Mi Vocación. Decisión

Pastoral Vocacional

La decisión solamente se puede tomar cuando se ha tenido un encuentro profundo con Jesucristo, cuando se ha mirado a Jesucristo a los ojos, cuando se ha tenido una experiencia profunda que produce un estallido en el interior del joven. Esta, sin duda alguna, es cuando vive esa experiencia; definitivamente, cuando  se va a dar cuenta de los signos y síntomas; el joven va a ser para los demás; el joven va a tener un anhelo, atraído como un imán por el Espíritu Santo, y es ahí donde Él atrae el corazón del joven para decidir; hay una pasión interior, hay una fuerza interior que hace que el joven tenga esa certeza de que Dios lo llama y lo lleva a tomar una decisión. El joven para este momento debe de contar con información acerca de las diferentes congregaciones religiosas, el carisma es muy importante, la espiritualidad con que se identifica, los apostolados que realizan; no deben tener miedo a los apostolados, sin duda alguna en este sentido las etapas de formación van ayudando.

Las congregaciones religiosas, tienen el deber de tener una actitud abierta para que, en el proceso vocacional de discernimiento, vean las cualidades del joven y puedan orientarlo hacia la congregación que más se identifique, de acuerdo a su personalidad, sus cualidades; que tengan en cuenta que Dios da la gracia, para poder desarrollar nuestra vocación en donde Él nos ponga.

Vida consagrada es vida de fe, en ese sentido no nos podemos equivocar; hay mínimos errores en la elección de la congregación, normalmente cuando se acude a una congregación es porque hay una cierta afinidad y Dios en su providencia pone congregaciones que son afines a nuestros valores, nuestros anhelos y deseos, lo más importante es precisamente esa dinámica alegre, gozosa que el joven siente al pensar que su vida es de Dios, todo lo demás se da por añadidura.

Quien se siente atraído de manera apasionada por Jesucristo, entregará su vida, no obstante hubiera inconvenientes de sus padres, de sus amigos, incluso de la persona a la que afectivamente está más ligada, un novio o una novia. Cuando  la atracción por consagrar la vida a Jesucristo es mayor a todo, es ahí donde sentimos que la vocación es un llamado maravilloso.

A quienes nos toca acompañar  esta decisión, tenemos  la responsabilidad ayudar y favorecer, continuar formando y continuar manteniendo la fuerza interior que es el primer amor, Jesucristo, quien le invita a decir sí, y para siempre.

Papás, amigos, comunidad, sacerdotes y promotores, es su responsabilidad cuidar y dar lo que se necesita para que la respuesta sea fiel y perseverante.

¿Sientes el llamado? Atrévete a encontrarte con Cristo para decidir desde el amor. Vive con nosotros un pre-vida:

Tlajomulco los días del 6 al 9 de junio – Informes: Hna. Mariana 33 2643 7497

Ocotlán los días del 13 al 16 de junio – Informes: Sor Miriam 33 1070 0244

Zapotlanejo los días del 25 al 28 de junio – Informes: Hna. Maricela 33 3142 9976

Zapopan los días del 11 al 14 de julio – Informes: Sor Mónica 33 2221 6786

About Rebeca Ortega

Check Also

Enseñar a Vivir. La resurrección de Cristo desde la Evangelii Gaudium

Mtro. Fernando N. Sánchez Martínez*  Nos encontramos en la celebración más importante para todos los …

Lo mejor está por venir

Querida Lupita: Veo que las cosas van mal a todos los niveles. Aumenta la violencia, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *