Ríos y lagos de Jalisco muy contaminados. Acceso al agua: lucha por un derecho humano básico

Rebeca Ortega Camacho

Este año la recuperación del Lago de Chapala fue notable, la Comisión Estatal del Agua de Jalisco (CEA) informó que desde el inicio de la recuperación el 19 de junio de 2018, el lago recuperó 2.42 metros, colocándose en la segunda posición entre las mejores recuperaciones de los últimos 20 años. Se encuentra a 80% de su capacidad total. La mejor recuperación es la del 2003 con 3.25 metros. (Boletín 235 CEA/ 14 de noviembre de 2018).

Sin embargo, la deficiencia de las plantas de tratamiento, el uso de herbicidas, plaguicidas, la basura, etcétera, son causas de la contaminación en la mayoría de cuerpos de agua y cuencas hídricas de Jalisco; contaminación de tal magnitud que ha provocado enfermedades, y muerte de personas, flora y fauna. Investigadores de la Universidad de Guadalajara (U de G) y agrupaciones ambientalistas han encontrado en Chapala, en los ríos Lerma y Santiago, así como en la Laguna de Cajititlán, una excesiva concentración de compuestos tóxicos, metales pesados y coliformes fecales.

“La contaminación no nada más es del agua, sino del aire y del suelo. La contaminación llega de sustancias tóxicas, pesticidas que utilizamos y que tarde o temprano nos van a repercutir en la salud. – Arsénico, cadmio, mercurio, plaguicidas -, sustancias químicas peligrosas de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), y la mayoría de estas se utilizan en México. Por tal motivo en todas las cuencas donde hay agua, tarde o temprano estas sustancias se van a diluir y van a llegar al agua, a los alimentos, al suelo y al aire.

“Hay dos elementos básicos para poder tratar el agua; sin son bacterias hay que oxigenarla, pero si ya tenemos metales pesados o algunos otros elementos, los sistemas de tratamiento son bastante complicados. Les informo que todas las plantas de tratamiento que hay en Jalisco son para orgánicos, no para este tipo de contaminantes. No es lo mismo hacer una planta para un uso urbano que para uso comercial, que para uso industrial, que para uso agropecuario o para algún uso específico.

“Cada uno de los contaminantes puede llegar a cada parte del cuerpo. La concentración y el tiempo de exposición al mismo organismo, puede generar tarde o temprano un daño, que puede ser sencillo o puede ser grave e inclusive provocar la muerte. ¿Quiénes son los afectados? Los afectados son los seres vivos, vegetales, animales”, dijo el Doctor José Antonio Gómez Reyna, miembro del Observatorio para la gestión Integral del Agua de Jalisco, durante su intervención en la III Jornada de la Ecología.

Elemento tan sencillo y precioso

“El acceso al agua potable segura es un derecho básico, fundamental, universal… urgen proyectos compartidos y comprometidos, gestos que nos encaminen a todos a soluciones para tener acceso al agua, y que sea también digna y segura. Es alarmante y una vergüenza, un pecado social común, porque todo mundo participamos directa o indirectamente, el que por ejemplo, existan cada vez más río muertos, cúmulos de basura que van a dar a los mares, islas grandes de plásticos en el mar. ¿Qué hacemos para dar solución a esto? Con todo esto, estamos orillando a la muerte de lo que nos genera vida y la sostiene, el medio precioso y bendito, del cual dependemos todos”, destacó el señor Cura Miguel Espinosa Villanueva, párroco de San Francisco, Las Pintitas y Asesor Diocesano de la Pastoral Ecológica, encargado del mensaje de apertura de la III Jornada de la Ecología.

El discurso del presbítero, fue un extracto del mensaje del Papa Francisco para la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación (1 de septiembre de 2018), “…deseo llamar la atención sobre la cuestión del agua, un elemento tan sencillo y precioso, cuyo acceso para muchos es lamentablemente difícil si no imposible”, y añadió que, “el agua no puede ser motivo de discordias, de división; por ser un elemento para el bien común, debiera haber para todos”.

Por su parte, el Obispo Auxiliar de Guadalajara, Monseñor Engelberto Polino Sánchez compartió el tema: “La visión de la Iglesia en el cuidado del medio ambiente y la protección de la salud”. En su ponencia, hizo la reflexión de algunos textos Bíblicos, que invitan al cuidado del medio ambiente. “El Papa Francisco nos habla de cómo es importante el cuidado de la ‘Casa Común’, el desafío urgente de proteger nuestra ‘Casa Común’; incluye la preocupación de unir a toda la familia en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar”, y agregó que la Iglesia, a través de las comisiones y grupos laicales se están trabajando en acciones a favor de la ecología.

En el evento, organizado por la Comisión Diocesana de Pastoral Social y Foro Socioambiental GDL, se realizó la mañana del pasado domingo 11 de noviembre en el Instituto Bíblico Católico; participaron activistas, académicos y especialistas en el tema del saneamiento del agua y enfermedades renales; además, se contó con la presencia del Diputado Local, Óscar Herrera.

San Pedro Itzicán y Agua Caliente

Representantes de algunas localidades afectadas por la contaminación del agua, Poncitlán, El Salto, Juanacatlán, Guadalajara, expresaron sus dudas, reflexiones e inconformidades ante la falta de compromiso y atención por parte de las autoridades. Un tema que sobresalió, fue la situación de los habitantes de San Pedro Itzicán y Agua Caliente, poblados del Municipio de Poncitlán, que a pesar de estar ubicados en la Ribera de Chapala, sufren por la falta de agua potable, la enfermedad renal, el desempleo y muchas otras carencias.

Al respecto, el presidente de la Fundación Cuenca Lerma-Chapala-Santiago, Manuel Villagómez Rodríguez, compartió con los presente la lucha que ha emprendido desde hace más de una década para el Saneamiento de la Cuenca Lerma-Chapala-Santiago. Además, se refirió a la situación del suministro de agua en el poblado de San Pedro Itzicán. “Esta lucha nació en 2011, la fundación que presido, puso la queja en Derechos Humanos, quien la mandó a todas las autoridades correspondientes, por dos años nunca hicieron nada. A los dos años nos amparamos y gracias a ese amparo y en parte al activismo de Enrique Lira y que la gente empezó a reaccionar, llegaron funcionarios de alto nivel, el Secretario de Salud, el Secretario de Educación, entre otros, y ya hablaron de darle más atención a los adultos mayores, a las escuelas y a hacer los estudios.

“¿Qué paso?, que los estudios que les han hecho a la gente no son los que estamos pidiendo en el amparo. Nuestra perita es la Dra. Luz María Huerta, ella hizo el cuestionario y está mal, porque había que reconocer, el día que salgan los estudios bien hechos, que hay un problema de salud pública en San Pedro Itzicán; entonces, el gobierno siempre le da la vuelta. Estamos pidiendo en las propuestas, que también sea declarada zona de emergencia sanitaria San Pedro Itzicán y las demás comunidades. La lucha que traemos viene de años, con mucha documentación, viene de fondo y esperemos ahora verdaderamente encontrar un panorama ante estos problemas.

“Ya se hizo el pozo, que bueno, que bueno que los niños se estén alimentando, pero el problema es serio y ahí está. Tenemos muertes casi diario, entre la Cuenca del Ahogado y la Cuenca de San Pedro Itzicán, pero no tenemos respuestas a diario como las estamos requiriendo. Esta lucha está viva y vamos a continuar”, concluyó Manuel Villagómez e invitó a los interesados a consultar la página de internet www.fundacionchapala.org, y descargar gratuitamente, el libro “Sí al Lago de Chapala”.

Por su parte, el Doctor Felipe Lozano Kasten, coordinador del equipo transdisciplinario de investigadores de la Universidad de Guadalajara (U de G), que desde enero de 2016 estudia las causas de daño renal en la comunidad de Agua Caliente, expuso algunas de los resultados que se han obtenido.

“Decidimos empezar con los niños (kínder, primaria y secundaria), porque están en una gran exclusión social. En enero de 2016 fuimos a la comunidad y empezamos a preguntarles a los profesores y empezamos a hablar con las familias; y efectivamente sí había niños y adolescentes con enfermedad renal de origen inexplicable para la medicina. Observamos que era una enfermedad que tiene poco tiempo en la comunidad. Estas son comunidades asentadas desde hace más de 400 años; además esto no se está presentando en todas las edades, se está presentando en la tercera generación. Es una situación que afecta a un solo grupo, no afecta a todos.

“También, miramos las condiciones de vida. ¿Cómo viven estos niños?, ¿qué comen?, ¿dónde habitan?, y ¿cuánto ingreso económico tienen? Lo primero que vimos es que hay una desnutrición en el 60% de ellos, desde leve hasta severa. Lo que más nos llamó la atención fue el desarrollo neurocognitivo, solamente el 18% tiene un desarrollo neurocognitivo normal”. Después, se comenzaron las investigaciones para conocer si los niños tenían daño renal y por qué.

“Empezamos a estudiar a los niños cada seis meses. Actualmente vamos en la sexta medición; en diciembre (2018) será la séptima medición. Encontramos que el 50% de los niños orinan proteínas y esto es inusual; inusual en el mundo, esto ya lo publicamos en revistas científicas. Hay un daño renal, y la pregunta es ¿por qué? Y empezamos  a medir la filtración glomerular y lo medimos cada año, para ver como esos niños van avanzando en el daño renal que los va llevando a la Insuficiencia Renal Crónica”, dijo el especialista.

Además, enfatizó que la desnutrición es un factor importante para desarrollar el daño renal; los niños comen alimentos con bajo nivel nutricional y solamente comen dos veces al día. Los investigadores descubrieron que el gasto familiar ronda en los 450 pesos semanales por ocho miembros. “La pobreza y la exclusión social están ahí presentes”. También, descubrieron que el 95% de esas familias cocinan con leña; y los servicios municipales no recogen la basura y las personas la queman, entonces el pueblo está inhalando todo eso.

“Esta gente viven de sembrar maíz, frijol y chayotes y por lo tanto usan agroquímicos; los niños tiran los agroquímicos en sus mochilas y en sus casas los guardan. Son usos y costumbres. No le vamos a echar la culpa al agua, sino al desarrollo socioeconómico en el que viven”. El Doctor Felipe Lozano, explicó que para comparar los resultados, se han hecho los mismos estudios en niños de Autlán y de Las Juntas, y manifestó que las conclusiones son muy contrastantes. En Agua Caliente, “llegamos a la conclusión de que el problema es multifactorial. El problema es muy especial, porque solamente encontramos entre primos hermanos insuficiencia renal; hay un problema de consanguineidad, el 80% de la población tiene solamente diez apellidos”.

Finalmente, el investigador señaló que los estudios realizados son costosos y que la U de G se ha comprometido con esta investigación, incluso ha comprado equipo especializado para realizar las pruebas necesarias. “Esto es un proyecto de largo plazo, de alto costo y de esperar, los resultados no se dan de la noche a la mañana, estamos trabajando. El proyecto mínimo va a tardar cinco años, en enero (2019) va para tres y hemos hecho una serie de acciones. Hemos puesto comedores y cocinas mantenidas por otros grupos, no por el gobierno, donde están los niños comiendo verdura y carne, desde hace un año; y cuando los niños empiezan a subir de peso, 21% del daño renal baja, simplemente con comida, con proteínas.

“Estamos hablando del río Santiago, del río Lerma, no estamos hablando de los que vivimos o habitamos en el Lago de Chapala; pareciera que los culpables son los de fuera y no los de adentro. Hemos visto el lago lleno de lirio, lo hemos visto verde y preguntémonos ¿por qué hoy no tiene?, se ha intentado muchos años acabarlo y no se podía combatir. Ahora no hay, por el turismo como modelo económico que estamos desarrollando en el lago, están tirando glifosato en el agua y lo están combatiendo así, que está prohibido. Hay muchas cosas que están haciendo en contra del lago. Debemos trabajar más con los municipios que están alrededor del lago, antes de meternos más lejos, porque ahí es nuestra jurisdicción como estado de Jalisco”, concluyó el Dr. Felipe Lozano.

 

De acuerdo con la Gerencia Regional Lerma-Santiago-Pacífico de la Comisión Nacional del Agua; el Lago de Chapala forma parte de la Cuenca Lerma-Chapala-Santiago que inicia al suroeste de la ciudad de Toluca con el nacimiento del Río Lerma y continúa su recorrido por el Estado de México en la región noroeste y se torna en línea divisoria para los estados de Querétaro y Michoacán a través del estado de Guanajuato. “Posteriormente se localiza en los límites de Jalisco, Michoacán y Guanajuato para desembocar en el Lago de Chapala a través de un recorrido de aproximadamente 734 kilómetros. En la parte noroeste del Lago de Chapala, cerca de la población de Ocotlán, nace el Río Santiago, el que después de recorrer 460 kilómetros a través de los estados de Jalisco y Nayarit desemboca en el Océano Pacífico”.

 

“Recemos para que las aguas no sean signo de separación entre los pueblos, sino signo de encuentro para la comunidad humana”, Papa Francisco. (Mensaje para la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación).

About Rebeca Ortega

Check Also

Se abrieron dos casas para refugiados y mujeres migrantes vulnerables en Roma

Redacción ArquiMedios Dos casas para mujeres refugiadas nacieron en Roma con niños migrantes y mujeres …

Maitines guadalupanos

Sergio Padilla Moreno Hace días pude platicar con un reconocido científico y profesor en una …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *