IX Congreso para Divorciados: Para que las personas separadas encuentren la paz

Será un fin de semana con atención espiritual, psicológica y jurídica que buscará orientar a las personas que han decido que no es posible continuar con su matrimonio.

Sonia Gabriela Ceja Ramírez

Los días 16 y 17 de febrero, atendiendo la  invitación del Papa para atender, escuchar, acompañar e integrar a las personas separadas o divorciadas, se llevará a cabo el IX Congreso para Divorciados, Separados, Divorciados vueltos a casar y Parejas en Crisis, que organizan tanto la Pastoral Familiar de la Arquidiócesis, como la parroquia de Nuestra Señora del Sagrario.

El Congreso tendrá lugar, como es ya tradicional, en el Colegio Reforma (Silvestre Revueltas #1143), a espaldas de la parroquia de Nuestra Señora del Sagrario.

Que el Señor los ayude a ver

“Cada año buscamos un texto bíblico para acompañar a las personas en estas circunstancias, este año escogimos el texto del ciego Bartimeo, este hombre que se encontraba en el camino por donde pasaba Jesús y la gente le decía cállate, pero él gritaba: ¡Señor, ten compasión de mí! hasta que Jesús le dijo, qué quieres que yo haga, y él le respondió, haz que pueda ver”.

El señor Canónigo Luis Enrique Silva Álvarez, párroco de Nuestra Señora del Sagrario, explica que se eligió este texto porque muchas parejas o personas separadas viven como este ciego: “tantas voces, tantas cosas que les dicen y no les dan la oportunidad como al ciego, para escuchar la voz de Jesús.

“Cuando Jesús escucha esa súplica se acerca y empieza a dialogar con el ciego. La invitación a las personas separadas, divorciadas es que se acerquen a la Iglesia”.

Siguen siendo parte de la Iglesia

“El Papa Francisco nos ha pedido que hablemos con el divorciado, la divorciada: escúchenlo, disciernan, acójanlo. Esos serán los temas eje de nuestro Congreso. Hay que sentarnos a escucharlos”.

Exhorta el Sr. Cngo. Luis Enrique Silva

“En cuanto a la parte espiritual, tenemos orientación para que ellos puedan hacer una buena confesión, por ejemplo.

“Va el Tribunal Eclesiástico que es una instancia que la Iglesia tiene para ayudar a estas personas para saber si su matrimonio es válido o pudiera ser declarado nulo.

“En la atención psicológica nos acompañan la Universidad Marista y el Instituto Juan Pablo II”.

Refirió que también habrá asesoría jurídica y legal por parte de abogados de la UdeG así como de la UP.

Habrá además una serie de conferencias.

La separación provoca sufrimiento en las familias

El sacerdote aseguró que el divorcio, además de a la pareja afecta, como es lógico, a los hijos, pero también a los padres de la pareja que se separa. “Es nuestra responsabilidad como Iglesia ayudar a estas personas que sufren”.

Añadió que esta actividad ya es conocida y esperada por las personas, sin embargo exhortó a los lectores de Semanario a invitar a otras personas que no están cerca de la Iglesia pero que están atravesando el trago amargo de la separación matrimonial. “Así como ha habido voces que los han apartado, también queremos voces que los acerquen”.

El padre señala que además del Congreso, durante el año se tienen cuatro talleres con temática similar para apoyar a las personas divorciadas. “Ni el Congreso, ni los talleres discriminan a las personas por su situación social, económica o incluso por cuestiones de religión. Hace unos meses acudió a un taller una persona judía y me comentaba que no había encontrado algo que le diera paz, por lo que ahora promociona nuestros talleres”.

Primero la vida y la dignidad de la persona

El sacerdote dijo que la Iglesia acepta la separación de la pareja cuando, por ejemplo, la vida de uno de ellos está en riesgo por una situación de violencia.

“La Iglesia no se aferra a que las personas permanezcan juntas cuando hay circunstancias, como los vicios, que estaban presentes desde antes de que la persona contrajera matrimonio.

“El tribunal eclesiástico puede determinar si el matrimonio fue o no válido,  si de antemano había algún vicio o un impedimento, por ejemplo, cuando los obligaron a casarse muy jóvenes por un embarazo”.  

Refirió que las personas, antes de buscar la nulidad de su matrimonio, deben buscar un acompañamiento pastoral que los oriente, y añadió que una vez que su matrimonio es declarado nulo, es decir que no existió el vínculo, muchas personas quieren rehacer su vida y contraen matrimonio eclesiástico con una nueva pareja.

Es accesible para todos

El Congreso tiene un costo de recuperación de 200 pesos por persona, lo cual no tiene nada que ver con la calidad de sus contenidos, ya que el sacerdote asegura que para quienes tienen recursos económicos, el costo los hace dudar de la calidad, pero para quienes no tienen recurso, incluso pagar este costo es difícil, por lo que invito a quienes no puedan pagarlo a acercarse a los organizadores para poder participar sin costo alguno.

Están invitados también los matrimonios en crisis (puede ir la persona sola) para que conozcan cómo se vive la realidad de la separación y el divorcio.

Después del Congreso, quienes deseen podrán integrarse al grupo Esperanza para dar seguimiento a su crecimiento espiritual y humano.

A quienes no viven estas circunstancias, el sacerdote los invitó a orar por quienes sí viven esta realidad, así como a motivarlos a acercarse a Dios.

Todos pueden seguir dentro de la Iglesia y algunos sí pueden comulgar

“Hay personas que están civilmente divorciadas o que aun teniendo todos los vínculos ya no viven juntos. Estas personas, divorciadas o separadas, que viven solas, pueden acercarse a confesarse y comulgar.

“Las personas que se separaron o se divorciaron y se juntaron con otra persona, no pueden confesarse o comulgar pero si pueden tener una vida religiosa activa mediante otras prácticas: puede acudir al sacerdote para recibir dirección espiritual, puede realizar su trámite de nulidad matrimonial, puede buscar los sacramentos para sus hijos, puede realizar la Comunión espiritual, puede ser un agente de pastoral, hacer obras de misericordia, realizar apostolados, leer la Palabra de Dios en casa, ir a Misa los domingos, asistir a la Adoración Eucarística y a los grupos parroquiales.

Informes e inscripciones:

Parroquia de Nuestra Señora del Sagrario

Tel. Notaría: 36-13-25-29 WhatsApp: 33-17-48-07-76.

Grupo Esperanza

Cels.  33-22-46-75-25 y 33-39-03-21-55.

About Gaby Ceja

Check Also

Si te cansas de caminar con los pies, camina con el corazón

Querida Lupita: Ya me cansé de ir contra corriente. La televisión mexicana nos da tantos …

¿Qué tan terrenal o tan espiritualmente acciono y reacciono?

Desarrollo Espiritual, VII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO, Ciclo C, 24 de Febrero de 2019. Misericordiosos …

2 comments

  1. Podrían decir quiénes son los conferecistas y con que temas. gracias

  2. Que horario se manejara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *