padilla. Nació el 9 de noviembre de 1966 en Guadalajara, Jalisco; fue ordenado sacerdote el 22 de mayo de 1994. Por su parte, el Presbítero Miguel Ángel González Gámez, se desempeña como vicario parroquial desde el 2017. Nació en Guadalajara, Jalisco, el 27 de octubre de 1978 y recibió el orden sacerdotal el 4 de junio de 2017.

Tradición religiosa

“Jamay tiene un calendario lleno de festividades desde enero hasta diciembre. El 17 de enero, tenemos un Templo dedicado a San Antonio Abad. En marzo celebramos la fiesta de San José. A finales de marzo o abril, tenemos las actividades litúrgicas propias de Semana Santa. En mayo es la festividad de San Isidro labrador. A finales de mayo o principios de junio, la Solemnidad del Corpus Christi; el 22 de junio la festividad de Santa María Magdalena. En septiembre, las fiestas patrias; el 25 septiembre comienzan las romerías en honor a Nuestra Señora del Rosario. El 2 de noviembre, celebramos el Día de Muertos; en diciembre tenemos la festividad en honor a la Virgen de Guadalupe y concluimos con las fiestas decembrinas”.

Del 25 de septiembre al 18 de noviembre de cada año, se llevan a cabo las romerías en honor a Nuestra Señora del Rosario. A la 6 de la tarde, se realiza la peregrinación por las calles del pueblo, la imagen es llevada en andas hasta la casa de una familia; a su arribo, se reza el Santo Rosario y se celebra la Santa Misa. La imagen es velada toda la noche por la familia y vecinos. Al día siguiente, por la mañana, la Imagen de Nuestra Señora del Rosario se lleva de regreso a la parroquia; y por la tarde se realiza la siguiente romería.

Lugar turístico

Las principales actividades económicas del municipio son la pesca, agricultura, ganadería y la apicultura; actualmente es el primer lugar en producción de miel a nivel estatal. Además, Jamay ofrece una variedad de atractivos históricos, naturales y místicos (Parque Acuático “Corral Grande”, “Xamay Xtremo”, el Centro Ceremonial “Pacal-Votan-Foco Tonal”, etc.) Asimismo, su gastronomía es a base de pescado (hueva, charal, bagre, que se preparan en diversas recetas; una amplia gama de platillos que solo se pueden probar en Jamay, como la tradicional “Birria de Carpa”). “Estos factores han sido importantes para el desarrollo de una industria turística muy diversa”, concluyó Olivia Martínez.

Información

Domicilio: Porfirio Díaz #26, Jamay, Jal.

Tel.: (392) 9240 002

Horarios de Misas: Domingo 6.30, 8, 12, 18 y 20 Hrs. L a V 7 y 19 Hrs.

Decanato: La Barca

Vicaría: El Señor de la Misericordia, Ocotlán

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

About Rebeca Ortega

Check Also

Prepárate para la mejor oferta de tu vida

Pbro. José Luis González Santoscoy Sabemos que en este mes se lleva acabo el Buen …

Obispo Héctor López será parte de la Pastoral de la Comunicación a nivel nacional

Redacción Monseñor Héctor López Alvarado, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Guadalajara, fue elegido como …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *