El Santo Padre dirigió su discurso a las autoridades panameñas / Foto: Vatican News.

Papa Francisco se reúne con autoridades de Panamá

El Santo Padre señaló que la juventud reclama autoridades comprometidas con la sociedad.

Redacción ArquiMedios

En su segundo día de actividades para participar en la Jornada Mundial de la Juventud, el Papa Francisco se reunió con las autoridades y cuerpo diplomático de Panamá en el Palacio Presidencial, donde se realizó una ceremonia de bienvenida que fue encabezada por el Presidente de la República Juan Carlos Varela Rodríguez.

Durante el encuentro se hizo un intercambio de regalo, como se acostumbra ejecutar siempre que el Santo Padre visita una nación. El Papa regaló un cuadro con la Medalla del Viaje Apostólico de la artista italiana Daniela Longo. En ella, está diseñado el escudo de armas del Papa Francisco, así como la imagen de Santa María La Antigua, patrona de Panamá, representada con el niño Jesús en el brazo izquierdo y una rosa en la mano derecha, ambos con la corona en la cabeza. Detrás de la Virgen, sin embargo, se encuentra la fachada de la Catedral Basílica de Panamá y alrededor la inscripción en latín de la XXXIV Jornada Mundial de la Juventud. El logotipo elegido para esta JMJ también aparece, concretamente en el manto de la Virgen, coincidiendo debajo de los pies del niño Jesús.

Juventud espera congruencia de las autoridades

En su discurso a los líderes de la sociedad civil, Su Santidad señaló que la juventud reclaman a las autoridades ser congruentes, ya que “el servicio público es sinónimo de honestidad y justicia, y antónimo de cualquier forma de corrupción”.

“Las nuevas generaciones, desde su alegría y entusiasmo, desde su libertad, sensibilidad y capacidad crítica reclaman de los adultos, pero especialmente de todos aquellos que tienen una función de liderazgo en la vida pública, llevar una vida conforme a la dignidad y autoridad que revisten y que les ha sido confiada. Es una invitación a vivir con austeridad y transparencia, en la responsabilidad concreta por los demás y por el mundo; una invitación a llevar una vida que demuestre que el servicio público es sinónimo de honestidad y justicia, y antónimo de cualquier forma de corrupción. Ellos reclaman un compromiso, en el que todos ―comenzando por quienes nos llamamos cristianos― tengamos la osadía de construir una política auténticamente humana que ponga a la persona en el centro como corazón de todo; lo cual impulsa a crear una cultura de mayor transparencia entre los gobiernos, el sector privado y la población toda, como reza esa hermosa oración que ustedes tienen por la patria: ‘Danos el pan de cada día: que lo podamos comer en casa propia y en salud digna de seres humanos’ “, afirmó.

About David Hernández Cruz

Check Also

La Iglesia es la que nos lleva Cristo

Juan López Vergara La Iglesia es la que nos lleva Cristo Hoy celebramos el núcleo …

Un año de bendición

Este domingo de Resurrección, los Obispos auxiliares de Guadalajara cumplen su primer aniversario de ordenación …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *