Foto: Vatican Media

Francisco explica el significa de la oración “danos hoy nuestro pan de cada día”

Redacción ArquiMedios

En su Audiencia General impartida en la Plaza de San Pedro a los miles de peregrinos congregados, el Papa Francisco explicó este miércoles una de las peticiones que se proclaman en la oración del Padre Nuestro, “danos hoy nuestro pan de cada día”.

Su Santidad analizó la segunda parte de esta oración, en la que se presentan las necesidades a Dios, comenzando con una palabra que se escucha constantemente en la vida cotidiana: el pan.

Indicó que esta súplica de pedir el pan “proviene de una evidencia que a menudo olvidamos, es decir, que no somos criaturas autosuficientes y que necesitamos alimentarnos todos los días”.

Además, esta oración no solo engloba el alimento, sino también el hogar, el trabajo, la salud, el agua, entre otras cosas necesarias que dan sustento a la vida.

“El pan que el cristiano pide en oración no es ‘mío’, sino ‘nuestro’. Esto es lo que quiere Jesús. Nos enseña a pedirlo no solo para nosotros, sino para toda la fraternidad del mundo. Si no se reza de esta manera, el ‘Padre Nuestro’ deja de ser una oración cristiana. Si Dios es nuestro Padre, ¿cómo podemos presentarnos a Él sin tomarnos de la mano? Todos nosotros. Y si el pan que Él nos da nos lo robamos entre nosotros ¿cómo podemos llamarnos hijos suyos ? Esta oración contiene una actitud de empatía, una actitud de solidaridad. En mi hambre, siento el hambre de las multitudes, y por eso rezaré a Dios hasta que no obtengan lo que piden”, afirmó el Pontífice.

Antes de concluir, recordó que “los alimentos no son propiedad privada”, sino que debe compartirse, ya que siendo un pan regalado para todos solo lo han comido algunos.

“El pan que pedimos al Señor en la oración es el mismo que un día nos acusará. Nos reprochará la poca costumbre de partirlo con los que nos rodean, la poca costumbre de compartirlo. Era un pan regalado a la  humanidad y, en cambio, solamente lo han comido algunos: el amor no puede soportarlo. Nuestro amor no puede soportarlo; y tampoco el amor de Dios puede soportar este egoísmo de no compartir el pan”, sentenció.

About David Hernandez

Check Also

Enseñar a Vivir. La resurrección de Cristo desde la Evangelii Gaudium

Mtro. Fernando N. Sánchez Martínez*  Nos encontramos en la celebración más importante para todos los …

Lo mejor está por venir

Querida Lupita: Veo que las cosas van mal a todos los niveles. Aumenta la violencia, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *