Homenaje póstumo. Con la palabra, se ensalzó “El silencio de los guerreros”

Rebeca Ortega Camacho

Fotos: Luis Daniel Tadeo Velázquez

Familiares, amigos y conocidos del Presbítero Adalberto González González, quien falleció el domingo 26 de agosto de 2018, se dieron cita en el Museo de la Ciudad de Guadalajara, la noche del 3 de diciembre, para rendir homenaje al sacerdote y participar de la presentación de su libro póstumo “El silencio de los guerreros”.

La obra fue presentada por el Maestro Juan José Doñán Gómez y el Presbítero José Refugio Ledesma Jiménez; moderados por el periodista José de Jesús Parada Tovar. Además, se contó con la presencia del Vocero de la Arquidiócesis de Guadalajara y Coordinador de la Pastoral de la Comunicación, Presbítero Antonio Gutiérrez Montaño; el editor de Semanario, Javier Vera Gloria; el Maestro Román Ramírez Carrillo y el Licenciado Ignacio Bonilla Arroyo, Presidente del Seminario de Cultura Mexicana, Corresponsalía de Guadalajara.

Durante la presentación, se relataron anécdotas, se leyeron algunos fragmentos de las semblanzas de “El silencio de los guerreros”, y se deleitó a los asistentes con intervenciones musicales a cargo del Maestro Lorenzo Iván Solórzano, a la Guitarra Clásica.

Obra única y novedosa

El Padre Adalberto pasó sus últimos ocho años de vida en el Nuevo Trinitario Sacerdotal, ahí fue donde nació la idea y se consolidó; realizar una compilación de semblanzas de ameritados clérigos que vivieron sus últimos días en el Albergue Sacerdotal. La obra recopila 32 semblanzas de sacerdotes, más una biografía del autor. “La verdad es que nunca antes, en la prolongada y magnánima Historia de la Iglesia de Guadalajara, se había ensayado un trabajo descriptivo de esta naturaleza, dedicado, con una intención meramente representativa, a Presbiterios de labor edificante y de sufrimiento admirable que han peleado el buen combate, han consumado la carrera y, confiamos, ahora ciñen la Corona de la Gloria”, recita el prólogo del libro, escrita por don Jesús Parada.

“Yo llegué antes que el Padre Adalberto al Trinitario, me nombraron capellán; tantas cosas que llegué a escuchar. Todos los días convivía con él; después de los alimentos, lo llevaba a su cuarto y se fumaba un cigarrito. Nuestra vida fue de muchas bromas, chistes, dichos. Cuando falleció lo sentimos mucho, porque era el amigo de todo el trinitario. Recuerdo que él siempre estaba escribía. Un hombre que quisimos mucho”, señaló el Padre Cuco Ledesma, amigo incondicional de todos los clérigos del Trinitario Sacerdotal; además, compartió varias anécdotas, que provocaron risas entre los asistentes.

Finalmente, el periodista Jesús Parada, agradeció a los presentes y añadió, “la velada literaria y musical, es un homenaje póstumo al literato y Presbítero Adalberto y también por su libro ‘El silencio de los guerreros’, un título que escogido él, como tributo a esos sacerdotes guerreros en la pastoral, en su ministerio y que muchos de ellos quedaron en el silencio”.

El evento fue organizado por la Corresponsalía Guadalajara del Seminario de Cultura Mexicana y la Sección Diocesana de Pastoral de la Comunicación. Al culminar, se ofreció un brindis y a los asistentes se les obsequió la última obra del Pbro. Adalberto González; libro editado gracias al patrocinio del Doctor Honoris Causa, Jaime Enrique Michel Velasco, Director General de Mazapanes de la Rosa.

Otros títulos de sus libros: “Voces secas”, “Tierra adormecida”, “Lo que allí pasó”, “Así eran ellos”, “¡Ni modo que no!”, “Itinerario (Poesía)”, “Dichos alteños”, “De los Congrán”, “De los Arcada”, “¡Ah, que dichos”, “Se alborotó el gallinero”, “Más allá de Allipac”, “Cuentos niños”, “Personajes”, “Todos se nombran, pero nadie se llama” y “El silencio de los guerreros”. (Los libros del Padre Adalberto están disponibles en la librería del Arzobispado, calle Liceo #17, Centro de Guadalajara).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

About Rebeca Ortega

Check Also

Se abrieron dos casas para refugiados y mujeres migrantes vulnerables en Roma

Redacción ArquiMedios Dos casas para mujeres refugiadas nacieron en Roma con niños migrantes y mujeres …

Maitines guadalupanos

Sergio Padilla Moreno Hace días pude platicar con un reconocido científico y profesor en una …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *