Orar continuamente sin desmayar

Lupita:

Ya no sé qué hacer. Somos una familia católica pero nuestros hijos se alejaron de la fe y ahora sufren sin que yo pueda hacer nada. Me siento fracasada e impotente. Mis 2 hijos varones alcohólicos, y mi hija está deprimida, con ideas suicidas. Ayer me confió que ha abortado dos veces y su novio la dejó porque “ya no siente nada por ella”.

Son adultos y simplemente me ignoran. Una tristeza pesada inunda mi corazón.

Aurora L.

Hermana mía, Aurora:

El mundo sin Dios, es un mundo sin referentes y en él se gesta el caos, la confusión. Es imperante volver nuestra mirada a ese faro inmutable que es Dios mismo: Camino, Verdad y Vida.

Aún puedes hacer por tus hijos aquello que tiene mayor poder: Orar.

He hecho mis meditaciones recientes con la lectura del libro de Jacques Phillippe titulado: Aprender a orar para aprender a amar. El título me cautivó pues considero que en el mundo que nos toca vivir no estamos aprendiendo a amar. La tendencia individualista nos hace olvidarnos de los criterios cristianos y ya no queremos servir sino que nos sirvan. No queremos el bien del otro sino el nuestro propio.  Avanza el egoísmo en los hogares y muere el amor. Y es verdad que hemos dejado de orar. Nos olvidamos de nuestra alma que trasciende y nos quedamos en lo que el  Papa Francisco llama un inmanentismo antropológico disfrazado de  verdad católica.

Y es claro que existe una asociación directa: Menos oración en el mundo, ¡menos amor en el mundo!  Phillippe sostiene lo siguiente: De lo que el mundo hoy tiene más necesidad, es de la oración. De ahí nacerán todas las renovaciones, las curaciones, las transformaciones profundas y fecundas que deseamos para nuestra sociedad. Nuestra tierra está muy enferma y solamente el contacto con el cielo podrá curarla. Hoy, lo más útil para la iglesia es comunicar a los hombres la sed de la oración.

El mundo vive tiempos difíciles, anclémonos en la oración.  Jesucristo nos invita: “Velad pues continuamente, pidiendo que podáis escapar de todas esas calamidades que han de suceder y manteneros en la presencia del Hijo de Dios” (Lc. 21, 36).

Lupita Venegas/Psicóloga

Facebook: lupitavenegasoficial

About Rebeca Ortega

Check Also

Prepárate para la mejor oferta de tu vida

Pbro. José Luis González Santoscoy Sabemos que en este mes se lleva acabo el Buen …

Obispo Héctor López será parte de la Pastoral de la Comunicación a nivel nacional

Redacción Monseñor Héctor López Alvarado, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Guadalajara, fue elegido como …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *