Atendamos la Laudato Si

Pbro. José Rosario Nuño Hermosillo

Oigamos lo que nos dice el Papa Francisco, en su carta encíclica Laudato Si: “Hace más de 50 años, cuando el mundo vacilando al filo de una crisis nuclear, San Juan XXVIII, escribió una Encíclica en la cual no se conformaba con rechazar una guerra, sino que quiso transmitir una propuesta de paz. Dirigió su mensaje Pacem in Terris a todo el mundo católico pero agregó…  y a todos los hombres de buena voluntad. Ahora frente al deterioro ambiental global, quiero dirigirme a cada persona que habita este planeta”. (Laudato Si, n. 3)

Las tierras agrícolas aledañas a la zona metropolitana de Guadalajara han sufrido, a nuestro ver, grandísima explotación debido a la fabricación de ladrillo de muro y azotea, teja, macetas, vitropiso, alfarería y figuritas para los nacimientos. En los dos años y dos meses que estuve en Santa Isabel, municipio de Tonalá constaté lo anterior, sin detallar lo que, en los últimos cinco años, la operación de ladrilleras y fábricas de  macetas han afectado el suelo y el entorno de las colonias Tateposco, Santa Paula, Hacienda del Real, La Severiana, Jauja y La Punta.

“Ocho años después de Pacem in Terris, en 1971 –señala Su Santidad Francisco- San Pablo VI, se refirió a la problemática ecológica, presentándola como una crisis que es una consecuencia dramática de la actividad descontrolada del ser humano. Debido la explotación inconsiderada de la naturaleza (el ser humano), corre el riesgo de destruirla y de ser, a su vez, víctima de esa degradación. San Juan Pablo se ocupó de este tema con interés cada vez mayor, en su primera Encíclica (Redemptor Hominis), advirtió que el ser humano parece no percibir otros significa dos de su ambiente natural, sino solamente aquellos que sirven a los fines de un uso inmediato y consumo”. (Laudato Si, n. 4)

Los decanatos de San Pedro y Tonalá, animados por los responsables de Pastoral Social, señores curas, Pbro. Ramón Gutiérrez Flores y Pbro. Jesús Alberto Córdoba Rivera,  respectivamente han invitado a atender este llamado con acciones prácticas y sencillas, al momento de elaborar proyectos de vivienda y de artesanía, bajo la premisa de  evitar mayor degradación del suelo.

El Papa Francisco nos dice personalmente que, el ambiente  natural está lleno de heridas producidas por nuestro comportamiento  irresponsable, y que todas ellas se deben al mismo mal, es decir, “a la idea de que no existen verdades indiscutibles que guían nuestras vidas, como si nuestra libertad humana no tuviera límites. (Laudato Si, n. 6)

Si bien en el libro del Génesis encontramos que Dios providente dio al hombre el dominio  sobre la creación (Gn 1, 26s), el Salmo 24 nos recuerda que del Señor es la Tierra y lo que en ella hay y vive (Sal 24, 1-2), la responsabilidad no es menor, la creación es para nosotros y para quienes nos siguen, con quienes tenemos la obligación de dejar un mundo mejor.

About Rebeca Ortega

Check Also

Enseñar a Vivir. La resurrección de Cristo desde la Evangelii Gaudium

Mtro. Fernando N. Sánchez Martínez*  Nos encontramos en la celebración más importante para todos los …

Lo mejor está por venir

Querida Lupita: Veo que las cosas van mal a todos los niveles. Aumenta la violencia, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *