46 Rosarios en honor a Santa María de Guadalupe

Redacción ArquiMedios

Esta venerable tradición enlaza el mes de octubre, dedicado al Santo Rosario, a partir del día 28 hasta el 12 de Diciembre, fecha de la Fiesta de Santa María de Guadalupe.

La devoción comenzó hace más de cien años por iniciativa de Monseñor Antonio Plancarte y Labastida, Abad del templo del Tepeyac en el siglo XIX, quien tenía una gran devoción a la Virgen Morena y a quien se le atribuye el origen de esta devoción. Fue gracias a la iniciativa de Monseñor Plancarte que la Virgen Morena recibió la Coronación Pontificia en 1895 y que se mandó construir y agrandar la Antigua Basílica de Guadalupe.

El origen de esta devoción se dio con el habitual rezo diario del Santo Rosario en los jardines del Santuario (actual Basílica) hasta el día de la Fiesta de Santa María de Guadalupe, el 12 de Diciembre, y se establecieron que fueran 46 rosarios en referencia a las 46 estrellas que se ven en el manto de Nuestra Señora de Guadalupe.

Cómo rezar el Santo Rosario

I.  Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
II. Rezar el Acto de Contrición: Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser Vos quien sois, Bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón de haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.

III. En función del día de la semana, elegimos los misterios a meditar, según lo que se indica más abajo. Tras enunciar el primer misterio, se reza un Padre Nuestro.

Misterios Gozosos (Lunes y Sábados)

  1. La Encarnación del Hijo de Dios.
  2. La Visitación de Nuestra Señora a su prima santa Isabel.
  3. El Nacimiento del Hijo de Dios en Belén.
  4. La Purificación de Nuestra Señora y Presentación del Niño Jesús.
  5. El Niño perdido y hallado en el Templo.

Misterios Dolorosos (Martes y Viernes)

  1. La Oración de Jesús en el Huerto de los olivos.
  2. La Flagelación del Señor.
  3. La Coronación de espinas.
  4. La Cruz a cuestas camino del Calvario .
  5. Crucifixión y muerte de Jesús  en la Cruz.

Misterios Gloriosos (Miércoles  y Domingos)

  1. La Resurrección del Señor.
  2. La Ascensión del Señor.
  3. La Venida del Espíritu Santo.
  4. La Asunción de Nuestra Señora.
  5. La Coronación de María Santísima.

Misterios Luminosos (Jueves)

  1. El Bautismo en el Jordán
  2. La autorrevelación de Jesús en las bodas de Caná.
  3. El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión.
  4. La Transfiguración del Señor en el monte Tabor.
  5. La institución de la Sagrada Eucaristía.

 

IV.  Se rezan 10 Avemarías, un Gloria y a continuación la Jaculatoria: Santa María de Guadalupe, salva nuestra Patria y aumenta nuestra Fe.

V.  Se enuncia el segundo misterio y se reza un Padre Nuestro. Se rezan 10 Avemarías, un Gloria y la Jaculatoria: Santa María de Guadalupe, salva nuestra Patria y aumenta nuestra Fe.

VI.  Se enuncia el tercer misterio y se reza un Padre Nuestro. Se rezan 10 Avemarías, un Gloria y la Jaculatoria: Santa María de Guadalupe, salva nuestra Patria y aumenta nuestra Fe.

VII. Se enuncia el cuarto misterio y se reza un Padre Nuestro. Se rezan 10 Avemarías, un Gloria y la Jaculatoria: Santa María de Guadalupe, salva nuestra Patria y aumenta nuestra Fe.

VIII. Se enuncia el quinto misterio y se reza un Padre Nuestro. Se rezan 10 Avemarías, un Gloria y la Jaculatoria: Santa María de Guadalupe, salva nuestra Patria y aumenta nuestra Fe.

IX. Se reza un Padre Nuestro y las salves:

  1. Dios te salve María, Hija de Dios Padre, en tus manos encomendamos nuestra fe para que la ilumines, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
  2. Dios te salve María, Madre de Dios Hijo, en tus manos encomendamos nuestra esperanza para que la alientes, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
  3. Dios te salve María, Esposa de Dios Espíritu Santo, en tus manos encomendamos nuestra caridad para que la inflames, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.
  4. Dios te salve María, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin culpa original… (Todos) Dios te salve Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. ¡Ea pues!, Señora y abogada nuestra: vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos, y después de este destierro, muéstranos a Jesús: fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María!. Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las divinas gracias y promesas de nuestro Señor Jesucristo. Amén

X. Finalmente, se reza la Letanía de la Santísima Virgen María:

Señor, ten piedad de nosotros
Cristo,ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de nosotros
Cristo óyenos,Cristo óyenos
Cristo escúchanos,Cristo escúchanos

Dios Padre celestial,ten piedad de nosotros
Dios Hijo redentor del mundo,
Dios Espíritu Santo,
Santísima Trinidad, que eres un solo Dios

Santa María, Ruega por nosotros
Santa Madre de Dios,
Santa Virgen de las vírgenes,

Madre de Cristo,
Madre de la Iglesia,
Madre de la divina gracia,
Madre purísima,
Madre castísima,
Madre virginal,
Madre inmaculada,
Madre amable,
Madre admirable,
Madre del buen consejo,
Madre del Creador,
Madre del Salvador,

Virgen prudentísima,
Virgen digna de veneración,
Virgen digna de alabanza,
Virgen poderosa,
Virgen clemente,
Virgen fiel,

Espejo de justicia,
Trono de la sabiduría,
Causa de nuestra alegría,
Vaso espiritual,
Vaso digno de honor,
Vaso insigne de devoción,
Rosa mística,
Torre de David,
Torre de marfil,
Casa de oro,
Arca de la alianza,
Puerta del cielo,
Estrella de la mañana,
Salud de los enfermos,
Refugio de los pecadores,
Consuelo de los afligidos,
Auxilio de los cristianos,

Reina de los ángeles,
Reina de los patriarcas,
Reina de los profetas,
Reina de los apóstoles,
Reina de los mártires,
Reina de los confesores,
Reina de las vírgenes,
Reina de todos los santos,
Reina concebida sin pecado original,
Reina elevada al cielo,
Reina del santísimo rosario,
Reina de las familias,
Reina de la paz,

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
perdónanos, Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
escúchanos, Señor.

Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.

Oremos:
Te rogamos, Señor, que nos concedas a nosotros tus siervos, gozar de perpetua salud de alma y cuerpo y, por la gloriosa intercesión de la bienaventurada Virgen María, seamos librados de la tristeza presente y disfrutemos de la eterna alegría. Por Cristo nuestro Señor.

Amén.

About Rebeca Ortega

Check Also

Prepárate para la mejor oferta de tu vida

Pbro. José Luis González Santoscoy Sabemos que en este mes se lleva acabo el Buen …

Obispo Héctor López será parte de la Pastoral de la Comunicación a nivel nacional

Redacción Monseñor Héctor López Alvarado, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Guadalajara, fue elegido como …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *