Cardenal asiste a Pre Pascua Juvenil

El Arzobispo de Guadalajara, José Francisco Robles Ortega, hizo un llamado a que, en esta Cuaresma, no escuchemos voces que en nada abonan al crecimiento personal.

Yara Martínez González

Con la presencia del Arzobispo de Guadalajara, Cardenal José Francisco Robles Ortega, los jóvenes de la Diócesis iniciaron su preparación hacia la Pascua, en un encuentro que, además, estuvo marcado por momentos de oración y de reflexión.

Reunidos en las instalaciones del Colegio Febres Cordero, el pasado sábado, los asistentes participaron en las dinámicas encaminadas a vivir este tiempo con un verdadero compromiso de ver a Cristo en el hermano, como lo señaló el Pupurado durante su mensaje en esta Pre Pascua, organizada por la Dimensión Diocesana de Pastoral Juvenil, a cargo del Pbro. Juan Bojórquez Aguirre.

Durante su participación el Arzobispo de Guadalajara, destacó que en la cultura actual los seres humanos están abiertos a escuchar muchas voces que en nada abonan a crecer como personas, al contrario, sólo polarizan el rencor y la venganza hacia los demás. Por ello hizo un llamado a “bajarle unas buenas rayotas” a esas opiniones, y a poner más atención a lo que Jesucristo quiere decir en esta Cuaresma.

“Vivimos en una cultura en la que escuchamos muchísimo más de lo que nosotros expresamos y ¿saben dónde está este mal y casi diría esta tragedia de nuestra cultura actual? que estamos abiertos a tantas y tanta opiniones que no nos aportan para ser mejores seres humanos (…) Ese tiempo que le dedicamos a escuchar tantas voces bajémosle, bajémosle en esta Cuaresma unas buenas rayotas y escuchemos a Cristo. Él es el camino, la verdad y la vida, démosle la oportunidad de que nos hable, nos rete y nos restituya la verdadera paz”.

Asimismo recordó que Cristo vive en su palabra y a través de los Sacramentos y, dijo, la Cuaresma es un tiempo que invita a meditar las lecturas de los domingos y, sobre todo, a reflexionarlas y compartirlas con aquellos que se encuentran alrededor.

“Les recomiendo que las lecturas, al menos las de los domingos de Cuaresma, las leamos, las releamos y, si es necesario, las volvamos a leer,  las meditemos y extraigamos de ellas lo que Cristo vivo nos está pidiendo. Reconociendo a Cristo en su palabra, poniéndola por obra vamos a ir de la mano de Cristo vivo, que es el camino que nos hace llegar a su paz, para morir con Él y resucitar con Él a la vida nueva”.

Finalmente el Cardenal Robles Ortega hizo una invitación a los jóvenes para que se sumen a la procesión del Domingo de Ramos, que se llevará a cabo el próximo 14 de abril, y partirá, en punto de las 11:30 hrs., del Templo de San José, en el centro de Guadalajara.

Fotos. Yara Martínez

About Yara Martínez González

Check Also

Una primavera de paz

Román Ramírez Carrillo En los campanarios de las iglesias y templos de Jalisco, cada vez …

No me gusta que hablen mal de mí

Editorial de Semanario #1155 El hermano de Porfirio Díaz, Félix, conocido como “El Chato”, fue …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *