Jesucristo no busca familias perfectas

El Arzobispo de Guadalajara, Cardenal José Francisco Robles Ortega, visitó la comunidad del Señor Milagroso, en Magdalena, Jalisco.

Sissi Arámbula Murillo

Como parte de sus visitas pastorales, el sábado 27 de octubre, el Arzobispo de Guadalajara, Cardenal José Francisco Robles Ortega, acudió a la Parroquia del Señor Milagroso, que se ubica en Magdalena, Jalisco.

Ahí celebró la Eucaristía, en la que recalcó la importancia de mantener unidad a la comunidad, invitándolos a formar una gran familia en nombre de Nuestro  Señor Jesucristo, a reunirse con periodicidad, y a rezar el Santo Rosario parar que la paz llegue a los hogares. Además hizo un llamado a reflexionar sobre el tema y la importancia de la familia.

“Nosotros, como discípulos de Cristo, debemos buscar la unidad de la familia, aceptando que nuestras familias son como son, con muchas carencias, defectos y limitaciones, pero siempre deben de permanecen juntas con el propósito de mejorar, con el deseo de afrontar la dificultad, uniendo siempre otras fuerzas para en conjunto salir adelante.

Asimismo señaló que si el seno familiar no es perfecto, no debe desanimarnos, al contrario, debe ser motivo de aliento para caminar y luchar juntos contra todas las carencias y limitaciones.

“El desarrollo de un buen ser humano se da en la familia. Si queremos un mundo en gracia con Cristo, debemos cuidar el primer núcleo, que es la familia”.

Finalmente el purpurado expresó su alegría y gratitud a la comunidad por su recibimiento, y los felicitó por mantener en óptimas condiciones, a la que nombró, como una de las más bellas Parroquias que ha visitado.

Fotos. Alan Becerra Vázquez

About Yara Martínez González

Check Also

Prepárate para la mejor oferta de tu vida

Pbro. José Luis González Santoscoy Sabemos que en este mes se lleva acabo el Buen …

Obispo Héctor López será parte de la Pastoral de la Comunicación a nivel nacional

Redacción Monseñor Héctor López Alvarado, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Guadalajara, fue elegido como …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *