Foto: Daniel Tadeo

Hablemos con Dios de ecología

Karime Ramos Godoy

Como católicos, es habitual que hagamos oración, desde pequeños nos enseñaron que es el medio para hablar con Dios; algunas veces lo hacemos diario, pedimos por necesidades, salud, por nuestros hijos, damos gracias por las bendiciones que recibimos, pedimos por necesidades de familia y amigos, ponemos dificultades en manos de Nuestro Padre.

Pero, ¿Cuántas veces hemos orado por la mejora de nuestro medio ambiente? ¿Por ayuda para valorar la naturaleza o por guía para cuidarla y para inculcar esa necesidad de cuidado del entorno en nuestras familias?

San Francisco de Asís nos dio la pauta para esta clase de oración, una oración diferente, por el bien de y para todos.  Para que viviéramos cuidando de todos los seres que habitamos el planeta, respetando y dignificando a cada uno.

Su Santidad el Papa Francisco, en su encíclica Laudato si, nos deja dos oraciones, en esta ocasión quisiera compartir una parte de ambas para guiarnos a una reflexión en particular por nuestro entorno.

“( …) Toca los corazones de los que buscan sólo beneficios a costa de los pobres y de la tierra. Enséñanos a descubrir el valor de cada cosa, a contemplar admirados, a reconocer que estamos profundamente unidos con todas las criaturas en nuestro camino hacia tu luz infinita.”(Oración por nuestra tierra, Laudato si, p. 161.)

“Señor, tómanos a nosotros con tu poder y tu luz,para proteger toda vida, para preparar un futuro mejor, para que venga tu Reino de justicia, de paz, de amor y de hermosura. Alabado seas. Amen.” (Oración cristiana por la creación, Laudato si, p. 163). Oremos por algo quizá, diferente, pidamos luz para saber ver a Dios en toda la creación, en cada parte de la naturaleza, por fortaleza y prudencia para cuidarla, respetarla y educar en su conservación, caridad para entender la responsabilidad social que nos apremia, y, agradezcamos por tener otro día para respirar, para admirar y contemplar la belleza y los beneficios que nos representan los recursos naturales. Hagamos oración por la creación, después de todo, orar es hablar con Dios, hablemos entonces, con Nuestro Padre, sobre nuestra casa común, Su casa también.

About Arquimedios

Check Also

Enseñar a Vivir. La resurrección de Cristo desde la Evangelii Gaudium

Mtro. Fernando N. Sánchez Martínez*  Nos encontramos en la celebración más importante para todos los …

Lo mejor está por venir

Querida Lupita: Veo que las cosas van mal a todos los niveles. Aumenta la violencia, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *