1er. Domingo de Cuaresma: ¿Cómo vencer las tentaciones?

Desarrollo Espiritual,

I DOMINGO DEL TIEMPO DE CUARESMA, Ciclo C, 10 de Marzo de 2019.

¿Confío en Dios o busco poder, ostentación y libertad absoluta?

Pbro. Sergio Arturo Gómez M. / Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

¿QUÉ NOS DICE DIOS EN ESTE 1er. DOMINGO DE CUARESMA?

Deuteronomio 26, 4-10: Dios enseña a su pueblo a ser agradecido y a entregar las primicias de los frutos de la tierra que Él le ha regalado… Le mostramos gratitud pues reconocemos que Él nos ha hecho pasar por toda la historia de nuestra vida personal y comunitaria…

Salmo 90: El Señor es nuestro refugio y en Él confiamos y, si lo conocemos y amamos, al invocarlo en nuestras angustias nos escuchará y estará a nuestro lado…

Romanos 10, 8-13: Tenemos que profesar una fe en el corazón y confesarla públicamente con nuestra vida: Jesús es nuestro Señor resucitado y por eso tratamos a todos por igual…

Lucas 4, 1-13: Hoy escuchamos el relato de las tentaciones de Jesús en el desierto… Él resistió las tentaciones de inmoderación, de poder y de intento de doblegar a Dios a la propia voluntad… Nosotros estamos llamados a seguirle por su camino de fidelidad y de libertad, seria y responsable…

REFLEXIONEMOS JUNTOS:

En la primera lectura de hoy se nos invita a hacer un recorrido por nuestra historia pasada, como pueblo y como individuos… descubriremos que Dios ha ido guiando nuestra vida aún a través de pruebas, disgustos y peligrosSólo quien reconoce la acción de Dios a través del tiempo se vuelve agradecido, fuerte y generoso… ¿En qué acontecimientos concretos descubro que Dios me fue conduciendo? ¿Reconozco la acción de Dios no sólo en los buenos momentos sino también en medio de la desgracia y el dolor?

La segunda lectura nos recuerda que la fe no es un asunto privado… No, la fe debe notarse; debemos transparentarla a los que nos rodean, se ha de notar en la forma como actuamos superando al mundo y sus costumbres impuestas… Nuestra fe nos debe ayudar a triunfar sobre las tentaciones de buscar el confort, el lujo y el libertinaje sobre todo… ¿Me dejo llevar por las opiniones de la mayoría? ¿Baso mis juicios y opiniones en la Palabra de Dios?

En el Evangelio vemos a Jesús venciendo las tentaciones de realizar su misión por vías fáciles, inmediatas y centradas en sí mismo… Esas mismas tentaciones se nos presentan también a nosotros hoy en día:

La tentación de permitir que los bienes de consumo nos encarcelen y nos esclavicen… Jesús venció rechazando fuertemente esta fascinación y nos invita a que tengamos hambre, no de cosas materiales y mundanas, sino más bien hambre de fraternidad con los hermanos, y hambre de Dios…

La tentación de crear nuestros propios ídolos y de constituirnos en centro del universo… Jesús venció afirmando que sólo a Dios debemos dar culto y quiere que con él adoremos solamente a Dios

La tentación de impresionar y de controlar a los demásJesús venció confiando su vida en las manos de Dios y nos invita a entregar nuestra vida a su cuidado, pase lo que pase, sabiendo en que nunca seremos abandonados por Él y que todo sucede para algo bueno…

¿Cuándo se me presentan estas tentaciones cómo las venzo yo? Al pensar en mi misión en la vida, ¿dejo con confianza que sea Dios el que vaya guiándome?

(Es importante resaltar que Jesús, para realizar su misión, practica señales milagrosas para beneficiar a otros y nunca para impresionarlos, controlarlos o sacar ningún tipo de beneficio personal… Por ejemplo, multiplica los panes o hace curaciones pero luego se oculta y no acepta que le quieran proclamar rey o convertirlo sólo en un mago poderoso… Nunca usa su “poder” para su propio beneficio…)

Al ver cómo el demonio aprovecha el momento de vulnerabilidad de Jesús, después de cuarenta días de no comer y de estar en soledad, entendemos que cuando tenemos necesidades insatisfechas somos más vulnerables y el “demonio” lo sabe y aprovecha para tentarnos…

Por ejemplo, una persona que recién ha tomado alimento y bebida suficiente será más fuerte para controlar sus impulsos de comer, pero quien tiene hambre porque no ha comido, será más débil y podrá sucumbir… De aquí podemos inferir la tarea de irnos observando y completando paulatinamente, tal vez, incluso, atendiéndonos en diferentes áreas de nuestro desarrollo… Otras veces, sentimos que no contamos con lo necesario para luchar y pensamos que se va a quebrar nuestro espíritu.

Por eso, habrá momentos que, como Jesús, voluntariamente, mortifiquemos nuestro cuerpo y ayunemos para dominar nuestras pasiones, que compartamos nuestros bienes para vencer nuestro egoísmo y que dediquemos tiempos a hablar con Dios de lo que requerimos para que Él nos indique el camino a seguir… ¿Descubro algunas de mis necesidades insatisfechas que me hacen más vulnerable? ¿Qué puedo hacer para ir fortaleciéndome desde la fe para resistir las tentaciones de caer en el mal?

Finalmente, queremos insistir en que la Palabra de Dios es la fuente de nuestra fortaleza, en ellas está la respuesta a todo lo que nos desafía en la vida… Nuestro Maestro Jesús, cimentado en la Palabra de Dios y no en las fuerzas de su cuerpo, resistió y venció las tentaciones… Con Él adentrémonos, llenos confianza, en este camino cuaresmal…

PARA ESTA SEMANA TE PROPONEMOS ALGUNOS EJERCICIOS:

1.     El ayuno purifica el cuerpo, fortalece la voluntad y nos ayuda a abrirnos a la acción de Dios y a vencer las tentaciones… El ayuno es como un tiempo de pausa para recuperar el control…

Investiga qué ventajas trae el ayuno…

Compara los tiempos en que controlas bien el cuánto y el qué comes con las veces en que te descontrolas en el comer y el beber… ¿Qué descubro de mí?

¿Qué tan controlado o descontrolado estoy en mi vida? ¿De qué aspectos de mi vida me habla esta experiencia?

¿A veces seré capaz de comer sin saborear? ¿Qué otras actividades realizo, supuestamente para satisfacerme, pero sin disfrutarlas e, incluso, agrediéndome o agrediendo a los demás?

¿Qué adicciones descubro en mí?

¿Cuáles son las necesidades que no entiendo de mí y que me llevan a apartarme de Dios?

2.     Obsérvate más detenidamente y descubre cuáles son tus tentaciones más fuertes en estos días…

3.     Durante esta semana, en la medida en que vayas respondiendo a los ejercicios No. 1 y 2, ve presentando tus reflexiones y descubrimientos al Señor en tu oración diaria…

(Si esta ficha te ayuda, compártela).

Esta ficha, así como las de los domingos anteriores, la puedes encontrar en arquimedios.org.mx, pestaña de “cultura y formación” y “desarrollo espiritual”.

About Gabriela Ceja

Check Also

Enseñar a Vivir. La resurrección de Cristo desde la Evangelii Gaudium

Mtro. Fernando N. Sánchez Martínez*  Nos encontramos en la celebración más importante para todos los …

Lo mejor está por venir

Querida Lupita: Veo que las cosas van mal a todos los niveles. Aumenta la violencia, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *