La tecnología genética desde una perspectiva católica

Rebeca Ortega Camacho

Fotos: Cortesía de la Universidad de Monterrey (UDEM)

En el marco de la 24° Cátedra de Genética y Vida Humana, organizada por la Universidad de Monterrey (UDEM), el Reverendo Kevin FitzGerald, SJ, experto en genética, explicó que la Iglesia no está en contra de la investigación en esta rama de la medicina, al contrario, invita a su desarrollo para analizar su aprovechamiento en beneficio de la calidad de la vida humana.

El Reverendo Kevin FitzGerald, Doctor en Bioética por la Universidad de Georgetown, de Washington, y profesor asociado en John A. Creighton University en la Escuela de Medicina impartió la conferencia “Un enfoque católico a la medicina genómica”, el pasado 17 de enero en las instalaciones de la UDEM en Monterrey, Nuevo León.

“Cuando nosotros hablamos acerca de una perspectiva católica, nosotros automáticamente incluimos la ética. Ser católico es interesarnos, preocuparnos por los demás; ser católico es querer que otras personas vivan una buena vida, así como uno mismo. Entonces, hay partes fundamentales que tenemos que recordar cuando vemos esta tecnología desde la perspectiva católica.

“La Iglesia da un significado especial a la vida humana. No hay nada que sea más importante para nosotros que unos y otros y nosotros mismos. Estamos aquí para amar a Dios y amarnos unos a otros. Para nosotros, el interesarnos en cada uno de los seres humanos desde el inicio de la vida hasta el final, ese es nuestro enfoque. Entonces, ¿cómo podemos tomar esta visión y desarrollarla en respuesta a esta tecnología genética médica de rápido crecimiento? Igualmente, ¿cómo podemos utilizar esa visión de la importancia de la vida humana y traerla a la discusión global?”.

Genética y genómica

El también profesor asociado de Genética del departamento de Oncología de la Universidad de Georgetown, comenzó explicando unos conceptos básicos: genética y genómica. “Siempre escuchamos la palabra ‘genética’, pero también escuchamos la palabra ‘genómica’, entonces, ¿cuál es la diferencia? Cuando ustedes utilizan ‘genético’, generalmente nos referimos a un gen en específico o quizás a una serie de genes que están enlazados, juntos, porque uno afecta al otro y afecta al siguiente; pero ‘genómico’, es todo el conjunto de genes completo, que un ser humano, un animal o una planta tienen. Cuando todo se considere en forma total, eso es genómico; cuando estamos hablando de un gen o un grupo de genes, eso es genético.

“En las últimas décadas hemos podido comprender que la genética y lo genómico son extremadamente importantes, son como las letras y las palabras y los capítulos en el ‘libro de la vida’. Ese ‘libro de la vida’, tiene que ser leído, pero no todo se lee al mismo tiempo; cada célula en el cuerpo lee una parte de ese libro para operar como debe de operar y la forma como sucede es que los genes se encienden y se apagan; y la forma en cómo se encienden y se apagan es lo que ahora llamamos epigenética y epigenómica. Véanlo de esta forma, genómico sería todo el libro, todo el libro de tu ADN y epigenómico, sería el cómo ese libro se va abriendo y qué páginas son las que se leen y cómo se leen, en qué momento, qué tan rápido y cuándo se cierra esa parte del libro. Eso es lo que significan esas palabras.

“Lo que estamos tratando de comprender es, cómo tratar de conjuntar todo esto y cómo poder alcanzar nuestra meta en la vida, que es la salud. Cómo utilizamos esta información, para poder lograr una mejor salud. Una de las cosas que debemos tomar en consideración, es que esta tecnología, que nosotros tenemos ahora en nuestras manos y que actualmente tenemos múltiples formas de poder manipular nuestro ADN, cómo utilizar la ingeniería de nuestro propio ADN o el de los animales o el de las plantas”.

El Sacerdote Jesuita, quien ha centrado su investigación en la expresión anormal de genes en el cáncer y en cuestiones éticas relacionadas con la biomedicina y la genómica médica, señaló que la tecnología genética médica actualmente permite hacer lo mismo que un procesador de palabras “en donde uno pueden cambiar las letras, palabras, oraciones o todos los párrafos completos o todo un capítulo completo, podemos ahora hacer lo mismo mucho más fácilmente, y en una forma mucho más precisa con el ADN humano”.

Definición de salud

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud “es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no meramente la ausencia de malestar o enfermedad”, señaló el Reverendo Kevin FitzGerald y enfatizó que es una definición que ha permanecido por más de 40 años. “Entonces, si ustedes se detienen a pensar en esto, ustedes nunca han estado en un estado de bienestar físico, mental y social completo; de hecho, ninguno de nosotros podemos completar esto. Entonces, ¿por qué se usa esta definición?, en parte se utiliza porque nos da una meta, nunca vamos a llegar ahí, pero por lo menos nos da una trayectoria.

“Una cosa que nos enseña la genética es que, nuestra salud se ha determinado socialmente; lo que terminamos siendo, ya sea enfermos o saludables, depende gran parte de nuestra interacción social”. Posteriormente, el experto en genética compartió algunos ejemplos de lo que pensamos que es saludable y cuestionó a la audiencia, “¿debemos tratar a los niños con estatura bajita – con hormonas del crecimiento-?, la respuesta es que no lo sabemos. ¿Por qué no lo sabemos?, porque – el uso de hormonas del crecimiento – sabemos que hay riesgo de mayor posibilidad de tener diabetes; pero también sabemos que hay riesgo de tener un mal trato en la sociedad si son muy bajitos. ¿Cómo podemos balancear esto? ¿Quién decide qué es saludable y qué no es saludable? ¿Cómo vamos a determinar lo que es una buena salud genómica? ¿Qué es saludable? ¿Quién decide? Ya sabemos que hay mucha diversidad en la población humana. ¿Quién es saludable y quién no lo está?”.

Después, cuestionó si los sordos o las personas que tienen dificultad para escuchar, “¿están enfermos?, ¿necesitamos curarlos? En Georgetown, en una comunidad de sordos hay un gran debate, precisamente al respecto, porque algunos dicen que sí, necesitamos arreglar esto, porque el ser sordo los pone en una desventaja social. Otros dicen que no, la sordera es una diferencia y tiene ciertas ventajas. Una de las ventajas que ellos mencionan es ir en el metro. En la Ciudad de Washington se observan grupos de alumnos, todos sentados juntos, haciendo señas, pero siempre salen en grupos y están cuidándose unos a otros. Entonces ellos han creado una cultura de interdependencia. Esperen, eso es lo que la cultura cristiana debería de hacer, ¿quién está enfermo y quién está saludable?

“Actualmente, en gran parte del primer mundo, el número de niños que nacen con Síndrome de Down ha disminuido enormemente en los últimos 20, 30 años; no porque hallamos hecho algo para curar el Síndrome de Down, sino porque las personas tienen pruebas prenatales y abortan aquellos fetos que ven que tienen Síndrome de Down. Si ustedes han trabajado con personas con Síndrome de Down o en las comunidades con Síndrome de Down, a lo mejor han tenido la experiencia que las personas con Síndrome de Down, son personas con mayor atención, muy amables y amorosas en el mundo. La última vez que yo chequé, no se supone que los cristianos debemos de ser amables, amorosos, ¿quién está enfermo, quién tiene salud?, ¿quién decide?

“Una de las cosas que la genética nos dice, no es que solamente todos somos distintos, sino que todos tenemos nuestras debilidades y fortalezas genéticas, no todas son las mismas. La mayor parte de la salud se determina socialmente. ¿Cómo vamos a decir que hay una meta de un bienestar completo, tanto en el campo social, físico y mental? ¿Quién entre nosotros es el ser humano perfecto, al que todos deberíamos hacer una ingeniería para ser igual?, y ¿quién va a decidir eso?

“La diversidad es algo bueno para la salud humana. Podríamos no verlo, pero cada uno tiene algo bueno en particular que nadie más tiene, nadie es más como tú, genéticamente, mentalmente, físicamente o socialmente. Tú eres singular y eso es algo bueno.

“En 2008, la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó una instrucción (Dignitas Personae. Sobre algunas cuestiones de bioética), es decir, lineamientos de cómo las cosas se pueden utilizar, y tuvo como base a algunas preguntas bioéticas. Esos lineamientos, pueden generar la siguiente conclusión: Si nosotros pudiéramos identificar modificaciones terapéuticas (terapia genética), algo que sepamos que va a ser benéfico para este paciente en particular, entonces si ese cambio puede beneficiar a la persona y eso va a pasar a las siguientes generaciones, eso estaría bien, si es totalmente seguro, de hecho sí es benéfico; pero, tratar de utilizar estas tecnologías genéticas para mejorar al ser humano, para hacerlos mejores en alguna u otra forma, no solamente hacerlos mejores por quienes son, sino tomar quienes son y cambiarlos, porque nosotros pensamos que ellos serían mejores de esta otra forma en lugar de como son, eso es algo que está dirigido incorrectamente, ¿quién va a decidir cuál es mejor?”.

Manipulación del embrión

“Sabemos que en agosto de 2017 se estaban usando embriones humanos, se experimentó en ellos para demostrar que esta tecnología podría funcionar en los embriones humanos. Posteriormente, el Dr. He Jiankui en China, pudo tomar dos embriones humanos de dos niñas y modificarlas genéticamente para tratar hacerlas resistentes al VIH; y sabemos que esas niñas nacieron en 2018.

“Es mi sincera esperanza que nunca sepamos quienes son, porque yo no quiero que esas dos niñas sean expuestas a lo que los medios harían con ellas, esa es una determinación social. ¿Qué va a pasar con sus vidas?, van a ser como si fueran conejillos de indias y van a estar brincando de estación de televisión a estación de televisión, para ser entrevistadas todo el tiempo y cada pensamiento que tengan va a ser expuesto al público para que todo mundo los critique, por hacer qué, nada. En la segunda Reunión Internacional sobre Edición del Genoma Humano (diciembre 2018), decían que lo que se hizo fue irresponsable. Creo que todos podemos estar de acuerdo con esto.

“La Iglesia está tratando de luchar contra algunos de estos problemas. Yo pertenezco a la Pontificia Academia de la Salud, en este grupo de genómicos estamos tratando de ver estos asuntos; necesitamos información, necesitamos escuchar a las personas, y también estamos avanzando en otras áreas. En muchas formas, la Iglesia Católica está más avanzada en el tema, en cuanto se trata de otras religiones, en cuanto a tener políticas y declaraciones en contra de estas tecnologías; en parte por nuestra estructura, porque somos centralizados. Otras religiones no son centralizadas y no pueden conjuntarlo y decir: ‘esto es lo que nosotros pensamos’; creo que es una ventaja y estamos tratando de aprovechar esta ventaja”, concluyó el Dr. Kevin FitzGerald y añadió que en el artículo de su autoría: “Human Genome Editing A Catholic Perspective”, National Catholic Bioethics Quarterly, Spring 2017, se puede consultar para más información.

En las actividades de la 24° Cátedra de Genética y Vida Humana de la Universidad de Monterrey se contó con la presencia de Monseñor Franco Coppola, Nuncio Apostólico en México; Monseñor Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey; Eduardo García Luna Martínez, vicerrector de Ciencias de la Salud de la UDEM y Florencia Infante, presidenta de la Cátedra. (El video de la conferencia está disponible en la página de ArquiMedios).

Magisterio de la Iglesia

  • En marzo de 1987, la Santa Sede publicó un documento titulado Donum Vitae sobre Bioética, poniendo barreras morales a la manipulación genética.
  • En junio de 2006 el Pontificio Consejo para la Familia, publica un documento titulado “Familia y procreación humana”, el texto advierte sobre el peligro que la “manipulación genética” representa por “el uso de los embriones” y por “la intervención por medio de la inseminación artificial o la fecundación in vitro”. 
  • En septiembre de 2008 la Congregación para la Doctrina de la Fe publicó la Instrucción “Dignitas Personae. Sobre algunas cuestiones de bioética”.

About ArquiMedios

Check Also

Un año de bendición

Este domingo de Resurrección, los Obispos auxiliares de Guadalajara cumplen su primer aniversario de ordenación …

Periodismo en tiempos de resurrección

Rebeca Ortega Camacho Reporteros, camarógrafos, columnistas y locutores de medios de comunicación católicos y seculares …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *