Foto: Celia Andalón García

Nuevas y promisorias vocaciones

José de Jesús Parada Tovar

Después de varios años de aspirantado, postulantado y noviciado, tres jovencitas michoacanas profesaron sus votos religiosos en la naciente Comunidad de Trinitarias Discípulas del Camino, que tiene su asiento y centro de apostolado en la población de Santiago Tangamandapio, Michoacán. Ahí, en esa Casa Conventual, el sábado 9 de febrero de este 2019, presidió la Santa Misa y la Ceremonia de Profesión el Pbro. Lic. Francisco Figueroa Cervantes, Vicario General de la Diócesis de Zamora, en representación del Obispo, Don Javier Navarro Rodríguez.

Cabe anotar que esta Comunidad de Religiosas, fundada y encabezada por la Madre Superiora Martha Sánchez Zambrano, tuvo su origen en el año 2000, desprendida de la Congregación de Misioneras Hijas de La Purísima Virgen María, y dio comienzo a sus actividades en la Arquidiócesis de Guadalajara, concretamente en la Parroquia de Jesús Nuestra Pascua, entonces regida por el Sr. Cura Emilio Mercado González, haciéndose cargo de una Escuela Bíblica para adultos y de una floreciente Escuela de la Fe para la atención catequística de cientos de niños.

El amor es plenitud

“La Eucaristía, en los primeros años del Cristianismo, se celebraba en las casas como un signo de unidad y caridad. La Palabra de Dios exige ser escuchada, vivida y compartida, así como el Pan pide ser comido como indispensable alimento espiritual”, puntualizó el Padre Francisco Figueroa al inicio de la Misa y ante la presencia participativa de los padres y parientes de las profesantes.

Luego, en la Homilía, momentos antes de atestiguar la Profesión de Votos de las hasta entonces novicias Marisela Manzo Mateo, Dulce Jazmín Zepeda Zambrano y Ana Lilia López Vega, que emitieron ante él como representante de la Iglesia y ante la Madre Superiora, recalcó: “Consagrarse no es aislarse, sino entregarse y comprometerse. El Amor de Dios es pleno e incondicional. Somos amados por el Señor y perdonados siempre por su Infinita Misericordia. El amor repele el odio y vence las contrariedades y dificultades, por grandes que parezcan”.

Y, en referencia al llamamiento y elección de las mujeres hacia la Vida Consagrada, el Sacerdote enfatizó el privilegio de ellas al responder libremente al Señor, de manera esponsal, y entregándose al servicio de Dios y de la Iglesia. Dijo que el celibato significa retribuir con amor al Amado con plena conciencia, madurez humana y generosidad, al tiempo que el compromiso de desprendimiento implica asumir la pobreza evangélica y el saber vivir alegremente con sobriedad y modestia, así como la obediencia entraña una fe ciega y una entera sumisión a los designios de Dios y al mandato de los Superiores. “En lo sucesivo, ustedes deben seguir trabajando por el Reino, esforzándose en imitar a Cristo pobre, casto y obediente”, sintetizó.

A sugerencia del Celebrante, los papás bendijeron personalmente a sus hijas Religiosas para ratificar y acompañar su Profesión de Votos.

En torno al carisma

La Madre Martha Sánchez expresó que, inspiradas en su carisma de “Mostrar con palabras y con obras que Jesús sigue siendo el único Camino”, las Trinitarias se dedican a la formación humana y cristiana a través de Escuela para Padres; Preparación de Catequistas; Escuela de la Fe mediante Catequesis Infantil y de Adultos, así como Asesoría Psicológica. Han preparado y editado tres textos catequéticos para niños y otros tres para orientación de sus Maestros.

Con la anuencia de Monseñor Carlos Suárez Cázares, Obispo de Zamora, desde 2005 esta Comunidad de Consagradas, que también integran las Madres María Veneranda Celaya Maciel, Claudia Judith Sánchez Zambrano, Teresa García Torres y Sonia Lucila Rodríguez Espinoza, y que aguarda su Aprobación Diocesana como Congregación Religiosa, ejerció su apostolado hasta 2012 en la población de Tancítaro, con extensión de actividades en Cotija, Abadiano, del Municipio de Jiquilpan, y Cerrito Colorado, del Municipio de Miramar.

Ya en Santiago Tangamandapio, las Hermanas Trinitarias Discípulas del Camino despliegan su acción, dentro de la Pastoral Profética, atendiendo en Cursos de Catequesis a un promedio anual de 270 menores y 50 adultos, aparte de cuatro a seis consultas psicológicas por día. Adicionalmente, cada fin de semana se trasladan a Zamora para apoyar, en esa misma labor, a la Parroquia de El Señor de los Milagros, asentada en la Colonia López Mateos, una zona periférica y de grandes carencias y necesidades de todo tipo. 

  • Comunidad de Trinitarias Discípulas del Camino
  • Calle Galeana No. 14, Barrio de Abajo
  • Santiago Tangamandapio, Michoacán
  • Tel. 01-383-5183-276  WhatsApp 3311-4880-53
  • E Mail:  [email protected]

About Arquimedios

Check Also

Inician visitas de la Virgen de Zapopan a templos de Guadalajara

La Patrona de la Arquidiócesis tiene ya su sombrero de peregrina listo para emprender sus …

25° Aniversario de FEF en la comunidad de la Santísima Trinidad

Movimiento de familias, con papá y mamá como educadores de sus hijos Rebeca Ortega Camacho …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *