Cien días de Enrique Alfaro

Por Jorge Rocha

El gobernador de Jalisco cumplió 100 días como primer mandatario del estado y las primeras evaluaciones sobre su gestión están llegando. También en el caso de Enrique Alfaro hay simpatizantes que avalan completamente el comienzo de su administración y sus detractores lo critican un día sí y el otro también. En este caso me parece que estas posiciones extremas no ayudan a una correcta ponderación y más bien tenemos que señalar que ha sido un comienzo con claro-oscuros.

Desde mi particular punto de vista los aciertos de Enrique Alfaro en estos primeros cien días de gobierno son:

  1. Desde el principio del sexenio de Aristóteles Sandoval varios criticamos la fusión de la entonces Procuraduría de Justicia de Jalisco y la Secretaria de Seguridad Pública porque generaba demasiada concentración de poder y porque no se justificaba este proceso. El tiempo nos dio la razón y el nuevo gobernador entendió que era necesario volver a separar esas funciones. Me parece acertado crear la Fiscalía General y la Secretaria de Seguridad, y aunque todavía no sabemos muy bien sus respectivas competencias, esta primera acción es positiva.
  2. Elevar a rango de Secretaria de Estado a la participación ciudadana y vincularla con la planeación me parece un gran acierto del gobernador de Jalisco, al menos desde lo que conocemos, este sería uno de los rasgos más innovadores de la nueva administración pública estatal y tiene el potencial de generar una relación distinta entre gobierno y ciudadanos.
  3. La gestión de los recursos faltantes para la conclusión de la Línea Tres del Tren Ligero, que ascienden a 4 mil 500 millones de pesos, alivia muchas de las presiones sobre este gobierno y asegura la terminación de uno de los proyectos de infraestructura más importantes de los últimos años y que seguramente cambiará la fisonomía de la Zona Metropolitana de Guadalajara.
  4. El proyecto de saneamiento del río Santiago, considerado uno de los más contaminados de toda América Latina, representa una apuesta por demás importante y urgente para el estado de Jalisco. Esta iniciativa me parece una de las más valiosas en el inicio del gobierno de Enrique Alfaro, ya que podría resolver buena parte de los graves problemas de salud pública de la zona.
  5. El proyecto de reestructuración del transporte público, también me parece uno de los aciertos del inicio de la gestión de Enrique Alfaro, donde no hay mucha novedad en las propuestas, pero apunta a que ahora sí se implementarán las medidas que desde hace años tuvieron que ponerse en marcha. Urge a la Metrópoli resolver este añejo problema.

Ahora bien, los principales errores del titular del Poder Ejecutivo de Jalisco en sus primeros cien días de gobierno, desde mi particular punto de vista, son:

  1. Disolver el Instituto Jalisciense de las Mujeres, donde, en lugar de fortalecerlo y darle mayor autonomía, se optó por incorporarlo en una nueva Secretaría donde la importancia de esta agenda quedaba en entre dicho. Este asunto le generó al gobernador una fuerte ola de críticas y la animadversión de los colectivos de mujeres de Jalisco y algunos del país. Afortunadamente ya empezaron algunas medidas para resolver esta crisis.
  2. Desde su paso por la alcaldía de Guadalajara, Enrique Alfaro tuvo una relación difícil con varios medios de comunicación locales. Durante estos cien días volvieron a aparecer expresiones por parte del gobernador que minan esta relación y que desde mi punto de vista no es una forma correcta de proceder. Es necesario que sea más permeable con la crítica.
  3. Enrique Alfaro comenzó su sexenio confrontando a López Obrador y colocándose como uno de los gobernadores en el país que más levantó la voz contra el Gobierno Federal. Este conflicto a la larga resultó estéril y le trajo al gobernador un desgaste político completamente innecesario. Afortunadamente parece que este periodo pasó y tendremos un año de colaboración entre estos niveles de gobierno.
  4. El gabinete del gobierno de Jalisco tardó mucho tiempo en acoplarse y parece que el inicio de administración ha sido lento. Hay temas que preocupan mucho como el incremento en los homicidios y donde el gabinete de seguridad no ha delineado una estrategia clara hasta este momento. Además, no se encuentra la cuadratura al círculo en el papel que juegan las coordinaciones generales, es decir, hace falta asentarse.
  5. El escándalo de la asistencia del gobernador a un partido de los Lakers de los Angeles, fue el típico caso de una tormenta en un vaso de agua, donde las distintas versiones hicieron crecer un asunto donde Alfaro tuvo algunos raspones políticos completamente innecesarios.

Luego de cien días de gobierno, Enrique Alfaro tiene un escenario óptimo para tomar de mejor forma las riendas de la administración pública estatal, con un gabinete más acomodado, con el conflicto con el gobierno federal en un impasse y con el problema de los recursos para Línea Tres resuelto.

Correo electrónico: [email protected]

About Arquimedios

Check Also

Una primavera de paz

Román Ramírez Carrillo En los campanarios de las iglesias y templos de Jalisco, cada vez …

No me gusta que hablen mal de mí

Editorial de Semanario #1155 El hermano de Porfirio Díaz, Félix, conocido como “El Chato”, fue …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *